EL SENTIDO DEL HUMOR

Conchi es una mujer jovial de mediana edad que lleva siete años luchando contra el cáncer. Para mantener a raya los tumores, le han hecho siete operaciones desde que le diagnosticaron cáncer de mama por primera vez. ¿Cómo afronta la situación?
Ella dice que cuando recibe malas noticias siente la necesidad de llorar hasta que consigue desahogarse. Pero de pronto se da cuenta que tiene que seguir adelante y planea hacer cosas que le hagan disfrutar, se ha empeñado en aprender chino y poder irse con su familia y amigos de vacaciones a Borneo.
Ella prosigue: Siempre trato de mantener mi buen humor Bromeo con los médicos, a veces veo películas que me hacen reír y, sobre todo, trato de tener contacto regular con mis amigos y parientes. Tener amigos con quienes reírse es un tónico maravilloso. En una ocasión Conchi justo antes de operarse, algunos amigos y familiares empezaron a contar un incidente gracioso que había sucedido la noche anterior. Luego nos comento que se reía tanto que nunca había entrado en una sala de operaciones tan relajada.
Conchi no es la única que ha descubierto el secreto del buen humor y de la actitud positiva para lidiar con problemas de salud. La medicina moderna también ha empezado a reconocer su valor en nuestra lucha contra el dolor y la enfermedad. Lope de Vega, apuntó: “Si humor gastar pudiera, con más salud sospecho que viviera”. Lo lamentable es que, por lo que se ve, en el agitado mundo de hoy la gente prefiere guardarse el buen humor a gastarlo. Es como si viviéramos en la aurora de la tecnología y en el ocaso del sentido del humor. El libro El arte de la risa dice que, en la sociedad moderna, el homo sapiens ha sido sustituido por el Homo digitalis. Pues a veces la información digital y los ordenadores parecen estar suplantando el lenguaje de la risa, los ademanes y las sonrisas.

Un buen sentido del humor suele ser un medio eficaz de comunicación y una válvula de escape útil para liberar la ansiedad, la tensión o los sentimientos de inseguridad.
Es necesario que no nos centremos en nuestros propios problemas o enfermedades, sino buscarle el lado positivo a cada instante de la vida. Luego, debemos hacer el esfuerzo de pensar racionalmente, rechazando ideas distorsionadas o absurdas que solo agravan nuestra difícil situación. También podemos aprender a mirar las cosas desde un ángulo distinto. No hace falta estar siempre sonriendo o riéndose; los inconvenientes se sobrellevan mejor con verles el lado gracioso.
Como dice mi amiga Conchi, "estar enfermo no tiene ninguna gracia, pero no hay que perder el sentido del humor nunca permito que gane terreno"; está situada en una esquina, no en el centro de mi vida. Hasta ahora no puedo decir que haya vencido el cáncer; aun así, todavía disfruto de la vida, y eso es lo más importante.

14 comentarios:

Ella dijo...

Tu amiga Conchi es una mujer muy sabia, el sentido del humor es fundamental para vivir, nunca, ni en lo momentos más difíciles hay que perderlo. Aun sin conocerla, me permito pedirte que la felicites de mi parte. Dale un gran beso y dile que nunca pierda la esperanza, que todo se puede vencer.

Besos

Mayte® dijo...

Nadie tiene asegurados los dias de vivir. Por lo tanto; hay que intentar sonreir si se puede y seguir luchando hata que queden ánimos.

Gracias por compartir.

Un saludo

wppa dijo...

Cuando hay que atravesar ese largo desierto arido, con la mochila de la enfermedad, hay que llevarla cargada de fe, esperanza, sonrisas, confianza, un toque de humor, y con la esperanza sobre todo que la lucha por la supervivencia, siempre tendra el premio de alcanzar la meta hacia la felicidad.
Algo importante , es no hacer ese camino solo ,si se comparte ese viaje con las personas queridas ,
aquellas que queremos y nos quieren sintiendo el calor cuando haga frio calmando la sed del camino con agua fresca,pero sobre todo sintiendo esa mano amiga y ese abrazo compartido que nos de el calor humano , que en esos momentos se necesita.
TREMENDA historia relatada como tu solo sabes hacer .
Un beso
wppa.

D'MARIE dijo...

Namases,es verdad cielo,el amor y el humor van de la mano,hasta en los momentos mas dificiles.
Muy bueno tu relato.besis

Miranda dijo...

Mannnnnnn:

Hazme el favor de decirle a Conchis que es una mujer valiente, digna de admiración. Me da gusto saber que no se ha tirado a la pena.

Que continúe derrochando sonrisas.

Abrazos afectuosos y sinceros cariños para ti y Conchis.

Rosso dijo...

Hola Manases. Solo es por saludarte y decirte que escribes lindo, a mi estas cosas me pueden.
Un abrazo y que esa amiga salga adelante.

LIA50 dijo...

Manases, sabia reflexion, y sensible texto.Besos Lia.

Negritachile dijo...

tener sentido del humor, solo nos hace vivir un poco más, a tu amiga digo.... mientras ella ríe la enfermedad avanza más lentamente, es asi de simple, un buen humor no solo alegra el día de la persona sino del todo que al lado de él o ella se encuentren... muy lindo de verdad y una pronta recuperación para conchi...

Manases dijo...

creo que hay una pequeña confusion, Cochi no existe todo es fruto de la imaginacion,aunque para ser sinceros, si hay muchas Conchis por el mundo, solo queria con lo que escribi,expresar el estado de animo que muchos sentimos cuando nos enfrentamos a una enfermedad, aunque reconozco que le puese algo de dramatismo....
pido disculpas por la confusion

Ella dijo...

No tienes que pedir disculpas por haberlo escrito tan bien y haber hecho que nos creamos al personaje, en eso consiste precisamente el escribir bien, en hacerlo creíble.

Y tienes razón en lo de que hay muchas Conchis, yo tengo una tía así. Se rió de su cáncer de mama y, tras muchas operaciones, consiguió vencerlo. Aunque me extienda en el comentario contaré una anécdota:

Un día estábamos buceando en la playa y perdió la prótesis mamaria que llevaba, emergió gritando "se me ha perdido, se me ha perdido", un señor que anda por allí cerca le dijo: "Sra. si me dice lo que ha perdido le ayudaré a encontrarlo", ella, muy seria, le respondió: "Sr. he perdido una teta, le agradecería mucho que me la devolviera". El Sr.se quedó de piedra pero la buscó, se la entregó y ella se la colocó debajo del bañador como si tal cosa, para ella era y es lo más normal del mundo.

Madeira dijo...

Manases hay que tener mucha fortaleza para afrontar las enfermedades así.
Sea real o no Conchi, nos has hecho pensar.

Un abrazo

En lo único que disiento es que a mí el "mundo digital" me aporta muchísimos momentos de alegría, de estímulo y, desde luego, humor.

BOMBÓN dijo...

Acaso ay algo mejor, que vvir lo que nos queda con una sonrisa, no sabemos lo que estaremos por este lado, pues vivamoslo lo mejor posible,
Muy bien explicado Manases, con una muy buena moraleja para reflexionar,
un beso de Marga BOMBÓN

Carmen dijo...

Qué gran verdad que el sentido del humor es fundamental para tener calidad de vida. Durante mucho tiempo yo lo perdí y perdí con él gran parte de mi vida. Cuando lo recuperé empecé a vivir de nuevo.

Un beso

*Inesperada* dijo...

Quien sabe extrapolar su vida y escribir de otros, existan o no, tiene mucho ganado.

Hay Conchis,que gracias a Dios, tienen ángeles a su lado, para vencer al inmombrable.

Te felicito, me has convencido.

Gracias.