15 de mayo de 2010

Manipulación o chantaje emocional

 ( Este escrito lo puse hace ya dias pero he querido subirlo para arriba y algunos sabemos porqué).

 Quién de nosotros alguna vez no se ha sentido manipulado de algún modo?. Creo que todos en mayor o menor medida lo hemos sido. Una amiga mía me ha hecho partícipe de este artículo y lo comparto, porque creo que es bueno leerlo y reflexionar sobre los puntos que expone.  Tan malo es que seamos manipuladores,como dejar que nos manipulen.


El chantaje emocional es una práctica de maltrato psicológico habitual que, usando los sentimientos como arma, busca presionar a otras personas para que actúen, digan o piensen de una determinada manera, aunque vaya en contra de sus principios. Para ello se utilizan como herramientas de presión el miedo, la obligación, la culpa, etc. La persona que hace el chantaje focaliza su atención casi por completo en sus propias necesidades y la forma en que sus presiones afectan a los demás pasan a un segundo plano.
La persona que ejerce el chantaje emocional, denotando debilidad e inseguridad ante la diferernte opinión y la libertad de actuación de otras personas, se muestran como víctimas cuando su entorno no actúa según su criterio. Para conseguir su propósito recurren a presionar sobre los puntos débiles y los aspectos vulnerables de quienes les rodean. En realidad todos usamos muchas veces el chantaje emocional contra otras personas, a menudo sin darnos cuenta. Por eso es tan importante darse cuenta e identificarlo, tanto cuando nos lo hacen a nosotros, como cuando lo hacemos con otras personas.
Los síntomas:
  1. Petición: La persona que ejerce el chantaje realiza su demanda con mayor o menor claridad.
  2. Resistencia: La víctima se muestra reacia a satisfacer la petición.
  3. Presión: Se presiona a la víctima para que cambie de idea, a menudo en forma de monólogo que tiene el tono de un sermón camuflado de discusión.
  4. Amenazas: El chantajista puede amenazar con causar dolor o desdicha. Podrá decirnos cuánto lo estamos haciendo sufrir. Podrá tratar de conquistarnos con promesas relativas a todo lo que nos dará o cuánto nos amará si hacemos lo que nos pide.
  5. Obediencia: La víctima depone su resistencia a pesar de no querer hacerlo.
  6. Iteración: Al triunfo del chantaje le sigue un período de paz y serenidad, aunque se establece la base para un esquema reiterativo de exigencias, presiones y capitulaciones.
Características que nos hacen vulnerables:
  • Excesiva necesidad de aprobación.
  • Profundo miedo al enojo y la ira de quines nos rodean.
  • Gran necesidad de paz, sea cual fuere su precio.
  • Tendencia a asumir demasiada responsabilidad por la vida de los demás.
  • Alto nivel de inseguridad con respecto a nuestro valor y capacidad
Hay que tener claro que sin nuestro consentimiento, el chantajista se vuelve totalmente impotente. Algunas formas de enfrentar el chantaje emocional son:
  • Defender tu posición o tus propias necesidades.
  • Enfrentarse a lo que le está sucediendo.
  • Poner límites.
  • Hacerle saber al chantajista que su conducta es inaceptable.

11 comentarios:

Ella dijo...

Muy bueno y te diré una cosa: "nunca, bajo ningún concepto, hay que ceder",ni siquiera cuando el chantajista te produzca pena, cosa que también suele ocurrir.

Besos

scarlet2807 dijo...

Todos los chanajes son nefastos, pero, el "emocional" es el peor, porque es solapado,oculto , y la mejor manera de combatirlo a mi modo de ver, es que deje de ser algo oculto.
En la medida, que los fantasmas y los problemas toman corporiedad, dejan de tener el peso que tienen , disminuye el temor, y los podemos manejar.
Esto es en todo orden de cosas...

Un beso, scarlet2807

*Inesperada* dijo...

Mayte, buen artículo!!!!

Cuando se hace público el chantaje, todo se ve distinto, se encuentran ángeles que te ayudan a ser fuerte.
A decir no, a echar a esos seres abyectos y vividores de tu vida .
Sales de la peligrosa seducción, que por piedad y amistad soportabas.

Benditos ángeles, que nos cuidan, abriéndonos los ojos.
Por eso son ángeles... ¿no?.

Gracias desde mi lado, Mayte.

nerfegon dijo...

Buenisimo este articulo,, pero el chantaje desde todo punto de vista es una aberracion social y un delito...y la posible victima en ningun momento debe darle cabida o aceptarlo..

Miranda dijo...

Nena:

De ninguna manera es válido el chantaje y una vez que lo adviertes, debes tener la cabeza fría para darle la cruz y sacar a esa persona de tu vida.

Contrario a demostrar poder, autoridad, fuerza o como quieras llamarle, sólo denota cobardía.

No desistas Mayyyy, eres una mujer muy valiosa.

Abrazos y sinceros cariños a la distancia.

Soñador dijo...

Autentico de verdad y necesario este texto tuyo Mayte.Las luchas contra esos chantajes y sus consecuencias, es un tema diario y trayendonos esta información hoy sobre el tema, consigues que seamos conscientes y tengamos cuidado con estas cosas , muchisimas gracias por este articulo.

Madeira dijo...

Mayte me ha gustado mucho este texto tuyo. Recuerdo la lectura de un libro muy interesante "El Acoso Moral" de M.F. Hirigoyen. No sé si es el sitio indicado para hablar de libros, pero me ha salido así y analiza los efectos del chantaje emocional.
Tú lo has sintetizado muy bien.
Un abrazo

Carmen dijo...

Todo acoso es censurable. Las víctimas se sienten culpables en muchas ocasiones, esa es, a mi parecer, la peor parte del acoso.

Un beso querida amiga.

Calixto dijo...

Mayte... muy bueno tu artículo, solo añadiria que debemos ser fuertes ante esta lacra que en la mayoría de casos chantajean a buenas personas y de forma anónima.

Saludos de Calixto

D'MARIE dijo...

No pense nunca opinar en este medio un tema tan controvertido,de todas maneras,existe en nuestro circulo de la vida.Solo dire que me parece nefasto el chantaje,porque es una forma cruel,de que la otra parte se postre a tus pies y termines siendo un ser,con las fuerzas destruidas..Gracias por tu articulo amiga..te quiero mucho!!
Besis

Anónimo dijo...

"En realidad todos usamos muchas veces el chantaje emocional contra otras personas, a menudo sin darnos cuenta." Cuidémosno todos de todos, entonces. Rubén

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...