6 de mayo de 2011

Sin los pies en el suelo




Hoy me he sentado en el escritorio de uno de mis hijos, tenía que imprimir algo y lo he hecho desde su ordenador y, al sentarme, como resulta que el sillón que tiene él en esa mesa es igual que el que tengo yo en mi despacho, ese que hace año y medio que no uso porque estoy con la baja, me he acordado de una anécdota.


Estaba un día trabajando y me llamó mi marido (y socio) para un tema de trabajo. Como se extendía mucho y de siempre le ha molestado que esté tecleando mientras hablamos por teléfono yo me puse a relajarme y a jugar con el sillón que tiene el respaldo basculante.


Y, como de todos es sabido que las mujeres tenemos capacidad para hacer dos cosas al mismo tiempo, incluso pensar, en un momento dado de la conversación se me ocurrió subir los pies a la mesa y, mientras pensaba: "oye qué pies más monos me hacen estas sandalias, y el color de las uñas de los pies ¿qué?, si es que lo he clavado con las sandalias, qué guapa que voy", pues resulta que me dio por balancearme un poco sin pensar que tenía los pies encima de la mesa y, claro, como el centro de equilibrio diseñado para él supongo que lo pondrían para alguien con los pies en el suelo y no sobre la mesa me di el porrazo del siglo.


Caí de espaldas, con sillón y todo claro, y salió el teléfono por un lado y se hizo tres piezas, el collar por encima de la cabeza volando y yo, aunque caí sobre el sillón y el respaldo es muy alto, me desplacé sobre él y di con la cabeza en el suelo y me di el coscorrón del siglo, estuve incluso unos minutos muy mareada. Me salió un chichón enorme pero eso no fue nada, a pesar que estuve unos días con el bulto en la cabeza y que lavándomela o peinándome veía las estrellas, lo malo fue el golpe que me di en la parte baja de la espalda, en lo que llamamos curcusilla.


Ay Dios lo que duele eso, estuve casi 15 días que cada movimiento era un ay detrás de otro y no digo nada para subir escaleras y mi despacho está en el piso de arriba, para más INRI. Se reían de mí ¿cómo no?, aunque decían que era de buen rollito y yo diciendo: "Ya veréis como os pase, ya veréis" pero pasarle, lo que es pasarle, sólo le pasó a mi prima, que se cayó en las escaleras de su casa y le pasó lo mismito que a mí. Cuando me enteré, le dije: "Ay pobre, te duele mucho ¿verdad?" y, cuando me respondió que sí, le dije: "te jodes, donde las dan las toman, hala, a chincharse cada uno cuando le toca".


Pero, eso sí, yo aprendí la lección y, desde ese momento, me siento con los pies bien apoyados en el suelo.

12 comentarios:

andré de ártabro dijo...

A veces no hay mejor lección que la experiencia, tal vez ahora busques otros ángulos para contemplar el hermoso conjunto de sandalias y uñas.
Un beso

Ángel Isidro dijo...

María, leyendo tu relato o historia
he tenido que desviar la atención
del escrito porque lo cuentas con
una naturalidad y gracia, osea me ha hecho reir... perdona sin olvidar
el dolor que te produjo, ¡pobrecita!
pero me ha resultado graciosísimo.
Besos
Ángel.
http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

Rosana Martí dijo...

Uno aprende de sus errores, a mí nunca me ha pasado, porque nunca lo he intentado. Pero es que yo no tengo despacho donde explayarme, así que de eso me libro.

Besitos y pasa un finde super chuli!!

María dijo...

André te aseguro que no lo he vuelto a hacer, jaja.

Besos

María dijo...

Angel:

Esa era la idea que nos riéramos todos un poco ahora que ya no me duele.

Gracias por tu visita, iré a tu blog.

Besos

María dijo...

Rosana:

Prueba con la mesa del comedor, jaja, eso sí yo no me hago responsable.

Besos

chus dijo...

Karia lo que a maiendu una toca c...ria en sande, unh dia precioso de playa, yo, muy digna, me pongo a arreglar laperiona, qye lo duje a mi marido y un amigo comun, me decian mañana, me canse, cogi la escalera y estando yo sola, me cai, perdi rl conociento que renia y mi mridin mr fice ¿po9rque no llamaste a un tecnico, podia decir gracias carino ¡te duele? te caiste por culpa nuetra

chus dijo...

Karia lo que a maiendu una toca c...ria en sande, unh dia precioso de playa, yo, muy digna, me pongo a arreglar laperiona, qye lo duje a mi marido y un amigo comun, me decian mañana, me canse, cogi la escalera y estando yo sola, me cai, perdi rl conociento que renia y mi mridin mr fice ¿po9rque no llamaste a un tecnico, podia decir gracias carino ¡te duele? te caiste por culpa nuetra

c dijo...

Leido asi como lo expones, e imaginando la escena no lo he podido remediar.....jajjaaj,- lo confieso -me he reido un monton.
Aunque el dolor tuvo que ser tremendo y eso si que lo siento..ufff me ha dolido hasta mi...
¡¡¡Si es que siempre hay que pisar tierra firme ,para todo¡¡¡
Besoss

Carmen= wppa dijo...

la C , es de Carmen=wppa, se me fueron los dedos antes de tiempo,ajaja

Manases dijo...

Si cuando yo digo que te estas haciendo mayor…….¿sabes lo peor de todo? No es el dolor físico, si no de que te pillen en el suelo con las piernas hacia arriba… me he reído lo siento besos

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

María, día a día escribes mejor y con más "coña".
No te preocupes, solamente pasó que la luna estaba arriba y tú...debajo. Beso y firmo.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...