28 de abril de 2011

TRANSFORMACION



No he cambiado de cara, cambio de actitud;
no he cambiado mi calzado, cambio de rumbo;
no he cambiado mi edad, cambio el mirar;
no he cambiado mi historia... porque ahí está.

He cambiado mi forma de pensar... nada me daba;
he cambiado mi mirar... hay cosas preciosas de admirar;
he cambiado mi actitud ... algo tengo que hacer;
he cambiado mi caminar, ..., hay obstáculos que salvar.

He cambiado sí, hasta mi forma de hablar;
también mi escucha, pues con ella comprender y dar,
he cambiado sí, pero sigo siendo la misma;
porque el corazón es el mismo, sólo que puede dar,
ya que mi actitud hacia la vida ya no es similar.

He cambiado sí, los años me enseñan a cambiar;
los obstáculos se salvan mal, pero en ello la lucha;
y aunque la soledad me acompaña todavía, la gente está,
mas cambiando y caminando, el silencio dejará su lugar.

He cambiado sí, ya no busco el amor para una noche pasar;
mas mi corazón no entiende de amores platónicos,
mas mi entender es la amistad y la sinceridad hallar,
pues con ellas todas las penas son un pasado,
mas cuando confianza en mí tenga, podré entonces lograr.

Autora: Rosa Mª

2 comentarios:

María dijo...

Pero ya estás cambiando para mejor, te lo noté yo ayer cuando hablamos.

Besos

Rosa Mª dijo...

Eso espero querida amiga, aunque no lo tengo muy a favor.
Muchos besos. Rosa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...