21 de mayo de 2010

Las apariencias nos engañan

Cuántas veces a lo largo del día nos cruzamos con gente que nos resulta indiferente por la insignificancia de su aspecto?. Tenemos demasiada tendencia a menospreciar a  todas aquella personas que nos resultan burdas en su apariencia o su comportamiento. Juzgamos por su apariencia exterior y no nos detenemos ni un segundo a intentar averiguar, si  son, tal cómo se ven o por el contrario, su aspecto es un mero camuflaje de una personalidad subyugante y atrayente, poseedores de una riqueza intelectual y espiritual,  que nos haría sentir inferiores a nosotros.

Hoy, tropecé con un ejemplo  muy explícito de lo que intento expresar, y, no he podido evitar, querer compartirlo con vosotros.

El sembrador de estrellas; es una estatua que se encuentra en Kaunas Lituania. De día, puede parecer una simple estatua, una más, de tantas miles que podemos encontrarnos en cualquier rincón del planeta, pero de noche, la cosa cambia.


Lo que de día nos resulta indiferente por su aspecto tan común, de noche, nos sorprende, nos deja perplejos e intrigados, y, al mismo tiempo, nos obliga a detenernos y admirar el efecto.


No juzguemos a la ligera, démonos unos segundos antes de tomar decisiones y pensemos, que también nosotros podemos ser, " Sembradores de estrellas".


P.D. Las imágenes me las proporcionó Miranda. Hace tiempo que tenía abandonado este escrito y me ha apetecido subirlo.

15 comentarios:

Miranda dijo...

Mayyyyyyyy:

También me había olvidado del "Sembrador de Estrellas", gracias por traerlo a este lindo rinconcito.

Muy cierto lo que expresas.

Abrazos afectuosos, cariños sinceros y besitos a la distancia.

TE QUIERO UN CHINGO, LOQUIS.

Mayte® dijo...

Y yo dos lokita.

Cómo ves, hice buén uso de las imágenes y me gusta mirarlas y referescar la memoria.

Un besito desde el alma

D'MARIE dijo...

mayteeeeeeeeeee me encantooooooooo

D'MARIE dijo...

sos un encanto y me gusto mucho!!porque es bueno poder decidir Sin tomar a la ligera.Mirando profundamente dentro de nuestro ser,para el bien de todos los que amamos y nos amam..Besis

D'MARIE dijo...

aman con n...perdon jiji

Mayte® dijo...

jajjaaaaaaaaa

Marieee...eres adorable, pero arregla el antivirus o necesitarás tropecientos comentarios para escribir una frase.

jajajajajja

Besitosss

LIA50 dijo...

Me encanto Mayte, es cierto no siempre vemos lo que realmente somos, las apariencias engañan, miremos con los ojos el alma, nos equivocaremos menos.Besos Lia.

Mayte® dijo...

Gracias Lia.
La verdad que siempre me han gustado estas imágenes desde que me las regaló Miranda. Andaba perdido en el tiempo el escrito, pero hoy he tenido el dia tonto y me apetecía tenerlas delante.

Besos

Ella dijo...

Totalmente de acuerdo con Lia. No podría decir nada más porque ya lo ha dicho todo ella.

Besos

Carmen dijo...

No tuve ocasión de verlo la vez anterior, pero te agradezco que lo hayas vuelto a poner. Tomaré buena nota de tu consejo.

Besos

BOMBÓN dijo...

Que verdad, Maite querida, yo lo sé bien, te agradezco que lo pusieras pués no lo ví la vez anterior, las imagenes preciosas gracias a Miranda también , besitos a las dos de Marga BOMBÓN

Soñador dijo...

Gracias por traernos este escrito , que con tanta dulzura nos ofreces.Eres encantadora y animosa mujer, es precioso el escrito y mucha verdad hay en el.Esta bien traer de nuevo esos escritos preciosos que quedan atras en el tiempo , pero que son actuales, gracias corazón

Fibonacci dijo...

Bonita estatua, me ha gustado, no la conocia, gracias a ti y a Mirinda.
Un beso

Madeira dijo...

Mayte es totalmente cierta la reflexión que pones en tu escrito, por eso cada vez se le da más importancia al lenguaje no verbal. Hasta se tiene en cuenta en las selecciones de personal que realizan en las empresas.
Si nos tomásemos la molestia de mirar con un poquito más de atención, llegaríamos a conclusiones muy sorprendentes.
La imagen es hermosísima y no la conocía. Gracias a tí y a Miranda por ello.
Un beso Mayte.

*Inesperada* dijo...

Yo me reitero en mi comentario de aquel día.
No puedo verbalizar nada más.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...