1 de mayo de 2011

Come, mamá, que no lleva leche




Hoy es el día de la madre y hoy, mamá, aparte de darte un regalito te voy a decir una vez más eso de "come, mamá, que no lleva leche" y, como siempre, será mentira pero tú te lo creerás y te lo comerás.

Y te lo comerás porque lo vienes haciendo casi un año, el tiempo que vives con nosotros, el tiempo que hace que ya no eres tan tú como antes, el que hace que te empezó a desaparecer la memoria y a aparecerte las manías.

Como la de la leche, eso que parece que te "aprendiste en viernes" que es una expresión supersticiosa de por aquí que significa que lo que se aprende en viernes jamás se olvida y tú, erre que erre, no paras de decir que jamás te ha gustado la leche y que comes yogur porque eso no es leche.

Por eso te engañamos, mamá, y te comes todos los postres que hago excepto el arroz con leche y las natillas y todos, mamá, excepto el tocino de cielo, todos llevan leche. Te mentimos cuando te decimos que mis flanes o mi tarta de queso o mi pan de calatrava o todos los demás no llevan leche, te mentimos también cuando te decimos que las torrijas que te vas a comer tú las he remojado en agua en lugar de en leche.

Pero lo hacemos por ti, mamá, porque, a diferencia de lo que tú recuerdas, sí que tomabas leche. Y también lo hacemos porque te queremos y yo, aunque muchas veces me exasperes y me ponga nerviosa, como esta noche pasada en que, por enésima vez, te despertaste diciendo que había cuatro niñas en tu habitación y que tenían que dormir en casa y no había forma de convencerte de lo contrario y que te durmieras, no sé qué haré el día que tú no estés, el día que no pueda decirte eso de "come, mamá, que no lleva leche".

14 comentarios:

Manases dijo...

Se han cambiado los papeles, antes era mamá la que peleaba con nosotros para que nos comiéramos todas las comidas y como nos disfrazaba las verduras en la comida o como nos hacia el avión de pequeñitos para comernos esa comida que tanto aborrecíamos, o como nos decía que ese jarabe sabia a fresa. Maravilloso homenaje a tu Madre María… Besos

Carolina dijo...

Un escrito que toca lo más profundo del sentimiento. Hermoso homenaje a tu madre.

Feliz día para ti también dulce María.

Un fuerte abrazo y muchos besitos.

TORO SALVAJE dijo...

Me has emocionado.
Profundamente.

Un beso María.
Que pases un feliz día.

Rosa Mª dijo...

María, maravilloso homenaje a tu madre. Me has puesto los pelos de punta.
Yo también te felicito a ti, como madre que eres.
Que pases un hermoso día.
Muchos besos. Rosa.

Rosana Martí dijo...

Hoy no has echo que me ria sino todo lo contrario, muy emotivo mi querida María.

Un beso para tu madre y para ti otro enorme con todo mi cariño.

¡FELIZ DÍA DE MAS MAMÁS!^_^

PD: El poema de mi blog, no es debido a la Feria de Abril, se lo dediqué con todo mi cariño a una madre, y no puedo dar más pista. Cuídate guapa!!

María dijo...

Manasés:

Sí, tenemos los papeles cambiados, ni te imaginas cuanto.

Besos

María dijo...

Carolina:

Gracias, no sé si tú eres mi madre, mis felicitaciones en caso de que lo seas.

Besos

María dijo...

Toro:

Gracias, feliz dia para ti también.

Besos

María dijo...

Rosa:

Gracias, guapa, que lo pases bien tú también.

Besos

María dijo...

Rosana:

Muchas gracias, cuídate tú tambien.

Besos y gracias por la aclaración.

Carmen= wppa dijo...

Te envidio Maria , aun tienes el privilegio de poder abrazar cada mañana a tu madre,puedo imaginar que tiene que ser muy duro cuidar a alguien que ya es como un niño,pero estoy segura que su amor y sus besos compensan todo el sufrimiento.
Bonito reconocimiento y homenaje a tu madre.
Todo mi respeto hacia ella .Para ti y tu madre mis fecilitaciones .
Besos

María dijo...

Wpaa:

Es un privilegio, tienes razón, aunque a veces me vuelva loca, jaja.

Besos y mis felicitaciones para tí también.

Lara dijo...

Hola María...no quería dejar pasar esta oportunidad para animarte, imagino que es una etapa difícil, esta de tener que intercambiar los papeles...veo que intentas llevarlo con humor y paciencia.

Un abrazo ha sido un bonito regalo.

* Inés * dijo...

Creo María, aún emocionada con la lectura que no lo puedes estar haciendo mejor de lo que lo haces. Eres admirable para mí y el amor que demuestras sale de tu corazón.
Me da idea de lo bonito que debe ser un abrazo a tu madre y me enterneces siempre.
Yo, a mi marido, no puedo convencerle de que no lleva leche, el muy pillo la detecta, pero es una manía suya desde chico y nota el sabor disfrazado.
Un gran beso a tu mami y felicidades, Maria por ser tan maja.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...