Coitus interruptus




Ayer por la mañana iba a lavar unos caracoles que había tenido tres días ayunando para ponerlos al sol en agua y que sacaran la molla y, al cogerlos, me vi a dos de ellos copulando y, la verdad, no tuve valor para separarlos y lo dejé para al cabo de un rato pensando: "pobrecitos, total va a ser la última vez que lo disfruten" y, a continuación, me vino a la cabeza el chiste aquel tan tonto de uno que decía que la mayor ilusión de su vida sería hacer el amor con una vieja y, al ser preguntado por el motivo, respondió que porque seguro que la señora, pensando que podía ser la última vez que se veía en el tema, le pondría tal interés a la cosa que aquello tenía que ser la leche de bueno.

Pero el caso es que entré varias veces a la cocina y ellos a su marcha, no se separaban, y ya me dio por pensar si es que los caracoles eran unas fieras, sexualmente hablando, y entonces me fui al Google a buscar algo de información y, cuál no sería mi sorpresa, que descubrí que cada cópula entre caracoles dura entre 4 y 7 horas (por lo visto son lentos hasta para eso) así que me miré el reloj y me dije a mí misma: "como les he visto a las 9 y ya estaban liados, les doy de plazo hasta la 1 de mediodía que es cuando hace las 4 horas".

Pues dicho y hecho, a la una volví dispuesta a lavarlos y a ponerlos en agua al sol y aún seguían liados, yo los miraba fijamente y ellos ni caso, dándole al temita sin parar así que se me planteó el dilema de si les dejaba tres horas más hasta cumplir las 7 o los lavaba y, egoístamente, opté por lo segundo porque se me iban a pasar las horas de sol y si les hacía sacar la molla con agua caliente no están igual que al sol. Y me dio pena, la verdad, porque pensé que igual iban a tener un coitus interruptus por mi culpa pero, teniendo en cuenta que llevaban como mínimo 4 horas liados (que yo supiera), los lavé y dije: "pues ya que todo el mundo pillara un coito de 4 horas".


P.D. Recomiendo ver el video que es muy tiernoooooo.

20 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Ainsss María hiciste bien jamía, porque mira tú, si se queda embarazada daría más pena digo yo, bueno que lo mismo también es lenta hasta para eso...(a saber)jajajajaja. La de cosas que se aprende buscando información en internet, yo nunca me había hecho esa pregunta, ya no me acuesto sin saber una cosa más gracias a ti.
El video no lo he podido ver ya me falla la conexión cuando tengo ocasión de verlo te lo comento guapisíma.

Un fuerte abrazo y pasa un lindo fin de semana reina.

Carmen ===wpaa. dijo...

El video ,tiernisimo ,pero los caracoles ¡¡¡me dan un asco¡¡¡,ajajja.
¿Y has sido capaz de cocinarlos y comertelos despuesde ver las imagenes?
No , no si buen corazon se ve que tienes ajajajaj, y estomago tambien.
Besoss.

María dijo...

Rosana:

No pierdas la ocasión de verlo, jajaja, yo lo conocía de cuando editaron ese disco y es una monada y hoy me ha venido como anillo al dedo.

Besos

María dijo...

Wppa:

De cocinarlos sí pero de comérmelos no, a mí los grandes no me gustan y estos eran grandes.

Y el corazón que no me cabe en el pecho(bueno sí me cabe porque calzo bien, jajaja).

Besos

iglesiasoviedo dijo...

Me gustan los caracoles, un poco picantes me encantan.
Ya se algo mas de estos apetitosos animalitos y después de saber lo que gozan aun mas.
Un beso.

* Inés * dijo...

Hablando de caracoles, a estas horas habrá dado cuenta tu familia del guiso.
Yo, como tú, disfruto cocinándolos, pero no pruebo ni la salsa. Vienen a opinar a la cocina y sobre eso, añado ese " le falta".
Yo tengo pensado hacerlos en breve, estamos en temporada.
¿Cómo los haces María?.
Mándame la receta, si tienes un ratito.
Me ha enternecido mucho tu gesto, tu escrito y tu originalidad.
Un beso grande.

Rosana Martí dijo...

Maríaaaaa!!!que bonito el video, después de ver esto...¿cómo te puedes comer unos caracóles) uffff. Me ha encantado la canción y todo, que por cierto no conocía.

Besos!!

María dijo...

Iglesias:

Yo le pongo picante a casi todo, es uno de mis vicios, pero soy muy exagerada poniéndolo para el gusto general.

Besos

María dijo...

Inés:

Te la mando por correo y sí viene la temporada, jajaja, los mios de ayer eran los primeros.

Besos

María dijo...

Rosana:

Es precioso pero yo es que soy rematadamente mala y después los cociné, pero no me los como, jajaja.

Besos

Manases dijo...

Dios María te has convertido en una caracolicida, estas condenada, iras al infierno por ello…… oye pero ¿te los has comido? besossssss

María dijo...

Manasés:

Pues vale, como ya sé que no quema no me da miedo,jajaja.

No me los he comido, sólo los cocino.

Besos

chus dijo...

Maria piensa ¿tu no cres que pobres caracoles? cortarle su fiesta para llevarlos a la silla electrica, por dios Maria eso como se enteren puedes tener denuccia por matrato spicologico, y tu querias comer caracoles jajaja. Besos

María dijo...

Chus:

Es que soy malvadaaaaaaaa,jajaja.

Además ¿sabes qué?, desgraciado el animal que cabe por la boca de otro que lleva todas las de perder.

Besos

Lara dijo...

Muy divertida esta entrada...eres observadora,curiosa y muy ocurrente, me gusta la forma que tienes de contar las cosas...y todo lo que se aprende, la receta no te la pido porque no me gustan los caracoles....Besos.

Pd...Podrías haber indultado a la pareja seguro nadie se habria dado cuenta.

María dijo...

Lara:

No los indulto que me toca cuidarlos a mí y la única mascota que me gustan son los perros. Si adopto otras luego tienen "accidentes", jajaja.

Besos

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias María tanto por tu originalidad, como siempre, para escoger los temas, como para tratarlos.
Mi más cálida felicitación.
Muchos besos. Rosa.

María dijo...

Ay Rosa:

Menos mal que tú no me has "acusado", jajaja.

Besos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

!jaja! María, me he divertido con tu forma tan singular de decir las cosas. Pues ya tuviste paciencia, pero chica...¿por qué no les diste la libertad, ante tantas energías amorosas? Total por dos caracoles menos con la poca chica que tienen, bien valía la pena un gesto de compasión !jaja!
Gracias
Con ternura te dejo un beso.
Sor.Cecilia

la MaLquEridA dijo...

¡Awww que miedo! Los caracoles y todo lo que no tenga patas me causa friki pero me ha divertido tu manera de contar la aventura sexosa caracolera je.


Un saludo