9 de abril de 2010

El descanso


Transcurrido el tramo de camino que el caminante decidió tomar, toma la decisión de parar para descansar y reponer fuerzas.

Un dia precioso tenia sobre si , lucia el sol , el cielo azul, rodeado de campos llenos de colores y tonos se sentó y de la mochila sacó algo de alimento y agua.

El canto de unas avecillas hacia del entorno un lugar tranquilo y el aire fresco que se respiraba alli , daba una sensación de calma al viajero , que sin lamento alguno despues de larga caminata , se disponia a disfrutar de un descanso.

El tiempo se paro por momentos , en ese plazo parecia que no discurria el reloj y sin darse cuenta entró en un profundo sueño.

Todo lo que en ese lugar habia pertenecia a la madre tierra y el viajero fue parte de todo fue uno más con todo lo que alli habia.

4 comentarios:

Mayte® dijo...

Tu mundo de sueños lo noto cercano.

Tus colores diáfanos son compartido y me gusta leerte y viajar en sueños a tu mundo de colores.

Besitos agradecidos

D'MARIE dijo...

Sos un remanso de ternura soñador.Siempre dejas cosas frescas que pensar..Maravilloso!!
Besiss

Tarzánnnnn dijo...

Soña...esos momentos si que existen. Creo, es el momento de la incorporación real al universo. Cuando podemos ponernos en contexto natural, el nuestro, el que no solemos ver muchas veces...lamentablemente. Gracias, Soña. Un aporte muy bueno el tuyo. Abrazo - tzn

scarlet2807 dijo...

Soñador, me transportas a tu mundo de ensueños.
Gracias, desde lo más profundo de mi alma...

Un gran beso, Scarlet2807

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...