15 de mayo de 2010

RCUERDOS X


La puerta del armario se encuentraba abierta, el lugar donde Marta guardaba su ropa estaba vacío, hace tres días que se marchó de la casa y de su vida.

Habían mantenido una conversación, donde ella le explicaba que tenía una oferta de trabajo superior a la que tenía y con grandes expectativas en otra ciudad y que la incorporación era inmediata.

Deseaba que él la acompañara y formalizaran la relación que mantenían.

Al tener dudas a lo propuesto por ella, me preguntó si de verdad la amaba, no supe que contestar y ella se dio por contestada sin rebatir en absoluto nada, recogió sus cosas y se marchó, sin que yo hiciera nada para retenerla.

Han sido tres días con preguntas y respuestas, las cuales me han mantenido donde estoy.

Hoy acaba de recibir una carta que no esperaba, algo le dice que el destino ha jugado a su favor, pero siente temor al mismo tiempo.


Carlos sostiene en la mano la carta que acaba de recibir de Cristina, aún no la ha abierto, se siente nervioso, le resbalan lagrimas, la aprieta contra su pecho, la huele, lee repetidamente el destinatario y el remitente, no se lo cree todavía, ¿estaré soñando?

La abre, la lee detenidamente, párrafo a párrafo, letra a letra, una y otra vez, llora, ríe, salta, me quiere ver, quiere que nos veamos , jajajajajajajaajajajajajajjajajaja.

Faltan tres días para el encuentro, serán eternos, no la dejare marchar, esta divorciada, diga lo que diga, y viene aquí, ¡no me importara nada de lo que haya pasado, tan solo la quiero conmigo!

Ten seguridad Cristina, que nada, ni nadie me impedirá que esté en el espigón a la hora acordada, ahí estare, mientras suena esta música en la radio él se deja ir con el pensamiento hacia cristina.

Te amare toda la vida
todos los años, los meses y los dias
todas las horas
y todos los instantes
mientras pueda latir mi corazón.
Te amare toda la vida
todos los años, los meses y los dias
todas las horas y todos los instantes
mientras pueda latir mi corazón.
Tendras las flores de mi amor
En primavera, en el verano
aunmentara el calor con mi pasion
en el otoño.
Cuando las hojas caigan
tendra tu vida
una nueva ilusión
en el invierno
tendra el fuego
de mi corazón.

http://www.youtube.com/watch?v=OEoR0lHIeV0

11 comentarios:

Miranda dijo...

Ayyyyyyyyyyyyyyyy, cuanta emoción!!!, he sentido maripositas revoloteándome en el estomago, porfis no tardes en publicar la continuación de la historia.

Abrazos y cariños sinceros a la distancia.

scarlet2807 dijo...

Fibo, cada véz más emocinante tu relato...
Pero yo quiero decirte algo, tú en un comentario, me dijiste que "nunca te habías enamorado", y éso es una mentira, del porte de una catedral, nadie que jamás se ha enamorado es capáz de escribir algo así...
( preciosa la canción)
Un beso, Scarlet2807

Mayte® dijo...

Amosss, amosss...
Las seis de la madrugada y yo esperando a ver si se terminaba, y resulta, que esto sigue.
Pero vamos a ver. Y mi Carlos?? Cuando se verá libre??

LIA50 dijo...

Fibo, nos tienes expectantes, y subyugadas jajaja Un beso Lia.

Fibonacci dijo...

Estoy enamorado de la vida, de mis hijas, he estado enamorado de las cientos de amantes que he tenido y lo seguire haciendo.
me quedan 50 años de vida aún, así que figurate las veces que amaré todavia.

Pero si ha estar enamorado como se habla en las pelis, nunca lo he estado
aunque si te digo un secreto y sin que nadie se entere, me encantaria conocer ese amor que loan tantas personas.
Un besote Dias de cumple.

Fibonacci dijo...

Jefa, el final ya esta decidido, mañana lo leeras, espero que lo disfrutes.
Un besito

Carmen dijo...

Yo, sencillamente, necesito un final feliz.

Un beso

Ella dijo...

Manda narices, le damos 10 soluciones para la doctora y va y coge otra por puro espíritu de contradicción.

Soñador dijo...

Bueno fibo , debes darle un final bonito, que tienes a estas mujeres, ya extasiadas con tu historia, te lo estas trabajando.A ver como nos sorprendes, gracias

Madeira dijo...

Fibo yo ya te he dicho que tú eres el sabio de la vida. Qué no habrás enredado tú por ahí ¡
A mí me da pena Marta. Me duele que, a veces, cuando no se consigue lo que realmente se quiere, se eche mano de un sustituto que, al cabo del tiempo, queda apartado.
Un abrazo

*Inesperada* dijo...

Yo... espero el final, pero querría uno que nadie espera, teniendo en cuenta a los lectores, algo que sea...inesperado.

Gracias por tu imaginación, en tiempos separados, con idea única.

Gracias,siempre.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...