26 de abril de 2011

Omnes vulnerant, ultima necat


"Omnes vulnerant, ultima necat" es un proverbio latino que, antiguamente, se ponía en los relojes y que quería decir más o menos que cada hora que pasa nos vulnera porque nos vuelve más viejos y que nuestra última hora nos mata.

Pero este proverbio se puede aplicar a muchas más cosas y, retorcida como soy, se me ocurre aplicarlo a los toros y, rizando el rizo, comparar nuestra vida con una corrida.

Se supone que nuestro papel sería el de torero, por aquello de dar la última estocada, la que necat (mata) y cargarnos al toro y luego, cuando nos llegue esa de la que nadie se escapa que es la muerte, cambiar los papeles y entonces ser toro y la muerte torero, la que nos da la última, queramos o no.

Pero no siempre es así porque, a lo largo de nuestra vida, cambiamos, por voluntad propia o por circunstancias, los papeles y pasamos de ser torero a toro y viceversa, a dar o recibir cornadas y/o estocadas.

Pero, como en todo, el rol que juegues en esa corrida que es la vida tiene mucho que ver con tu actitud ante ella, con si te dejas o no torear y, aplicándomelo a mí, cornadas me dejo dar las justas porque, normalmente, al toro lo veo venir y si le dejo arrimarse y darme alguna cornada es sólo para confiarlo para, cuando crea que ya me tiene, darle la última estocada y decirle aquello de: "Omnes vulnerant, ultima necat" ("todas vulneran, la última mata").

Y luego, con el toro muerto, lo que se impone es comerse el rabo en salsa porque está riquísimo y como trofeo, para que nadie olvide que la tuya fue la "necat" y para que el próximo toro se lo piense antes de cornearte pero, eso sí, sin acritud porque, a pesar de todo, el toro es digno de lástima, al fin y al cabo es el que muere y es comido.

13 comentarios:

Lara dijo...

María que lío...cuando nos metemos en uno u otro papel...me pido el de torear siempre, y si se puede cortar orejas, rabo y salir por la puerta grande...

Lo mejor la cita en latín, gracias por ampliar mis conocimientos...Besos

Manases dijo...

No se si hay otro proverbio que dice que no dejemos las cosas para “ultima hora” y ¿si luego se te escapa el pájaro, digo el toro? Por eso no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy o mas vale pájaro digo toro en mano que ciento volando y he dicho………. Que proverbial me he vuelto… besos María

Carmen= wpaa. dijo...

Pues si ,la vida es como una buena faena ella nos reta y nosotros nos defendemos de ella, es un mano a mano ,pero creo que al final gana la vida ,porque ella sigue y sigue y nosotros nos quedamos en el camino .Al contrario que el toro èl se definde ,pero siempre es el gran perdedor, le torean,le banderillean ,le estoquean y mueren y al final al pobre le cortan las orejas y el rabo ....dependiendo.
Por cierto el rabo de toro estofadito esta buenissimo , algo bueno nos deja el pobre.
Besos

Mos dijo...

Yo que el toro saldría corriendo. Cualquiera se enfrenta contigo, paisana.
Las cornadas de la vida vulneran pero la última, esa que tarde mucho en llegar, es la que mata. Cierto.

Pasaba por aquí y vengo a saludarte.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

María dijo...

Lara:

Yo también prefiero torear.

Me gusta el latín, jaja (como soy mayor estudié un poco).

Besos

María dijo...

Manasés:

Como los toros no vuelan es más fácil pillarlos que a los pájaros, jajaja.

Si no fuera por extenderme demasiado te contaría la teoría de ayer de mis hijos para apartar a los toros que cornean a la gente en los encierros, igual lo escribo y nos reimos un poco.

Besos

María dijo...

Wpaa:

El toro siempre pierde, aunque a veces mate a algún torero porque, al final, si no lo matan con el estoque llega la Guardia Civil y le suelta dos tiros y se lo carga.

A mí me encanta el rabo de toro, me sale buenísimo y bien picante.

Besos

María dijo...

Mos:

Más le vale al toro no meterse conmigo, jajaja, que yo soy dura de pelar y puedo ser lo más dulce o lo más borde, según convenga o, más bien, según me obliguen.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Joerrrrrrr...
Muchas gracias por la parte que me toca.

Besos.

María dijo...

Toro:

No te acojones que contigo no va, jajaja, era sólo un ejemplo.

Besos

(Este no vuelve a comentarme, jaja)

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Aquí te dejo otro latinajo, visto en alguna esfera de reloj de carrillón por estos ojitos míos que se ha de comer la tierra: "Transit hora, manent opera" ¡Eres la culta latiniparla! Si vales, bene. Ego valeo.

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias María por deleitarnos con tus letras.
Me ha gustado mucho leerte.
Muchos besos. Rosa.

D'MARIE dijo...

Realmente una genia en expresion..el proposito lleva un fin y veo lo logras,con la inquietud de una escritora..felicitaciones besiss

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...