Soy puta ¿hoy es mi día?


"Me llamo Ana, tengo 35 años pero aparento 45 y dicen que hoy es mi día, el día internacional de las putas, me lo ha dicho un cliente, el primero de hoy, el de las 8 de la mañana, el que me ha pagado 5€ por una felación, los 5€ de comprar la leche, el pan, una bolsa de macarrones y un bote de tomate.

Eso es lo que, si no trabajo más, vamos a comer hoy mi hijo y yo y si trabajo también porque tendré que guardar algo para pagar el alquiler y la luz y el agua y... Y mejor no sigo porque nunca será bastante, porque cada día es peor que el anterior, porque hoy mi hijo seguirá siendo un hijo de puta en el colegio, hoy no va a tener la suerte de que en el recreo le llamen "hijo de trabajadora del sexo", no, a él le van a seguir llamando hijo de puta, que es lo que le llaman desde que nació porque yo, su madre, me dedico a eso, a ser puta.

No importan los motivos ¿qué más da cómo empecé?, ¿Qué más dan las historias que hay tras cada una de nosotras?, lo cierto y verdad es que mañana, cuando pase el que dicen que es mi día internacional, yo voy a seguir siendo puta y voy a seguir cobrando 5€ por una felación y 20€ por un polvo y eso con suerte porque, como mi hijo tenga hambre o necesite zapatos, si lo tengo que hacer por menos lo haré, de hecho cada día cobro menos porque cada día estoy de peor ver; cuando empecé era guapa, también era una inconsciente y me metía unas cuantas rayas de coca todos los días, todo era estupendo, mucha ropa, mucha fiesta, mucho dinero, mucho sexo y mucha droga pero luego las cosas cambiaron, empecé a ser menos guapa y a necesitar más coca, menos sexy y menos divertida y fui cayendo y cayendo.

Y fui bajando el precio y consumiendo la misma coca hasta que un día me di cuenta de que estaba embarazada y el saberlo me dio fuerza para dejármela, el problema fue cuando se acabaron las ayudas porque los niños comen y tienen necesidades, incluso los hijos de puta como el mío, los que un día, con suerte, tendrán una vida diferente a la de su madre, esa madre que no sabe hacer otra cosa para mantenerle porque desaprovechó su juventud, pero que le quiere como le querría cualquier otra madre a la que en vez de puta llaman señora, una de esas madres a las que no le faltan dos dientes porque ha podido ir al dentista a ponérselos o ni siquiera los ha perdido, de esas que van a recoger a su hijo al colegio en coche y hablan con las demás, de esas a las que nadie en voz alta llamaría puta aunque alguna sea una zorra".

Hoy es el "Día internacional de las trabajadoras del sexo", no siento la crudeza del relato anterior, lo he hecho de forma absolutamente premeditada porque Ana puede ser cualquiera, cualquier chica que desviara su camino y no haya tenido otra opción y a todas esas Anas las marginamos entre todos, empezando por los gobiernos que no admiten que legalizar la prostitución es el inicio de su solución.

Y soy perfectamente consciente de que puedo dar lugar al chiste fácil y que alguien diga o se diga eso de: "María ha confesado que es puta", pero me da lo mismo, primero porque, afortunadamente para mí, no he tenido que recurrir a eso para sobrevivir y segundo porque todas las Anas del mundo se merecen unas condiciones de trabajo dignas.

28 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Que realidad más cruda mi querida María, pero que razón que tienes, así es la vida para las que han elegido ya sea por necesidad o por vicio dedicarse al trabajo más antiguo; eso es lo que siempre he oído decir. Yo también he dedicado un poema, me pensaré si publicarlo, ya veré amiga mía.

Besitos y pasa un bello día.

D'MARIE dijo...

Maria ejemplar tu escrito,es parte de la realidad,oscuramente guardada entre los mas intimo del ser...Una mujer es una mujer,mas alla del trabajo que le toco hacer,eligiendolo o no..Muy bueno.!!
Besis

La Kiya dijo...

María, me gusta con la valentía que escribes. Es tan real y verdadero que una sin miedo puede mover conciencias. Detrás de "las Anas" hay una vida, una persona, una historia, muy lejos de ser tratadas como trabajadoras, pero ganandose el dinero para vivir y ofrecer a su familia un sustento.
Es increible, que siendo el oficio tan antiguo, todavía no tengan el respeto y condiciones dignas para llevarla a cabo.


Te felicito, con mi más sincero afecto.

Besos

Darwin Bruno dijo...

Muy interesante el tema. La realidad de la vida es que hay que estudiar la problemática por la que pasan esas desheredadas de la fortuna. No son culpable de sus desdicha. se culpa a la sociedad, pero mas que culpar a la sociedad hay que culpar a sus progenitores,la educación que no recibieron. Merecen nuestra ayuda. Los gobiernos y la sociedad mas que atacarlas es tratar de ayudarlas. Las religiones en vez de proclamar que es pecado., deben a traerla para tratar de modificar algo. Nadie cambia. Un saludo fraterno.
Gracias por permitir mi comentario en tu blog.

http://socialculturalyhumano.blogspot.com/

Darwin Bruno dijo...

Hay que tocar la parte humana de esto..Dios

andré de ártabro dijo...

A medida que leia tu bella y triste historia, parecia , ¡no sé por que! que esa es mi historia , no sé si por vocación, o por que algo me provoca dolor, quien sabe tal vez hubo otras vidas y Ana soy YO.
Un beso

Carmen Silza dijo...

Maria,me quito el sombrero...Todos conocemos el tema,pero tú, lo has narrado de tal manera,que me has echo sentir la escena de esa felación,y de los ojos de ese niño esperando a su mama....Y unas lagrimas caen por mis ojos,que no puedo retener...Estoy muy sensibilizada con algunos temas....De momento,nos podemos sentir privilegiados,pero no me complace,no hay derecho, que el siglo que vivimos haya tantas victimas.......Besos María

Lola dijo...

Hola amiga, un escrito duro y real, y sin que nadie haga nada para cambiar las cosas.
Para mi este trabajo supone que la mujer no tiene derechos, supone que no ha podido elegir por que su familia al igual que todos comen todos los días, y la mujer siempre lo ha tenido mas difícil.
Hoy para mi será el día de las mujeres valientes, las que no pudieron escoger, las que se les negó el pan y la sal, las que quedaron enganchadas de por vida a una situación que nadie quiere. Un beso.

Carolina dijo...

María, un buen relato con una historia que muchas mujeres viven a diario. Y lo más lamentable, es que están desprotegidas, por ser trabajadoras del sexo. Están expuestas a todo. Y por lo general a lo más degenerado, para poder llevar dinero a casa. Es una lucha para poder mantener una familia, dar mejor opciones a sus nuevas generaciones (hijos)...
Son mujeres que la vida, no le ha dado más opciones, o más oportunidades.

El otro día en una conversación de amigas, una de ellas decía "que no justificaba que una mujer fuera prostituta", y yo le dije, habría que ponerse en el pellejo de cada una, para saber el porque se llegó hasta ahí. Las circunstancias no las conocemos. Sencillamente, son de admirar por lo que tienen que aguantar, soportar y vivir a diario para obtener el pan de cada día.

Besitos mi querida María

chus dijo...

Es muy difil esa vida. Por razones conoci una (conozco mas claro)y a su chulo, en una peluqueria que yo trabajaba. Ella escapo de el, y el la estaba buscando para matarla. Enterdelo se escapato la gallina de los huevos de oro. BESOSSSSSSSSSSS










)

Beatriz dijo...

Hola Maria, tus palabras hacen pensar, y en cierto modo sentirnos un poquito ó quizas un mucho culpables de que mujeres como nosotras tengan que recurrir a trabajos que no desean para poder sobrevivir, tengo la sensacion que seguimos mirando por encima del hombro a mujeres que no tienen la suerte de tener lo que nosotras tenemos, no hay nada peor que perder el respeto por uno mismo, y creo que asi es como se deben sentir, cuando esten realizando un trabajo que no desean.
A todas nos gusta sentirnos princesas...y que nos traten como tales...verdad?.
Un beso amiga...me emocione cuando vi que entraste de nuevo a mi casa...cuidate y sigue escribiendo con esa sensibilidad.

Luján Fraix dijo...

ES MUY DURO VER COMO SE ARRUINAN LA VIDA ESAS CHICAS JÓVENES, ES QUE NO TIENEN UNA OPORTUNIDAD?.

YO PIENSO QUE TODOS MERECEMOS UN TRABAJO DIGNO. Y TAMBIÉN PIENSO QUE LOS HAY... SÓLO QUE VIVIENDO ASÍ RECAUDAN MÁS DINERO EN POCO TIEMPO. A ALGUNAS LES CONVIENE SEGUIR CON ESA VIDA.

BESITOS

Marina Fligueira dijo...

¡Hola María!
Excelente y fuerte relato. Lo has plasmado tan real, porque lo es, como la vida misma. Si, tienen que cambiar muchas cosas en este País nuestro. Estuve en Ámsterdam y, allí las prostitutas están protegidas por las leyes jurídicas y reglamentarias. de aquel País. No se ve ni una, prostituta en la calle.

Para la promoción de la salud sexual es indispensable que haya leyes vigentes destinadas a proteger los derechos sexuales. Es fundamental contar con leyes que protejan de la explotación a las personas vulnerables.

Te doy mil aplausos y mis felicitaciones. Un abrazo grande. Se feliz.

el7deyahve dijo...

hola maria, una historia real que aun que nos pene mucho sigue existiendo.

he tenido en esta vida la suerte o desgracia, de conocer a mas de alguna ana y su pepe en el otro sentido del sexo, no por que yo lo practicase con ellos si no que por circunstancias ajenas te van llevando a los sitios y al final terminas haciendo amistad con el personal.

hay anas y pepes que se menten en estos lios por dinero y una vida de lujo y dirversion, tiran de su juventud como si fuera una bateria que se puede enchufar y cagar de nuevo, pero no es asi y cuando pasan los años todo pasa factura, unos se caen en el camino otros andan arratras por la vida,pidiendo ayuda, y los menos esos que dentro de su luguria y despilfarro supieron ahorrar, y mirar al futuro estan asentados viviendo en sus recuerdos de aquellos años dorados con el cuerpo hecho trizas de los dolores de tanto exceso.

claro que son personas y tienen derecho a ser repetadas como los demas, pero el respeto hay que ganarselo, porque uno puede ser la mayor puta del mundo y la mas guarra si quieres o el mayor puto y el mas guarro, pero solo en el trabajo, luego no te lleves el ser a la vida cotidiana, no vallamos de listos, de que no tienes esto para tomar no se que, mira que vida de rey me llevo, y un monton de cosas que la euforia de tener dinero y cosas materiales por que la vida crees que te sonrie y te relacionas en unos ambientes de la noche y la fista y los demas somos unos ignorantes del culo, que no sabemos vivir, pero que luego a la larga tenemos que cuidar de la mayoria de estos por que sus enfermedades y su degaste corporal no les permiten realizar otros trabajos o la autoestima que les queda despues de una vida de fiesta y relaciones sexuales a todos los colores en su juventud vendiendo su cuerpo bello ese cuerpo que ahora no pueden ni arrastar y por lo tanto ya no interesa en el mercado como es normal en esos sitios, nos piden unos derechos iguales que a los demas, una casa digna y colegio para sus hijos, como tenemos aquellos que estuvimos trabajando 11 horas al dia sabados incluidos, cotizando a la ss todos los meses, intoduciendonos en la sociedad y labrando un futuro para los para que la juventud tenga una via abierta a ser algo mas que simples jornaleros y puedan ser como hoy autonomos en sus empresas y poder decidir por su futuro, como esas personas quieren ser respetadas, pues claro que tiene ese derecho como humanos que son y que viven en una sociedad, pero que piensen que los tontos aquellos de los que se reian, ahoran son los samaritanos que le dan con su esfuerzo una vida digna que ellos no supieron ver en su caminar, que dios les ayude y nosotros tambien en lo que podamos y si pueden evitar se esa vida por dios que lo hagan y que sean sencillamente trabajadores en otra materia por favor hacerlo por vuestras familias que seguro que sufren en silencio vuestra vida de lujuria y excesso.

condor te saluda.

Carmen= wpaa dijo...

Detras de cada mujer "puta" hay siempre una historia ,tal vez algunas sea el dinero "facil" el que las lleve a prostituirse ,pero lo que si es seguro que historias como la de Ana hay muchisimas.
Lo que parece mentira , es que el oficio màs antiguo del mundo y aun no se hayan reconocido ciertos derechos.
Lo que si se tiene que tener en cuenta , es que los niños ,"hijos de putas", tienen las mismas necesidades y los mismos derechos que cualquier niño del mundo.
Tu relato es conmovedor y estremecedor ¿y sabes porque?.Porque la mayoria de las veces,(Yo diria nunca),cuando vemos a una" señora puta "desempeñando su oficio,nunca nos hemos parado a pensar ,que detras de ellas , hay muchas Anas.
Besoss.

angelcifu dijo...

Estupenda y conmovedora la visión que le has dado a este oficio...
quizás el más antiguo del mundo después de soñar...permíteme que sueñe que ana puede ser feliz y puede abandonar todo aquello que no le haga sentirse bien.
Permíteme que lo sueñe esta noche.

salud)

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Estoy aquí, leyéndote. No quiero escribir irresponsabilidades ni ser cómplice de la triste realidad de estas mujeres alzando una "sobrada y falsa voz" proselitista. Sólo estoy aquí, leyéndote. (Es doloroso, siempre lo ha sido ¿Es culpable la sociedad, el Estado, ellas mismas?)
Un abrazo.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Maria... Saludos.

He venido para agradecer tu comentario. Te qeria decir que esta publicaciòn y la segunda son una nota para uno de mis examenes en la universidad. El profesor ha conocido mi blog y me ha retado je,je,je.

Por otra parte me encuentro con este valioso trabajo: El de alzar una voz por el respeto y la dignidad de todas las Anas del mundo.

Pueden ser muhas las palabras que querria decir, pero solo una me hace reflexionar en mi corazòn: el amor.

Un fuerte abrazo y Dios te bendiga.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

* Inés * dijo...

María un relato excepcional, donde los haya, cargado de humanidad, ternura y desesperación, en boca de Ana.
Ana tiene corazón, quizá más tierno, pero roto de dolor, tiene ilusiones, pero no se las permite, tiene planes, pero se le truncan, su afán es sobrevivir, aguantándose el asco y la vida que no quiere llevar.
Es feliz cuando cierra los ojos y descansa en su almohada, olvidando su oficio de alterne.
Hay tantas Anas humilladas y explotadas, sin derechos, malviviendo, como hay tantos "caballeretes" que las usan para sus bajos instintos.
Sobrecogedor, real y para intentar hacer algo real y eficaz por ese colectivo.
Por cierto, tienen una sonrisa muy bonita, cuando te paras y hablas con ellas y les escuchas un poco, de mujer a mujer.
Un beso María, ten un día precioso.

Manases dijo...

Un relato tremendamente conmovedor, y lo has hecho con una sensibilidad exquisita, se podría ahondar mas en la prostitucion y especialmente en la prostitucion infantil, que de esa si podemos señalar con el dedo a todos los culpables… Un beso de tu más fiel e incondicional admirador.

Lily dijo...

Hola :)

Vengo a decirte que he mudado el blog de El rincón de los sueños perdidos a El desván de los sueños.
Si ya has leído este mensaje, ignóralo :) Siento ser repetitiva pero hay mucha gente que aún no ha recibido las noticias y me está escribiendo emails preocupada, por lo tanto, hago otra ronda de mensajes.

La nueva dirección es:
http://eldesvandelosuenos.blogspot.com


No hace falta que os hagáis seguidores de nuevo, ya estáis siguiendo el blog. Pero si queréis que nuestras novedades os lleguen, tenéis dos opciones:

1. Suscribiros al feed del blog (en la barra lateral)

2. Modificar la dirección de nuestro blog en la lista de lectura.
Entra aquí http://eldesvandelosuenos.blogspot.com/2011/06/sobre-la-migracion-del-blog.html para enterarte de cómo hacerlo.

Muchas gracias por tu atención.
Disculpas (mil) de nuevo.

Un besito.

TORO SALVAJE dijo...

Me has dejado helado María.
Sabes que ocurre?, que no reflexionamos ni meditamos lo suficiente sobre la dura realidad en que viven muchas personas.
Y cuando alguien como tú lo escribe y nos lo planta en los morros se nos hiela la sangre.
Que pena me ha dado.

Besos.

Luján Fraix dijo...

GRACIAS POR TUS PALABRAS TAN BONITAS.
SOY UN PEQUEÑO SOL QUE A VECES SE OPACA UN POCO CON LA MELANCOLÍA.

BESITOS
AMIGA QUERIDA.

sabores compartidos dijo...

Hola me gustó tu relato, es duro como la vida misma y al mismo tiempo real. Y es cierto eso de que algunas son mas zorras que las putas, aunque no lo parezca.
un abrazo y te dejo mi blog por si quieres darte un paseo.
amigosdesabores.blogspot.com

Mos dijo...

Buen relato, María, Excelente, crudo y real.
¿Legalizar la prostitución? ¿Dónde hay que firmar?
Un abrazo desde mi orilla.

midala dijo...

Muy real María.Y muy duro.Y como tu bien dices...Ana.,..puede ser cualquiera. Un beso y enhorabuena

Jhon Stuar dijo...

Hola María, me gusta mucho las crónicas, la narración de historias verdaderas. La realidad es cruda, pero es más cruda si no damos solución, aunque a veces se nos sale de las manos y somos unos enanos frente al problema.

Me gusto mucho.

Raúl Bialoglovich dijo...

De casualidad entre por aquí, me intereso la cantidad de personas que escriben... que desgarrador pero nadir le pregunta donde vive la chica de la triste historia, buen, relato, llore..me intereso la problemática social ... lo único que leo son cómodos estúpidos dentro de sus cómodas casas, pero "cero" actitud y compromiso "efectivo" con la necesidad.
Si viviera en Europa ya estaría haciendo algo por esta persona.