2 de noviembre de 2010

JAZMÍN


La noche era fría, pese a ser primavera y haber tenido un día muy cálido, eran tan solo las nueve de la noche, y la oscuridad parecía indicar que era más tarde.
Jazmín, se subió lo que mas pudo el cuello de un delgado suéter que llevaba, apuró el paso y pensó que gracias a Dios ya le quedaba solo un mes para terminar el curso de ayudante contable que la empresa le había pagado y lograr el ascenso que tanto había soñado. Pasaría de ser una simple telefonista a formar parte de los administrativos de la compañía, se lo había ganado con su impecable comportamiento , durante dos años.
Apuró el paso hacia el paradero del autobús, sintiendo que el frió calaba por el débil tejido de su suéter y el follaje de los árboles de esa calle que todas las noches recorría , le pareció más tupido y sin saber por qué sintió miedo, un miedo irracional y sin motivo aparente, como nunca la calle estaba muy solitaria, no se veía un alma.
Al llegar al paradero del autobús, que estaba tan solitario como el resto de la calle. De la nada apareció un sujeto, casi no distinguió como era, la tomo por detrás y sujetó firmemente sus brazos mientras amarraba sus muñecas, cruzadas hacia atrás, quiso gritar, pero su grito fue ahogado por un gran parche adhesivo que el sujeto puso tapando su boca, al igual que sus ojos no pudieron ver nada más, cubiertos por lo que ella suponía era una venda. Solo escuchó la voz del hombre, que con un claro acento extranjero, le ordenaba que caminara lo más disimuladamente posible, mientras la abrazaba para guiarla .

Jazmín, sintió que todo su cuerpo temblaba de miedo, mientras hacía lo que el individuo le había ordenado, sentía que los brazos alrededor de sus hombros le quemaban y percibía un agradable olor a perfume que emanaba del cuerpo del sujeto que al parecer era de gran tamaño, ya que ella siendo una mujer de buen porte, se sentía como una cosilla insignificante rodeada de unos fuertes brazos que la pegaban a un cuerpo extraño y desconocido, mientras caminaron unos breves pasos , hasta detenerse y sentir el chasquear de la manilla de un coche abrirse . El individuo, luego del sonido, la introdujo en lo que ella supuso sería la parte trasera del coche y con muy buenos modales le pidió que se recostara en el asiento de forma de no ser vista desde el exterior.
La verdad es que hasta ese momento no había existido gran violencia, salvo las ataduras de sus muñecas , el vendaje de los ojos y el parche de su boca, que le ardía de lo apretado que estaba, ni siquiera la había apuntado con un arma, pero, Jazmín se encontraba paralizada por el miedo y su mente corría a mil por hora, pensando en las diferentes alternativas de lo que serían sus próximas horas, sintió como se ponía en marcha el el coche y un sollozo se ahogó en su garganta..
Continuará...

10 comentarios:

junco dijo...

Muy interesante esta nueva historia ya tengo ganas de leer la continuacion

bessooss chica

BONBOM dijo...

Scarlet empieza con fuerza tú historia, la lees y quieres continuar no tardes.

Besos

Mayte® dijo...

Scarlet...

ya sabes lo bién que se te dan las historias y me alegro que te hayas decidido a narrar una. El comienzo de lo más apasionante. No tardes en poner el resto.

Un beso

Rosa Mª dijo...

Scarlet, no conocía esta fase tuya de narradora y... sólo puedo felicitarte y espero que pronto nos pongas la continuación.
Me ha gustado mucho.
Muchos besos, Rosa.

María-Murcia dijo...

Yo ya me he hecho adicta con la primera entrega, esto promete.

Eres magnífica expresando sentimientos con tus poesías pero te diré que también me encanta cuando narras.

Besos

Anónimo dijo...

Me alegro mucho de que vuelvas a la narrativa, escribes maravillosamente y seguro que esta historia será estupenda, como todas las que contaste.
Muchacha, tu capacidad para relatar es muy buena, de veras que me encanta que escribas ese tipo de historias
un beso muy grande
enmatojado

D'MARIE dijo...

Un buen comienzo,el relato es como trasladar escencias..besis

Calixto dijo...

Scarlet... magnífica y prometedora narración me ha gustado y estoy esperando la continuación, hace ya mucho tiempo que te dije que sifuera editor publicaba toda tu obra.

Saludos de Calixto.

Salva X dijo...

¡Fabuloso chilenita!
Nos tienes a todos intrigados.

Carmen dijo...

Es cierto, ya has sembrado la intriga, espero impaciente el desarrollo.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...