7 de noviembre de 2010

SUSURROS

El viento acaricia mi cara,
no sé qué me pide, algo querrá;
mis oídos, abiertos y atentos,
oyen como sopla y sopla sin cesar.

El sol calienta mi cuerpo,
que, tristemente, frío está;
mi corazón, que apenas responde,
sin alegría se queda para mostrar.

El cielo, tan inmeso y azul hoy,
viene a mí reflejado gris y nubloso;
y el día, todavía hasta llegar a su final,
se hace un eterno susurro sin parar.

El mar, tan quiero y sereno,
en mí es como un inmenso sincesar;
mas yo me pregunto hablarle al viento,
pero no puedo, palabras no hay.

Las palabras, tan preciosas y esperadas,
en mí no tiene razón de ser;
mas soy incapaz de hacer ahora un susurro,
mas quizás sea un susurro lo que me venga bien.

La amistad, tan precioso regalo de Dios,
no me falta en ningún momento;
mas cuando malos momentos paso,
allí, sin cesar, me susurran ellos.

Autora: Rosa Mª

5 comentarios:

María-Murcia dijo...

Rosa, anímate tesoro, que ya verás como poquito a poquito todo pasa y ves la luz dónde ahora sólo hay tinieblas.

Ánimo guapa.

Besos

Mati® dijo...

Solo te dejo un abrazo inmenso y decirte que eres divina y escribes como los ángeles.

Un besito

Scarlet2807 dijo...

Yo también te digo que eres maravillosa y que escribes bellísimo.
Muchos besos, te quiero
Scarlet2807

Manases dijo...

Hablar en voz baja también son susurros, que nos ayudan a meditar a reflexionar a reconocer que la vida es maravillosa y que todos los que estamos en este blog somos como un cuerpo y cada uno es un miembro de ese cuerpo ,todos son necesarios , todos son importantes y cuando una parte de nuestro cuerpo sufre todo el se resiente…. Besos Rosa

BONBOM dijo...

Rosa cielo, animo veras como todo pasa, date tiempo, escribes divino, te queremos mucho , estamos todos a tu lado, animo.

Un beset

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...