5 de noviembre de 2010

"La Cibeles" La carrera de las manzanas de oro

Atalanta era una hermosa mujer criada en los bosques de Arcadia, tenía bastante fuerza y tenía una gran capacidad atlética para los deportes. Su padre ofreció dar la mano de Atalanta, pero ella, que no quería casarse con nadie, retó a quien quisiese casarse con ella a una carrera, si el pretendiente ganaba se casaría con ella, pero si no, debería morir.

Así, durante un tiempo, Atalanta fue ganando todas las carreras, incluso dando ventajas al pretendiente, y en consecuencia, muchos pretendientes murieron.

Un buen día apareció Hipómenes, que había hablado con la diosa Afrodita, y ésta le dio tres manzanas de oro recogidas del jardín de las Hespérides. El plan era que cuando Atalanta fuese a alcanzarlo, Hipómenes dejase caer una manzana.

El día de la carrera, como de costumbre, Atalanta dejó que saliese primero el pretendiente, y un tiempo después salió ella. Al poco, Atalanta ya estaba a su altura. Entonces Hipómenes dejo caer una manzana. Ella sorprendida, se paró a tomarla y contemplarla, y volvió a la carrera.

De nuevo, poco después, cuando le alcanzaba Atalanta, Hipómenes volvió a tirar otra. Atalanta se paró de nuevo sorprendida y la tomó. Otra vez se fue acercando al pretendiente y de nuevo dejó caer otra manzana, Atalanta volvió a parar, y así consiguió el tiempo necesario para llegar a la meta antes que ella.

Como premio, recibió como esposa a Atalanta. Pero Hipómenes olvidó agradecerle el favor a Afrodita, y ésta se vengó cuando un buen día se encontraban frente a un templo de Cibeles. Les entró un violento deseo de lujuria e hicieron el amor dentro del templo. Cibeles apareció encolerizada, los convirtió en leones, y los puso a tirar de su carro.

Es propiedad: http://www.profesorenlinea.cl/. Registro Nº 188.540

7 comentarios:

Mayte® dijo...

Me alegra mucho que hayas puesto de nuevo el escrito, Wappa. venga de donde venga has hecho un trabajo precioso trayéndolo y compartiendolo.
El hecho de olvidarse de poner un enlace no es motivo de juicios, un error se puede subsanar, y no vale la pena que nosotros, que en definitiva somos quienes nos tenemos cariño, pasemos un mal rato por un descuido involuntario.

Gracias de mi parte por haberlo puesto de nuevo.

Un besote grande Pochola

María-Murcia dijo...

Estoy encantada de que lo hayas vuelto a poner, es un escrito demasiado bonito como para dejar de disfrutar de él.

Sólo había que añadirle el enlace donde figura la autoría del texto.

Besos

wpaa. dijo...

Ahora la añado yo por mi misma.
porque quiero ,porque alguien de mi blog me explico como tenia que hacerlo , sin necesidad de que alguien de fuera viniera a darnos lecciones.

Scarlet2807 dijo...

Me alegro mucho Wppa, es un escrito bellísimo.
Gracias por trerlo y así, poder disfrutar todos de él...
Un beso, Scarlet2807

Salva X dijo...

¡Excelente, te felicito!
Gracias por seguir en la brecha.
Eres una mariposa muy persistente, inteligente y con unos colores maravillosos.
¡Sabía que volverías!

BONBOM dijo...

Wpaa, es un escrito bellisimo, gracias por ponerlo de nuevo, yo no lo lei, y no seria justo por un error privarnos de el gracias.

Besos

Alejandro dijo...

Bonita historia, gracias.

Un saludo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...