28 de mayo de 2010

El canario

Casi todo el mundo identifica a los canarios con algo agradable, su color, sus trinos, felicidad y un largo etc., yo no, a mí los canarios, por lo general, me recuerdan desgracia y muerte.

Que yo recuerde, en casa de mis padres casi siempre ha habido algún canario, incluso en una ocasión hubo una parejita y criaron, ese me parece que es mi único recuerdo agradable, en realidad ese y el de otro canario al que mi marido enseñó a comer trocitos minúsculos de mojama, pero esa es otra historia que quizás un día cuente.

Mi primer mal recuerdo de un canario fue culpa exclusivamente mía, yo tenía 18 años y mis padres se fueron de vacaciones a Ibiza, era la primera vez que me dejaban sola, después de mucho insistir yo en que si tenía que estudiar y otras mil ocurrencias que ni recuerdo pero que, al final, dieron su fruto y conseguí que se fueran sin mí.
Había en casa un canario que cantaba muchísimo y, cuanto más ruido había, más cantaba, tanto que ni te dejaba oír música o la tele. Cuando se confirmó ese viaje yo bromeaba con mi madre y le decía: "que sepas que al canario me lo cargo mientras estés de vacaciones para que deje de dar la lata".

Por supuesto que yo no quería matar al canario pero, sencillamente, apenas paraba en casa esos días, iba a ducharme, a dormir y a coger más dinero y, cuando quise acordarme del canario, se me había muerto de sed. Lloré lo inimaginable, me culpé durante mucho tiempo por ello. Cuando llamé al hotel a mi madre para decírselo estaba tan mal que ella, en lugar de reñirme por mi mala cabeza, me consoló, así es mi madre.

El siguiente mal recuerdo de un canario lo asocio con mi padre, ya fallecido. Mi padre tenía alzheimer y, un día de agosto con un calor horrible, me llama mi madre alarmada y me dice: "¿está papá en tu casa?", se había salido en un descuido. Yo salí corriendo a la calle buscándole, preguntando a todo el mundo que conocía si le había visto y, al cabo de un rato, un vendedor de cupones conocido me dijo que acababa de pasar por allí.

Cuando volví la esquina corriendo me lo encontré en medio de una calle, con los coches pasándole por ambos lados y llorando. Me acerqué a él y me dijo que lloraba porque quería un canario. No dije nada, tan sólo le abracé y le consolé y, luego, le cogí de la mano y fuimos a comprar un canario. Mi padre falleció al año siguiente.

El canario aún vive, tiene casi 5 años pero hoy me ha traído otro recuerdo de tristeza. Hoy se ha venido a vivir a mi casa junto con mi madre, ella está mal.

El canario no tiene la culpa pero yo no puedo evitar los malos recuerdos, los malos presagios. Mientras escribo esto estoy oyendo sus trinos, no entiendo como canta a pesar de estar enjaulado. Lo cuidaré con todo mi cariño, este no se me va a morir de sed, pero una cosa sí tengo clara: "si le sobrevivo, nunca más volveré a tener otro, no soy capaz".

14 comentarios:

Mayte® dijo...

La lexe que te dieron. Entro cinco minutos y me haces llorar.
Mira las cosas desde otra perspectiva y asocia los canarios a la parte mas bonita.

La primera vez que disfrutaste estando sola. El abrazo que le diste a tu padre. El tener a tu madre contigo ahora.

Sé que no te va a consolar, pero al menos inténtalo. Yo mejor que nadie aquí, sé, como estas en este momento y me siento mal por no poder ayudarte.

Un beso enorme y un abrazo a tu madre.

*Inesperada* dijo...

Y tú ni corta ni perezosa le compraste el canario.Imagino que eligió tu padre el que más le gustaba.
La muerte, querida Ella, llega y se lleva a nuestros seres queridos.
Quedamos muy doloridos, se van personas que amamos profundamente.
Pero encontramos personas tiernas para compartir, leer y emocionarnos y, de alguna manera, decirle:Eh, ¡estoy aquí contigo, Ella!.

Un abrazo grande como tu corazón.

scarlet2807 dijo...

Ella, a mi también me has hecho llorar, ¿sabes?, te entiendo muy bién, yo al igual que tú tiendo aa asociar, cosas e incluso olores a momentos tristes que he vivido.

Otra cosa, sé que no lo estás pasando bién, y que sepas que desde éste lejano lugar, te envío el más cálido de los abrazos, un beso y todo mi cariño.
Scarlet2807

PD: agregué tu nuevo correo, ¿me aceptaste', espero éste si te dure...
jajajajajajajajaj

Manases dijo...

Un placer volverla a leer mi queridad Ella echabamos de menos sus relatos, pero de nuevo me rindo a sus pies , por regalarnos un trocito mas de su vida.,,, besos

Fibonacci dijo...

Un beso Ella.

Soñador dijo...

Gracias corazón por tanto sentimiento que nos ofreces,te leo con mucho interes.

LIA50 dijo...

No tengo palabras, solo te acompaño desde aqui, un poquito de mi alma esta contigo...Besos Lia-

Anónimo dijo...

El canario no tiene culpa de las experiencia malas que has vivido, relacionamos los malos momentos con lo que más cerca tenemos de nosotros, pero la verdad es que nadie tiene culpa de lo que sucede, ni siquiera uno mismo, las cosas pasan porque tiene que pasar y el único consuelo que uno debe de tener, que si tú diste lo mejor de tí para que los que amamos se encuentren bien, entonces no hay mejor conformidad que esa en la vida, que tus actos sean lo mejor de tu vida. El canario a pesar de todo, ha sido tu compañero en el dolor, y mientras escuches su canto te sentiras acompañada, deseo una pronta recuperación a tu madre y que Dios las bendiga a las dos. Negritachile

Carmen dijo...

¿Qué decirte? Cuando nuestra memoria asocia un objeto, un olor, lo que sea, con la felicidad o con el dolor es difícil desterrar esa asociación.

Un beso

wppa. dijo...

Me emocionastes Ella.
El dolor de la pena de perder a un ser querido es incontable solo lo sabemos las personas que hemos pasado por ello.
Despues de que pasan los sucesos ,siempre se asocia a cosas o ha hechos los porques ,y los tal vez.
Pero yo creo firmemente que los canarios son alegria y que los acontecimientos hubieran acontencido de la misma manera.
Me alegre mucho de verte de nuevo por aqui, señal que ya estas mejor.
Un beso , y cuidate.
wppa.

Negritachile dijo...

Me quedó dando vuelta una frase...." has el bien sin mirar a quien""... sigo insistiendo que primero mi hijo , luego los demás... y si fuera pasajero, pues, agradecida pero la vida contínua

D'MARIE dijo...

Ella,sos un amor de persona..Solo piensa que maravillosa niña fuistes,con el amor ,de tus padres!!
Me encanta leerte..un besote grande,muy grande!!

Negritachile dijo...

Upssssssssss............. sorryyyyyy!!!!!!!!!! que despistada soy...jajajjajaja.....amiga, esto de andar de ventana en ventana, uno termina metiendo la pata donde no debes....uffff.... ya comenté tu escrito, lo último era para manases..... gracias

Marga Bombon dijo...

Querida Ella, como te entiendo,solo decirte que desde aqui te mando un beso enorme,y un abrazo para las dos, muchisimo animo cariño.
Un beso uy grande de Marga BOMBON

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...