17 de abril de 2011

¿De verdad somos todos?

A mí eso de "Hacienda somos todos" siempre me ha hecho mucha gracia, de la de reírme por no llorar quiero decir. Porque Hacienda no somos todos, somos solamente unos cuantos, los que están sujetos a una nómina y los que hacemos la ¿imbecilidad? de declararlo todo.

Y me pregunto lo de imbecilidad porque, visto lo visto, igual sería incluso saludable guardarte unas pelillas e incrementar el plan de pensiones para cuando te llegue la hora de no poder trabajar.

Esta mañana me he desayunado con la última verificación de que Hacienda no somos todos sino solamente unos cuantos porque, a instancias del guardián de nuestras pelas (léase Hacienda), a una señora con una incapacidad total absoluta cuyos dos hijos fallecieron en el atentado de Hipercor el Tribunal Supremo le ha quitado una pensión que, previamente, le había sido concedida aduciendo que:

"Solamente son consideradas víctimas del terrorismo las personas que fueron directamente afectadas por la conducta criminal, pero no quienes padecieron ulteriormente daños personales derivados (o con ocasión) del sufrimiento por las consecuencias del acto que causó el fallecimiento o las lesiones de sus deudos que -estos sí- resultaron verdaderas y únicas víctimas, en sentido legal, del acto terrorista".

O sea, el Tribunal Superior de Justicia le da la razón a Hacienda y confirma que el hecho de que tus dos hijos sean asesinados el mismo día y en un atentado terrorista no te "otorga" el dudoso honor de ser víctima del terrorismo.

Pues no sé si quien ha tomado esa decisión no tiene madre o hijos o entrañas o vergüenza pero, lo que sí sé es que, si mis dos hijos hubieran fallecido en esas circunstancias yo estaría absolutamente incapacitada excepto, quizás, para vengarme y, por supuesto, sería víctima del terrorismo, con pensión o no pero lo sería, diga Hacienda lo que diga.

Y es que, señores de Hacienda y del TS, víctima, según la R.A.E. en su tercera acepción es:


"Persona que padece daño por culpa ajena o por causa fortuita".

y el daño porque te arrebaten vilmente a tus dos hijos a una madre se le supone, como antiguamente se suponía el valor para hacer la mili. Así que, por lo menos, que no le digan que no es víctima, que le digan algo así como: "Sra., no le damos la pensión porque no nos da la gana, porque no está Ud. en riesgo de exclusión social ni es puta o drogadicta o similares" pero, por favor, no le quiten su condición de víctima.

9 comentarios:

Rosa Mª dijo...

Mi querida María, me sumo a tu queja de tanta y tanta injusticia y que se rían de la gente de a pie.
Eso de que "Hacienda somos todos" sólo puede creerlo un hipócrita.
Tu escrito lo dice todo.
Muchos besos. Rosa.

chus dijo...

Esto es vergonzoso- En mi bog tengoporque luego me arrepentgiria jajaja. Besos

Lara dijo...

María si la reconocen cómo victima, le correspondería la pensión y cómo hay que recortar el presupuesto, se lo deniegan y punto.

Una injusticia más...unas veces nos pasamos de solidarios y demás hipocresías...y otras no llegamos.

Te mando un enlace, de un correo que recibí...no tengo ni idea de si es verdad.
http://foro.enfemenino.com/forum/actu1/__f40305_actu1-Carta-de-una-farmaceutica.html

Rosana Martí dijo...

Hay tantas injusticias en este país y en el mundo entero. Yo la considero tan víctima como la que más, así que me sumo a tu protecta y que conste en apta.

Besitos, cuídate mucho y feliz finde reina!

Manases dijo...

Todos somos victimas de este sistema corrupto, mientras los políticos se reparten sus pagas vitalicias y derrochan nuestro dinero en viandas, le niegan el pan y la sal a una victima en este caso por partida doble, no solo le han quitado vilmente lo que mas quería , como fueron sus hijos, si no que también es victima de la falta de respeto, que le han tenido tanto la justicia , como la mal llamada “ hacienda somos todos” mas bien me recuerda como en la Europa medieval los terratenientes , saqueaban todo lo que podían de sus súbditos…. Besos María y sigue denunciando todo estos casos.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Rosa amiga mía, yo también estoy indignada, no tienen entrañas ni vergüenza,si resulta que ahora tendremos que hacer un seguro contra atentados para cobrar como si nos atropellara una moto.
es indignante, a veces me entran ganas de retorcerles el pescuezo, luego me calmo y veo que no está bien, pero una también tiene sus malos momentos.
Con ternura ya calmada, no te me asustes jajaj!!
Sor.Cecilia

TORO SALVAJE dijo...

Lo raro sería que hubiera justicia.
Yo no sé porqué la gente piensa que este país es diferente que una república bananera.
En que se basan?


Besos.

* Inés * dijo...

Qué pena que los recortes de nuestros economistas, tan democráticosellos, hayan incluído a personas como la que nos cuentas.
¿Qué les queda por arrebatar al pueblo, me pregunto yo?.
¿Hará algo la asociación de víctimas del terrorismo por esa mujer?
Estoy realmente indignada, por esa pobre mujer, que añade rabia a su dolor de madre.
Lamentable.
Un abrazo, María.

Mos dijo...

No lo entiendo, paisana. Si ya se la habían concedido a cuenta de qué se la quitan ahora.
Suscribo completamente tus palabras.
Un abrazo desde mi orilla. Mos.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...