1 de noviembre de 2010

Eran para mí

Está saliendo el sol, lo veo desde la ventana de la cocina donde estoy sentada, sola, observando un gran ramo de flores que no recuerdo haber comprado ¿serán para mí? o, quizás, iremos a visitar a su tía a la residencia y ha olvidado decírmelo.. Oscar duerme todavía y, en contra de su costumbre, está en el centro de la cama.

Tengo frío, un frío inmenso en todo el cuerpo excepto en el corazón porque ahí nunca lo siento, tengo a Oscar siempre dentro. Es todo muy extraño, hoy es 1de noviembre y yo voy vestida con un vestido de tirantes y unas sandalias, he abierto mi armario para cambiarme de ropa y no hay nada, absolutamente vacío, en realidad no hay nada mío en la casa, excepto fotos.

No recuerdo nada pero supongo que ayer hacía calor y que esta noche ya iremos a dormir a la nueva casa que hemos terminado de arreglar y Oscar me ha dado la sorpresa de trasladar allí mis cosas.

Ya viene Oscar, entra en la cocina y se prepara un café con leche pero..., ¡qué extraño!, parece como si no me oyera, no me mira ni me contesta, ni siquiera me ha cogido de la cintura para darme el beso de buenos días, además él va vestido de invierno ¿por qué su ropa sí está aquí y la mía no?.

Sigue sin oírme, cuando se toma el café con leche coge el ramo de flores y va hacia el coche que está aparcado en la puerta, entro yo también y, siguiendo mi mala costumbre, no me pongo el cinturón pero hoy no me riñe, sigue callado. Conduce con mucho cuidado y llegamos a un parque que no reconozco, no es el de todos los domingos por la mañana dónde paseamos viendo niños y, mientras acaricia mi barriquita, hablamos de que, dentro de 6 meses, vendremos con el nuestro, con nuestro hijo. Además este parque tiene una puerta, una gran verja que está abierta.

Toma de nuevo las flores y paseamos por el parque, es extraño, hay árboles y plantas pero también hay muchos ramos de flores, no recuerdo haber estado nunca aquí y Oscar sigue sin hablarme, ni siquiera me abraza o aprieta la mano que le cogido.

Llegamos a un lugar del parque y se para y, de pronto, empieza a hablar, me habla a mí pero no me mira, está mirando una placa de mármol y hablándole, y alarga la mano y coloca ahí las flores. Miro yo también y veo que hay algo grabado en esa placa, empiezo por abajo, hay dos fechas y, ¡qué curioso!, la primera es la del día que yo nací, la otra es de hace dos meses; sigo subiendo la vista y veo mi nombre, miro a Oscar para preguntarle y le veo llorar desconsoladamente murmurando mi nombre y, de pronto, entiendo todo.

Las flores sí eran para mí, el parque es un cementerio, la placa de mármol es la que cubre mi tumba, pone mi nombre porque dentro está mi cuerpo y el de mi hijo nonato o lo que quede de ellos, Oscar no me contesta porque no me oye, tengo tanto frío porque estoy muerta y siento ese calor en el corazón porque, aún estando muerta, le sigo amando, eso no ha podido arrebatármelo la muerte, le amaré eternamente.

14 comentarios:

Rosa Mª dijo...

María, me has hecho llorar de emoción. Muchas gracias por estar entre nosotros y por compartir con nosotros tan brillante escrito.
Te quiero mucho. Rosa.

Mayte® dijo...

¡¡¡Jooooooder!!

Anónimo dijo...

Un beso grande María,
me dejas sin palabras con tu escrito.
cuidate
enmatojado.

wpaa. dijo...

Maria , el escrito es precioso,pero no me gusta habla de muerte , y tu estas viva .Reflejas a traves de estas letras pensamientos negativos .
Maria tu estas viva ,tienes aun mucho que dar, ama pero en cuerpo y alma.Ese ramo de flores es vida y en mi humilde opinion deberias de cambiar la historia y darle otro destino.
Perdon por repetir tantas veces "VIDA". pero es asi como en este momento estamos.
Un gran beso y abrazo en este dia .
wpaa.

Madrigal dijo...

Demasiado dolor. Demasiada belleza. Hoy parece que todos estamos doloridos. Cuando nada se puede escribir sin que nos duela el alma y los ojos se vidrien y una niebla húmeda y espesa envuelva la pantalla, lo mejor es callar y seguir a tu lado. Un beso.

María-Murcia dijo...

Wpaa, tesoro, tú no te preocupes por mí, es sólo ficción, yo no pienso morirme, no le doy yo a un hombre la satisfacción de que cobre la viudez, jajaja(además en mi familia no hay ni un sólo viudo).

Lo he puesto en primera persona porque me pareció mejor narrado así y es ese tipo de escrito un poco por conmemorar el día de hoy pero, a partir de esta noche, empiezo con mi línea payasa y erótico-festiva.

Gracias, a todos, os quiero.

Besos

Carmen dijo...

A mí me ha gustado mucho y reafirma mi teoría de que te atreves con todo y de todo sales airosa y con nota.

Un beso

D'MARIE dijo...

Un escrito con mucha fuerza ,con mucha pasion y mucha fe...creo eso esta dentro nuestro compartimiento mental...muy bueno!!
Besis

BONBOM dijo...

María yo se que es un escrito, pero no te puedes imaginar el efecto que me ha echo, he tenido que dejar pasar un rato para tranquilizarme y poder escribirte, porque yo.... si que llegue a estar clinicamente muerta durnte casi dos minutos fué cuando se murio el feto y me realizaron la operación que estube cinco dias en la uvi, y leia tu relato y sentia esa historia como si los protagonistas fuesemos Manolo y yo.

Te quedo muy bonita escrita con mucho tacto, y humanidad.

Un beso

Alejandro dijo...

A mí me encanta este género, y el toque final de inmensa ternura que le has dado me parece genial.

Un saludo

María-Murcia dijo...

Lo siento Bombón, de verdad que he metido la pata sin querer.

Besos

scarlet2807 dijo...

María,te ha quedado genial, como todos tus escritos , me emocionaste
hasta la médula de los huesos...

Un beso, Scarlet2807

BONBOM dijo...

María cielo, no tienes que pedirme perdon ni se te ocurra, tu has escrito una historia ficticia, pero a la vez tan real como la vida misma.
Simplemente yo me vi reflejada en ella, pero tú no me has echo ningun daño, quedate tranquila amiga.

Te quiero Besos

Salva X dijo...

¡María! El escrito es genial, pero esas historias traen "mal fario" que diría un gitano...
Tiens que situar la ficción en el año 2099 y así seguiremos disfrutando mucho tiempo de tus escritos.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...