2 de noviembre de 2010

! LA SEÑORA ! VII


En la hacienda Juana llega a la cocina y se encuentra a Rocío con la música a todo volumen y canturreando, se va hacia ella y, tras apagar la radio, le increpa por su comportamiento.

_Pero ¿estás loca?, ¿Y si entra la señora?, ¿cómo se te ocurre tener la música tan alta?.

_La señora no está, se ha ido por una temporada con los Montoro.

_¿Qué?, ¿pero por quá no has venido a llamarme?.

_ Ella no me dijo que lo hiciera, sólo que te dijera que se iba. Que ya te llamaría desde allí para dar las instrucciones oportunas.

_ Pues llama a Antonio, y dile que venga, pero ya, no te quedes en su cama ahora no es el momento ¿eh?.

_ ¡Vieja loca! ¿Cómo te atreves?.

_ Vamos Rocío, que lo sabe toda la hacienda, no te pongas en plan mártir, corre que es urgente.

Mientras, en el cortijo, Carmela termina de explicarle a Fran su plan y juntos van a hablar con Juan y Trini para contarles lo que ha pasado y lo que quieren hacer.

Una vez terminan de hablar, entre todos traman la mejor manera de organizarlo todo, pues tiene que estar todo muy bien hilado, para que no se note de ninguna manera, que esa boda va a ser diferente…


Antonio llega a la cocina con el ceño fruncido, sabe que tiene que ser algo malo, de lo contrario Juana no le habría mandado llamar y menos con Rocío.

_¿Qué ha pasado?. La señora se ha marchado por una temporada a la finca Montoro.

_¡Maldita sea ¡, ¿y crees que pasará algo?, ¿marcharse así sin avisar es normal?

_ No, pero bueno tampoco tenemos que preocuparnos, en realidad no sabemos qué es lo que ha podido pasar, quizás se deba a una escapada para reflexionar.

_ Si, tienes razón no hay que ponerse nerviosos tan pronto, ¿no ha dicho nada?

_ No, simplemente que llamará para dar instrucciones.

_ Pues sólo podemos esperar.

Dos semanas más tarde aparecen los cuatro en la hacienda. Juana sale inmediatamente a saludar a los recién llegados, especialmente a la señora.

_Qué alegría señora, se le ha extrañado muchísimo.

_Gracias Juana, estoy segura, te lo agradezco de veras, ya tenia ganas de estar en casa, aunque me han tratado divinamente, ahora por favor prepara habitaciones para mis invitados, se van a quedar durante una larga temporada, y mañana vendrán a traerles las maletas ya te ocuparás de todo.

_Por supuesto señora, faltaría más.

_ Otra cosa ¿dónde está Antonio?

_ Pues salió temprano a la parte alta, creo que tenían que reparar la alambrada.

_Bien ¿serias tan amable de decir que ensillen mi caballo?, mientras que mis invitados suben a cambiarse para la cena iré a galopar un rato.

_ Claro, enseguida

_Gracias.

Cuando Antonio la ve llegar sale enseguida a su encuentro, ella lo recibe con una gran sonrisa lo que hace que casi le de un vuelco el corazón.

_Hola Antonio ¿todo bien?,

El mira hacia los lados para estar seguro de que los peones no pueden escuchar lo que hablan y, cuando está seguro, tras quitarse el sombrero en señal de respeto, de cara a los que pudiesen estar mirando, le dice : "creí morir ¿cómo te has podido marchar sin despedirte?, me has vuelto loco de dolor".

Ella recordó como se aliviaba el del dolor en brazos de Rocío, mientras decía estar enamorado de ella, pero ahora ya no importaba, ahora sólo importaba lo que había venido a hacer…

_Tenia que pensar, necesitaba del consejo de mis amigos y, bueno, aquí estoy.

_¡Por Dios ¡dime algo, me estás matando.

_ De momento tenemos que actuar con cautela, nada de decir nada aún, porque esto se llenaría de periodistas y amigos para decirme que estoy loca, he intentar quitármelo de la cabeza y, aunque lo desee, nada de venir a mi habitación…No no digas nada, mis amigos se quedan en la hacienda a ayudarme, pero se merecen un respeto, y tampoco nos podemos arriesgar a que te puedan ver entrar o salir lo comprendes ¿verdad?.

_ Si. Pero es muy difícil estar tan cerca y no tenerte.

_Vamos tú solo piensa en la recompensa

Él se pone en guardia. ¿Qué recompensa?

_La de tenerme después para siempre y para ti solito tonto, jajja podrás aguantar ¿verdad cariño?.

_Bien, ahora te tengo que dejar porque tengo desatendidos a mis amigos y no se deben desatender nunca a los invitados, una cosa más, esta noche cenas con nosotros, quiero que te vaya familiarizando con ellos cuanto antes, al fin y al cabo gracias a ellos me he decidido así es que les tienes que estar agradecidos ¿eh?,  no digas nada, los peones no sospecharán, es normal que después de mi ausencia tengamos que hablar sobre las cosas de la hacienda, la cena será a las ocho sé puntual ¿eh?.

_Carmela…

_¿Si…?
_Nada, no sé qué decir,

_Pues … no digas nada, te espero a las ocho.

A las ocho en punto Antonio llega a la hacienda, Juana, con una sonrisa entre picara y burlona, lo hace pasar al salón donde los otros hombres se levantan a saludarlo y el les da un fuerte apretón de manos, las mujeres se dirigen una miradita furtiva y divertida y también se levantan a saludar al recién llegado, Trini le saluda con dos besos en las mejillas y, al ver que él no sabe como saludarla, Carmela le da un ligero beso junto a la comisura de la boca.

La cena transcurre divertida pues Trini es muy ingeniosa y ocurrente, con lo que consigue distraerlos a todos, hasta el punto de que en momento dado durante el café dirigiéndose a Antonio le suelta:

_ Bueno Antonio, como todos sabemos por qué estás aquí, te voy a echar una mano, supongo que no te habrá dado tiempo de pensar en el regalo de pedida ¿verdad?.

_ ¡Trini!,  ¿cómo se te ocurre mujer?, no es necesario

_ No, la verdad es que bueno yo... no se me ocurre nada, en fin estoy flotando y reconozco que soy muy torpe para estas cosas.

_ Pues no te preocupes que para eso estoy yo aquí, y además te prometo que además de ayudarte con el regalo no le diré a Carmela qué es ni bajo tortura.

La risa fue general y tras la “ riña “ de Carmela a Trini, quedó con ella y Juan para ir mañana a la capital a elegir el regalo de pedida, del mismo modo y en otro coche para no coincidir en nada Fran quedó en llevar a Carmela para elegir el de Antonio y también pasarían a hablar con el alcalde y mirar telas para el traje de novia por lo que se quedarían uno o dos días fuera.

Antonio se despide de los cuatro, tiene que organizar el trabajo para el día siguiente, y Carmela le acompaña hasta el porche, cuando él alarga la mano para cogerla de la cintura, la luz de un cigarrillo cerca de su cabaña le hace apartarse.

Carmela, que también lo ha visto, le dice: ¿esperas a alguien?

_Sabes que no.

_ Mejor, no creo que sea necesario decirte que todo se ha terminado, tus líos amorosos con otras mujeres, si yo me puedo controlar tú también, si no puedes….Lo dices y lo dejamos correr.

_Carmela,  créeme,  te quiero con locura, de veras solo existes tú, lo juro.

_Te creo, son los celos, en fin, hasta dentro de unos tres días.

Cuando llega a su cabaña antes de abrir la puerta empieza a hablar sin volverse ni mirar a ningún sitio, Rocío lárgate, y deja de fumar que te han visto idiota, esta noche no quiero compañía, ven mañana pero más tarde cuando se hayan apagado las luces de la hacienda.

Tras cerrar la puerta Juan y Fran salen de detrás del árbol donde estaban habían salido por la puerta de atrás y era Juan quien encendió el cigarro.

_ Menudo elemento esta hecho este tío, ¿no te parece Fran?

_ Sí, es lo que estaba pensando, oye si incrementáis en unos miles de euros mas el regalo de pedido ¿qué tal?

_Cuando se lo cuente a Trini lo va dejar desplumado,

_No me cabe ninguna duda amigo, ninguna duda, jaja.

Continuará

7 comentarios:

Mayte® dijo...

Marga: me tienes con el alma en vilo con la historia. A ver que regalito le tienen preparado.

Besitoss

Rosa Mª dijo...

Bonbom, muchísimas gracias por tu compañía y por tan bella historia. Me encanta. ¡Enhorabuena por tu capacidad de imaginación y de escribir!.
Con todo cariño, Rosa.

scarlet2807 dijo...

La historia es estupenda y tú más aún, porque escribes divino...
Espero impaciente la poóxima entrega.
Un besote, Scarlet2807

PD: Te quiero amiga

María-Murcia dijo...

Ay que me lo veo desplumado por avaricioso y mala gente, jajaja.

Me tienes enganchada, eres divina.

Besos

D'MARIE dijo...

Bonbom interesante y a seguir esperando...Besis

Salva X dijo...

Desde luego el tipo era listo pero creo que si fue por la lana, saldrá trasquilado.

Carmen dijo...

Interesante, siento curiosidad por la venganza.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...