12 de abril de 2010

AMANECER


La tormenta marchó, dándole paso a la calma
como se va la noche saludando el amanecer

El dolor también se va lentamente
devolviéndome , no aún la felicidad
solo la paz tan esperada y anhelada

Los tenues rayos del sol entran en mi vida
sanando viejas heridas...
y dándole el calor y la fuerza necesaria para continuar

Todo en mi, amanece , despierta, renace.

La fe perdida, la ilusión abandonada

La risa y alegría olvidadas
Scarlet2807

9 comentarios:

Mayte® dijo...

Siempre que te leo, acude a mi una especie de calma.

No se cómo explicarme, porque no siempre tengo palabras, pero me produces mucho sosiego y mucha paz.

Me encanta leerte lokita.

Besitos a la distancia

Eric_sbn dijo...

Bienvenida a la Vida!!

Un abrazo y un millòn de besos!

tu amigo

siempre

Eric_sbn

Miranda dijo...

Scarrr:

Bien dicen que "después de la tormenta viene la calma", me da gusto saberte más tranquila.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

Soñador dijo...

Muy lindo y positivo mensaje , te ha quedado precioso.Con cuatro lineas de verdad expresas un mundo de sentimientos , eres única.Gracias

Madeira dijo...

Scarl, te siento mejor. Tus palabras transmiten esa recuperación tan ansiada por tí. Me alegro mucho por ello.
Un abrazo

Tarzánnnnn dijo...

Gatita, que bueno sería si tomáramos conciencia de que las tormentas son una parte más de la vida. Que siempre vuelve el sol. Ese camino recorro hoy, niña, y de ahí que te entienda tanto. Te mando un beso grande y me alegra lo tuyo.

SalvaZ dijo...

No desesperes, pronto llegará el próximo tranvía....

junco dijo...

Como alguien dijo.. Todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar
El tiempo pone las cosas en su sitio y lo cura todo (al menos lo alivia bastante)

bessooooss

D'MARIE dijo...

Scar,siempre tan bonita,cortito y placentero,como saborear un delicioso chocolate !!Me encanto !!
Besiss

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...