22 de mayo de 2010

viaje de locura

La ciudad es un caos,el bicentenario,trastorno la 9 de Julio,la avenida mas ancha del mundo..Y,..o que casualidad,hoy debía ir al microcentro a trabajar.
Humedad,algunas lloviznas,algo de frío,dice el informativo.Me abrigo para ir al sur a contar pingüinos.Suéter,jean ,botas largas de gamuza en color negro y una campera que no pasa ni mi pensamiento...El viaje que suelo,hacer en cuarenta y cinco minutos o mas una hora,se convirtió en dos..En el bus,charlando con un amigo de la vida.,se paso un poco el tiempo,me contó varias cosas de su vida que en realidad no me interesaron,pero me corto un poco la monotonía.Nos bajamos antes de Catedral y tomamos un metro,así llegaríamos a tiempo,cada uno a su trabajo.El es mas joven que yo,así que camina mucho mas rápido,yo resbalando mis botas,cuido de no caerme.Nos despedimos en pleno centro y sigo mi camino,para poder llegar antes de lo calculado.
Termino mi trabajo apurada,porque se que en esta fecha ,sera un caos,buses,taxis,gente que viene y que va,se atropella y de lejos veo el obelisco que reluce ante el encanto,de buenos aires.
Pregunto en la parada habitual,me dice el señor que cobra los pasajes que debo ir a El Congreso,a tomar el bus,ya que no pasara por aquí...Son como quince cuadras y ya,me puse loca..camino hacia donde me sugirió este buen hombre.Y se me acerca otro señor.,bien guapo,con traje oscuro ,joven y un maletín.,dice algo y sigo de largo.Se te ve cansadita adonde vas?,escucho al vuelo,-no iba a contestar,lo miro le digo a Congreso-Tenes cara de cansadita,queres que vayamos juntos,asi charlamos-(Yo con mas cara de cansada me acuerdo del juez ,solo me dan ganas de matarlo)Lo miro,sonriendo y suavemente le contesto..No,no gracias...y sigo mi ritmo con el taqueteo de mis tacones que ya me duelen la vida en solo esas pequeñas cuadras.
Veo un bus de la linea 59 y se me ocurre.,tomarlo ,hasta la estación Buenos Aires y de allí tomar el tren que me deja directo .Después de veinte minutos aparece el bus,subo,me acomodo,en un espacio vació,sosteniendome del barral y cierro los ojos,como los gallos durmiendo de pie.
Realmente era un desastre total la ciudad,aparecían coches,desde abajo la tierra,como queriendo inundar la ciudad,para festejar este Bicentenario o escapar de la ciudad a las lejanías de un fin de semana largo.
Llego a la estación de tren se va uno.Me siento en una banca y cierro los ojos,necesito dormir ,ya que en el bus,dormir de pie,me produjo un malestar,de movimiento y frenadas,que se suponía un autospring..Media hora sentada y aparece el bendito tren que me llevaría a mi encantadora casa,con mi encantadora pantuflas y mi pijama, blanco con ositos rosas..además de mi encantadora pc....Subo,me acomodo en un lugar,donde me de el aire,veo subir varias personas y perdí la noción del tiempo...Hasta,que un poco de baba, me recorre la comisura de la boca abierta y escucho gente que habla fuerte.Abro un ojo,luego el otro y miro sin mirar,gente que chilla y algunos quedaban sentados.Sin entender que sucedía,(obviamente,creo estaba aun dormida).Veo bajar toda la gente.Miro por la ventanilla y no es la estación donde debo bajar..
Perdón señor!!-pregunto educadamente al que esta a mi lado..que sucede?--Señora,han cortado las vías del tren y la calle que le continua-
Mi mochila al hombro,mi bolso en el mismo lugar.,bajo y veo gente,que se va en busca de una manera de poder llegar a destino,mas en horas picos,donde,todo es imposible..tanto subir a un bus,como esperar que alguien te lleve a dedo(menos a mi edad con mis pelos parados).Dos señoras jovenes,una con una bicicleta pequeña,comentan de ir caminando por la via..Propongo que vayamos juntas,ya que esta oscureciendo y soy un poco miedosa a estas grandes sorpresas de la vida...
Caminamos por los troqueles de madera,se nos unieron dos jovenes ,que venian entre porro y porro,oliendo a mariguana,que dejaba llegar a nuestras bocas abiertas de la charla..entrar un poquitin de humo...No se que sucedio,pero ibamos las tres contentas,riendonos y charlando muy alegres,hasta que tuvimos que pasar un puente,donde se veia debajo un pequeño zanjon de agua turvia.Yo,siento que me caigo sin caerme.,el vertigo me supera peroy cruzo con pequeños grandes grititos histericos,hasta llegar al otro lado.Mis botas se enterraban en los espacios de la madera y pense que quedaria alli a ser un trozo mas en el lugar.Las otras dos ,tuvieron que recibir ayuda de esos jovenes,ya que sus gritos eran mas fuerte que los mios o los mios son tan fuertes que asustes a que me ayuden..en fin....cruzamos los cincos..Agradecimos a los dos jovenes que terminaron alejandose mas y nosotras ,al ver que anochecia,tomamos la decicion de salir de la vidas y seguir el camino por el lateral de la ruta..Para salir de alli.,pasaron primero las dos mujeres,luego una desde abajo(habia un pozo,un poco profundo)me toma la mano y me ayuda ,mientras la otra separa unas cañas quemadas,que entorpecian la salida.Vi varios ahujeros de ratones y comence a chillar fuerte...pense que saldrian algunos y alli moriria ya del susto,mas que de la caminata...Cuando estuvimos las tres en la ruta,vi que las dos llevaban por encima mosquitos,como rodeandoles la coronilla ,se veian graciosas,hasta que note que en mis pelos parados llevaba como un nido de mosquitos y comence a sacudir con mis manos,para espantarlos.
Cada vez mas cerca de donde podía tomar un bus,ya que era una ruta,donde no suele haber paradas.Me despido de mis dos acompañantes que seguian a pie,por la cercanía de sus c asas y decido tomarme un bus,ya que mi casa,quedaba mucho mas lejos,.Los tacones creo que estaban ya fisurandome la nuca,del dolor que sentía en toda mi cervical.Una hora y ningun bus para,todos llenos y yo,rechiflando mi rabia...(el juez es culpable,no pregunten porque,pero lo he decidido).Me aburrí de esperar,veo jóvenes en la otra parada y me acerco,eran los que están yendo a la escuela de noche.,.jovenes revoltosos,que se tiraban sus mochilas sus gorras que rosaban mis cabellos al viento...iban y venían por sobre mi..delicadamente,me agachaba,y fingía que acomodaba mi equipaje...Al estar cortada también la ruta,nos metió el bus ,por calles de tierra con pozos ,que cuando se movía dentro de ellos,saltábamos hasta el techo y volvíamos a caer sobre la butaca...asi hasta que llegamos a mi parada...Baje,con mi campera abrochada el primer boton en el tercero,mi mochila ,tenia la tierra de un viaje a las afueras de la ciudad,llena de tierra y mi bolso,aun atada a mi hombro,por el cuidado de perderlo...Posar mis botas con minitacones(se abran achicado en la caminata)en tierra firme,donde por un par de metros ,estaria mi hogar,creo que fue como llegar al paraiso!!
El agotamiento,creo que salvo al juez.....

Marie.

7 comentarios:

Miranda dijo...

Loquitaaaaa:

Que barbaridad!!!, cuando leo tus historias me río como no tienes idea, a veces pienso "me encantaría compartir una con Marie", ja ja ja ja ja, debe ser algo maravilloso.

Me encanta leerte.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

LIA50 dijo...

Marie, me has hecho vivir tu relato, vividamente,y recordar cada uno de mis viajes a la capital, como una aventura, amo a Buenos Aires y la sufro...Besos Lia.

Mayte® dijo...

jajajajajaja..

Mare mira cómo me haces extrañar tus trastadas.

Eres divinaaaaaaaaaaaaaaaa

Besitoss

Ella dijo...

jajajaja Marie, qué bueno.La verdad es que sólo te faltó que te saliera un ratón, jajajaja (yo en tu lugar, si me sale me muero en el acto) jajajaja.

Muchos besos

Madeira dijo...

Marie pero dónde estabas? extrañaba tus relatos. Me gustan tanto. En el de hoy recuerdo un viernes de no hace demasiadas semanas. Volví a sentir el cansancio ¡¡
Un besazo grande

Negritachile dijo...

Me encanta trasladarme en los viajes placenteros y llenos de vivencia...me hiciste soñar y disfrutar de tu día vivido

Carmen dijo...

Hilarante relato. Yo tengo una duda ¿quien es el juez?

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...