30 de junio de 2011

Llegados a este punto...


Llegados a este punto me veo obligado a decirte que los Reyes Magos son los padres, esa es la frase lapidaria que me soltó mi hijo el otro día porque, haciendo zapping, saltó a la pantalla de televisión un canal de dibujos animados donde estaban poniendo algunos muy antiguos, de Piolín y de Correcaminos y el Coyote, que me provocaron varias carcajadas.

Yo le respondí una vez más que me da a mí que en mi casa tenemos los papeles cambiados, es decir, mis hijos actúan de padre y yo de hija, no sé de dónde han salido estos tan serios y tan responsables, bueno lo de dónde sí que lo sé pero lo que no sé es cómo, igual son genes de algún antepasado. Yo me siento muchas veces como si tuviera la edad que tenía en la foto, por cierto que ese día monté un numerito porque se me había quedado la bici pequeña pero yo, como siempre, me declaro amnésica e inocente.

Porque, sin ir más lejos, el mismo día me "riñeron" cuatro veces que yo recuerde:

1) La del tabaco, esa es la de siempre y yo sé que tienen razón y tengo que dejarlo, además que uno de ellos me cobra "impuesto revolucionario" por ir a comprarlo y el otro me mira como si estuviera comiendo bebés crudos (por citar algo horrible) en lugar de fumando.

2) Por comerme una manzana recubierta de caramelo para merendar ( esto fue domingo y el sábado me había comido otra) me dijo mi hijo con toda su ironía y una sonrisita inocente: "Qué buena es la fruta, hay que ver qué saaaaaaana, hay que comer muchas manzanas".

3) Por tomarme una pastilla de propina aparte de las que me tomo normalmente me llamaron "pastillómana" y me volvieron a decir que me automedico.

4) Nos llamaron infantiles (en este lote metieron a mi marido también) por carcajearnos con los dibujos animados que he dicho antes.

Antes nos decían si habíamos pensado en salir un poco menos y, ahora, visto retrospectivamente, como apenas salgo desde que estoy malita me digo que igual tenían hasta razón porque no sé ni de dónde sacaba el tiempo y la energía pero el caso es que me apuntaba a un bombardeo si hacía falta. Lo hacen cariñosamente, eso sí, pero no veas la guasa que tienen los niños y la ironía que se gastan porque el otro día mandé a uno de ellos a la carnicería y cuando le preguntaron: "¿cómo está tu madre?, él respondió: "mayor" y la chica le dijo: "qué va, si tu madre tiene que tener poco más de cuarenta" y el muy puñetero cuando vino me lo contó y me dijo como punto y final: "ya sé por qué se cortó esta chica hace poco y le dieron varios puntos, es que no ve bien". Pensé matarlo pero no lo hice por varios motivos, uno de ellos porque se reía y el otro porque yo si asesinara a alguien lo haría a cuchilladas y luego tendría que limpiar la sangre y tampoco es plan de ponerlo todo perdido.

25 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Me encantan tus historias María, tan distraidas y llenas de verdades con algo de ironia, justo pero conciso. Es una gozada leerte, en la foto estás muy linda pero muy sería. Yo en las fotos salía igual. Ya ves todo lo contrario de como soy, jajajajajaja. La familia siempre que las miran como para recordar dicen, mira la niña cualquiera diría que es así, me miran y se rien a carcajada limpia. Pero en el fondo nos quieren no lo olvides amiga mía.

Besitos y un enorme abrazo.

prima dijo...

Me haces reir y aveces llorar como en esta ocasion, cuando he visto tu foto de niña.¡que mayores somos ya!

María dijo...

Prima:

Tú no te quejes que eres más joven que yo, jaja, eso sí tus hermanas son mayores, hala.

Besos

Mascab dijo...

Jajajaj, me encanta esta entrada.
1 por la foto: Pero chiquilla si eres un calco mio!! (bueno o yo tuyo), jajajaj El Pichi de tablas, los calcetinitos cortos, los zapatos de charol (merceditas, cómo no?, sbes que aún me compro de vez en cuando unas merceditas?); y el moño de castaña?? jajaj, aún recuerdo los tirones que me pegaba mi abuela para hacerme ése mismo moño!! y lo del flequillo a un dedo por encima de las cejas es lo más! Ainsss! aquellos maravillosos años!! Por cierto, igualito que ahora cuando van las nenas a montar en bici eh??

2 ¿Por qué razón nuestros hijos se mofan de nosotros por la edad? ¿por qué nos ven más mayores de lo que nos ven cualquiera de sus amigos? ¿Por qué presuponen que a nuestra edad no podamos hacer ciertas cosas como reirnos a carcajada suelta viendo unos dibujos infantiles?

Sigue así mi niña, que hoy te aprecio un poco más.

Besos, guapa!!

La Kiya dijo...

Maria,
que me encanta ver esta foto; esa niña aun vive dentro de tí. Y eso es lo mejor, que seas una eterna niña.

Me he reido tela con tus cosas, ten cuidadin no vayan los niños a quitarte la paga semanal. :)

Besotes.

chus dijo...

Mseia puede ser que pienses como yim, setas kigua cuandor de edad, Nesisssssssssssss

Carmen= wpaa dijo...

Cuanta razòn llevas Marìa dicen que cuando vamos siendo mayores nos volvemos niños y se cambian los papeles ,si si ,lo hacen con mucha simpatia pero con mucha ironia tambien los muy ladrones pero...¿?¿.
La foto muy simpatica sobre todo el peinado ajajajaj es exactamente igual al que tambien me hacian a mi , yo no tube nunca una bicicleta ( creo que no se fiaban del uso que podria hacer con ella ).
Simpatico tema, con toques de nostalgia ,humor pero sobre todo con mucho amor y simpatia.
Besoss

Isabel Alvarez dijo...

La entrada es maravillosa, y sobretodo porque me he veo reflejada en ella. Eres genial, un abrazo.

Gala(tea) dijo...

Ais Maria, que divertida eres!
Me he reido muchísimo con tu entrada.
Es verdad que los hijos se sublevan ante la autoridad...
Lo que mas gracia me ha hecho es el impuesto revolucionario, mi hermano tambien me pedia dinerillo extra por ir a comprame tabaco...o segun la ocasión se quedaba con las vueltas...(que eran mas de lo que yo le hubiera dado)...
Si es que parece que nacen ya con todos los manuales bajo el brazo...

Un besote gigante Maria.

Navarro dijo...

Una historia muy viva y alegre. Me he divertido mucho leyéndola. Recupérate pronto jaja.
Un saludo!

Julio Díaz-Escamilla dijo...

La niña de la fotografía ¿eres tú? Es una chica encantadora. Y sobre tus peques ¡qué familia! Linda ha de ser, estoy seguro.
Abrazos fraternos.

don vito andolina dijo...

Hola María, tranquila es ley de vida, llega la hora de que ellos te cuiden...y no por tu edad sino por merecerlo....gracias, buen día, besos atormentados...

La cuentera Idaluz dijo...

La foto que ilustra esta entrada está llena del encanto del pasado. ¡Todos recordamos nuestra niñez! Tienes unos hijos que te "regañan" porque se preocupan por tí. Ellos van siendo adultos y tu marido y tú vais sumando otoños. (Seguro que muy bien llevados). Gracias por leerme, Paisana (yo nací en La Raya). Un abrazo.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

María, corazón, no cometas ahora un infanticidio. Piensa que, con los años, esas criaturitas te harán abuela y esos futuros nietecicos serán el premio que la divina Providencia te enviará, como recompensa por no asesinar hoy a esos frutos de tus entrañas...entonces los nietos perdurarán tu actual esclavitud de madre materna ¡Qué "sufrisión"! Siempre puedes darte a la bebida y/o al bingo...¡Hale, a ser feliz!

Rebecca dijo...

hola María,
hay recuerdos que hacen llorar, otros que hacen reír. Tus recuerdos son muy amenos y pintorescos. Y los grandes que no saben todavía tratar con los ninos cuando hacen sus travesuras. Creo que hemos pasado por esto todos nosotros.

un abrazo^^

mariarosa dijo...

Hola María.

Lo que te dicen tus hijos, es que te quieren. Todos son así, para ellos somos muyyy mayores.

Me permito aliarme con tus hijos en algo: deja el cigarrillo. Y te cuento por que. He visto morir a mi mejor amiga, por el puñetro (como dicen ustedes) cigarrillo. Y te puedo gantizar, que nos es agradable....

Un beso.
Fin de semana para pensar....

mariarosa

Carmen Silza dijo...

Es maravilloso que esa niña tan linda viva dentro de ti,fenomenal,es lo mejor que te puede ocurrir....La niña era un primor,y sigue siéndolo,así lo demuestran sus letras...Que tengas un lindo fin de semana María

Nómada planetario dijo...

Las nuevas generaciones en algunos casos nos llevan muchos kilómetros de ventaja.
Saludos.

Luján Fraix dijo...

QUE DIVINA!!!
ME HACES ACORDAR A MI CON ESE FLEQUILLO.
ES QUE SOMOS DE LA MISMA EPOCA. LA ROPA, LOS ZAPATOS... TODO PARECIDO.
UNA MUÑEQUITA.

ME ENCANTAN LOS RECUERDOS. SABES QUE YO TENGO UN BLOG QUE SE LLAMA NIÑA BELLA. AHI ESCRIBO MIS VIVENCIAS, TAMBIÉN POEMAS Y CUENTOS DE NIÑOS.

BESITOS
QUERIDA AMIGA, CARIÑOS

Mos dijo...

Pues a mí, paisana, me encanta que cuelgues fotos tuyas de grande o de pequeña. Qué guapa, tú. Sí, la verdad es que la bici ya pedía sustitución.:):):):)
Vaya, vaya, qué ricos los nenes y sus ironías y regañinas. Dí que sí, que con caramelo están más ricas las manzanas. Qué sabrán ellos de fruta sana. El tabaco es otro cantar....porque bueno, lo que se dice bueno no es. Bueno sí, el otro día un compi que fuma ante la misma
charla sobre el tabaco dijo que " es bueno para Tabacalera porque crea puestos de trabajo y para el Estado porque manda al otro barrio a un montón cada año". Es que es muy borrico, María y dice que pasa.

Me gustan tus historias cotidianas cargadas de verdad y fino humor inteligente.
¿Ah, pero los Reyes Magos son los padres?
Un abrazo caluroso de Mos desde mi orilla.

Julie dijo...

Es una foto de antología. Qué historias tan hermosas... Todavía recuerdo sentir a los camellos en mi ventana... ¡Qué va! Los Reyes no son los padres.
Bellísima entrada, María. Felicidades.

midala dijo...

jajajjajajajjajajja me encantaaaa maria!!!!!Tú casa me recuerda a la mía,pero en vez de dos..yo tengo una.Y es que son la bomba,son la caña y yo te pregunto...¿¿concives la vida sin ellos??seria triste y monotoma maría por dios,si son nuestro sol de verano!!!Me encantó lo de la manzana!!!Cuidalos mucho!!Un besazo!!

* Inés * dijo...

Parece, buenos días mi querida María, que nos has devuelto a todos de sopetón a nuestra infancia.
A mí me dicen ¡agüelaaa! y ni nietos tengo, ya ves.
Tierno escrito, pero saltó una música con una fuente y... ushh ahora vuelvo.. jajajaa.
A mí, que también fumo, no me lo van a comprar, nunca nadie, dicen que no quieren ser cómplices de mi cáncer de pulmón, de modo pasivo.
La mirada de mis hijos es como de padre inquisitorial y me obligan a apagarlo, para despejar el ambiente.
He de decir que siempre fumo medio nada más.
Adoro tus recuerdos narrados, tan tan entrañables, para que se despierten los míos.
Claro tú como eras sola, eras la "prota" de la foto, yo compartía siempre con mis cinco hermanos el posado, todos en fila.
No me gustaba y sigue sin gustarme que me hagan fotos, no sé el porqué si era "monina" de chica.
Un beso para tus hijos y tu esposo, nena, me caen estupendamente y no los conozco y el más grande para tí, con todos mis deseos de que sigas siendo tan especial como yo te pienso y te siento, en la distancia.

D'MARIE dijo...

Maria es trasladar al pasado,tus historias son casi magicas..me distraigo si digo me encantan??
Besiss

Manases dijo...

Es un problema que hablemos de nuestra niñez, eso significa que nos estamos haciendo mayores. Me gusta como ya lo sabes todo lo que escribes y la foto ha sido todo un regalo por tu parte… Besos

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...