13 de junio de 2011

El Diluvio: ¿Cuento o realidad? Parte 1


¿Quién no ha oído hablar del Diluvio?. Probablemente todos conocemos el relato desde niños. Muchos piensan que el relato del diluvio es uno de tantos pasajes bíblicos con carácter de fábula o cuento: a lo sumo una lección moralizante fruto del ingenio humano.

Ahora bien, ¿será la narración bíblica del Diluvio una mera alegoría, que nunca se escribió para que se tomara en sentido literal?

Examinemos en primer lugar lo que Moisés dice en el libro de Génesis. Allí se hace mención específica del año, el mes y el día en que dieron comienzo las precipitaciones, así como de cuándo se detuvo el arca y cuándo se secó el terreno. (Génesis 7:11; 8:4, 13, 14.)

Dado que Génesis no siempre aporta las fechas de los sucesos, las que da del Diluvio destacan que Moisés ( el escritor del Génesis) lo consideraba un hecho histórico.

Encontramos otro ejemplo en la propia arca. La Biblia describe una embarcación de unos 133 metros de eslora (largo), con una relación de 10 a 1 entre la longitud y la altura, y de 6 a 1 entre la longitud y la anchura. (Génesis 6:15.)

Noé, sin embargo, no era un constructor naval. Y recordemos que los sucesos tuvieron lugar hace más de cuatro mil años. Aun así, el arca tenía las proporciones idóneas para su cometido: servir de contenedor flotante.

En efecto, los ingenieros navales contemporáneos han descubierto que las proporciones similares a las del arca favorecen la integridad estructural y la estabilidad de las embarcaciones cuando están en alta mar. Aunque la Biblia no detalla cuánto tiempo dedicó Noé a construir el arca, la narración permite un periodo de unos cincuenta o sesenta años. (Génesis 5:32; 7:6.)

Todo un contraste con la famosa epopeya babilónica de Gilgamés, en la que se describe un enorme y burdo cubo de unos 60 metros de arista que se construyó en solo siete días. A diferencia de esta leyenda babilónica, el relato diluviano de la Biblia persuade al lector a confiar en que expone fielmente los hechos.

Los propios escritores de la Biblia presentan en innumerables ocasiones a Noé como un personaje real ¿Tendría sentido que los escritores bíblicos presentaran a una figura mítica como ejemplo a imitar? Se mencionó a Noé y a los demás hombres y mujeres de fe porque eran seres humanos con debilidades y sentimientos como los nuestros. (Hebreos 12:1.)

El propio Jesús hizo referencia al diluvio, según consta en Lucas 17:26, 27: “Así como ocurrió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían, los hombres se casaban, las mujeres se daban en matrimonio, hasta aquel día en que Noé entró en el arca, y llegó el diluvio y los destruyó a todos”.

Si el Diluvio no fuera más que una fábula, habría que deducir que Jesús insinuaba que su futura presencia era pura fantasía o que sencillamente estaba contando una mentira, pero ninguna de estas conclusiones concuerda con el resto de las Escrituras.

Así pues, Jesucristo, fundándose en la observación directa, aceptaba el relato bíblico del Diluvio universal como historia auténtica. Sin duda, para el cristiano verdadero esta es la prueba más determinante de que el Diluvio de la época de Noé no es de carácter mítico, sino histórico.

Pero ¿qué pasa con los animales? ¿Como pudieron entrar todos?.

Lo contaremos en una segunda parte.

22 comentarios:

María dijo...

Yo, con independencia de que, como sabes, soy creyente, a propósito del Arca resulta que, circunstancialmente, he leído bastante y cosas bastantes sorprendentes y que dan que pensar, seas o no creyente.

Sé, por ejemplo, que un grupo de arqueología turco descubrió lo que podría ser el arca en la cima del monte Ararat (creo recordar un reportaje de ABC al respecto), y que se le da una fiabilidad a este descubrimiento de más del 99%.

Por otra parte, parece ser que hace se desclasificaron unos documentos de la CIA, relativos a espionajes de finales de los 50, y ahí figuraba que la habían visto primero pilotos en misión de espionaje y, posteriormente, se publicaron incluso imágenes de satélites norteamericanos con lo que parece ser el arca.

Y, por último y por no extenderme mucho, me he dado con "el arca en las narices" en un libro que he leído muy recientemente, "El Ángel Perdido", de Javier Serra.

Así que, para concluir, te diré que yo sí creo en su existencia y que espero impaciente tu segunda parte explicándonos cómo pudieron entrar todos los animales existentes en una nave de esas proporciones.

Me ha encantado, como siempre.

Besos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Muy interesante,saludos J.R.

Carmen Silza dijo...

Pues eso de fabula,no suena nada mal....Besos paisana

Galatea dijo...

Dios! espero impaciente la segunda parte...

Solo explicame una cosa Manases, si como dice Lucas en el nuevo testamento, que los hombres comian y bebian y se casaban y todo eso... hasta que llegó Noé y lo destruyó todo... con la convicción que volveria a ocurrir en los tiempos del hijo del hombre...
Me quieres explicar como fué que no se extinguió la raza humana?
(2 veces para mas INRI)

Te prometo que esto no tiene nada que ver contigo, y muchisimo menos contra ti.No me gustaria que me entendieras como un ataque. Te respeto profundamente.
Simplemente, a mi no me convence...

En cuanto al relato y la documentación biblica he de felicitarte.

Un saludo diluviano.

Luján Fraix dijo...

TODO QUEDA EN EL MAR DE LOS MISTERIOS QUERIDA AMIGA COMO DIGO YO SIEMPRE.

LO CIERTO ES QUE DICEN QUE EN EL MONTE ARARAT ENCONTRARON RESTOS DE LO QUE PODRÍA SER EL ARCA.

QUE APASIONANTE NO?.
OJALÁ ALGUN DIA PUEDA APARECER UNA LUZ SOBRE TODOS ESTOS ENIGMAS.

BESITOS

PD FELIZ DIA DEL ESCRITOR PARA ARGENTINA Y PARA TODOS!!!

andré de ártabro dijo...

Aparte de las aportaciones del Monte Ararat que inclinan a pensar que pueden ser restos el arca.(tanto si si como si no) ni quitan ni pones nada importante.
Para mi hay una cosa más importante y es que en los Mitos de todos los pueblos antigüos asiáticos , europeos o amerindios y en el subconsciente individual de todos los humanos, yace como arquetipo universal un diluvio y un arca.
Muy interesante tu post.
Un beso.

Manases dijo...

André . gracias por tu comentario y aportación, pero hay una segunda parte. es un tema que da para mucho...gracias

Manases dijo...

Creo querida Galatea que no has entendido bien lo que he escrito, pero para mí es un placer aclararte que:

1º Noé no destruyo nada, como tú afirmas.

2º tampoco se destruyo todo, por lo tanto no había razón para que se extinguiera la raza humana, fíjate en este relato (Génesis 7:13) En ese mismo día entró Noé —y con él Sem y Cam y Jafet, los hijos de Noé, y la esposa de Noé y las tres esposas de sus hijos— en el arca;
Como ves hubo supervivientes.

3º con relación al relato de Lucas te diré que en realidad lo que estaba haciendo Jesucristo fue un paralelo de los días de Noe con los días de su presencia, en ese tiempo la gente de aquel tiempo estaba mas preocupada de su “cosas” que hacer caso a la advertencia que Noe había estado dando por mas de 40 años. Yo no soy profeta de nada, solo analizo la historia y percibo que con demasiada frecuencia la historia se ha repetido.

Pero si Dios en aquel día trajo un diluvio porque la tierra estaba llena de maldad ¿quien te dice a ti o a mi que no podría hacer lo mismo ahora en este tiempo? al fin y al cabo la gente sigue haciendo lo mismo “comiendo, bebiendo y casándose” como lo hacemos hoy. En realidad hacer eso no es nada malo en si, pero la mayoría de la gente y no digo que sea tu caso esta secuestrada por sus propios deseos.
Pasando por alto los deseos de Dios.

Gracias una vez más por dedicarme parte de tu tiempo a leerme.

Carmen= wpaa dijo...

He leido detenidamente esta 1º parte.
Opiniòn...¿ quien esta verdaderaamente en poder de la razòn ?.
Espero impaciente la 2º parte .
Besoss.

Viriato dijo...

Los animales entraron en el arca con la ayuda de un ser extraordinario que el hombre conoce con el nombre de Dios, y no tan divino como se empeña la tradición en representarlo.Dicho lo dejo a groso modo.
Dejo un saludo para todo aquél que lo lea.

Galatea dijo...

Querido Manases, me gusta mucho que me contradigas, pero sigo sin convencerme. (no recordaba que habia tanta gente en el arca..hace demasiado tiempo que lo leí, y te agradezco el parrafo adjunto.)
Padre, madre, hijos y nueras...ufff demasiado familiar para repoblar la tierra...

En cuanto a que Dios nos mande otro diluvio u catástrofe similar... bueno, el cambio climático, el sol (con sus tormentas solares...)las pequeñas edades glaciares que vivimo casi sin darnos cuenta... y la tierra que estamos dejando ya se están ocuapando de eso...

La naturaleza que se revela contra el hombre... o será la mano de Dios que nos castiga por tanta maldad? es cuestión de creencias...

Comulgo contigo en que los hombres no son buenos por naturaleza, son animales y como tal, intentan sobrevivir,(la lucha por la supervivencia ) de un modo u otro, mas o menos racional, a veces ni eso, pero de ahi a otros temas... yo soy muy escéptica.(deberás perdonarme)

Muchas gracias Manases. Por publicar mis comentarios y mantener este cambio de impresiones conmigo.

Te lo agradezco enormemente.

Un saludo fuerte.

* Inés * dijo...

En esta ocasión prefiero leer, independientemente de lo que yo opine.
Buen trabajo Manasés.
Un abrazo y mi apoyo, lo haces muy bien.

María dijo...

Y a mí que me gusta este tira y afloja que tenéis montado entre Galatea y tú, enriquece el blog y le da vida.

Ah y los comentarios se publican todos, lo hago yo.

Besos

Anónimo dijo...

Bueno...yo siento deciros que estoy totalmente de acuerdo con Galatea.Yo lo del arca...pues...como que no.Pero tampoco descarto que sea cierto,sencillamente me inclino a pensar que si viene otro diluvio,la culpa es nuestra,nosotros nos encargamos de cambiar el clima y de otras muchas cosas. En fin...que está bien oir todo tipo de opiniones eso está claro. Y si mi hija escribiera,pondria totalmenteeee distinto a mi, ella es creyente hasta la medula, y cree todo a pies juntillas.Es bueno que cada cual pueda tener sus creencias.Besitos Maria y siempre gracias. Midala

Julio Díaz-Escamilla dijo...

¡Caray! Qué difícil "meterse" en dogmas y mitos, creencias y fidelidades cognitivas. Lo importante es "hacer bien las cosas correctas", tomar de todas las religiones aquello que nos sirva para ser BUENOS seres humanos, no tomar la religión y creencia y Fe para enriquecerse, sacrificar a pobres y niños y jóvenes. Lo importante es retomar el Humanismo.
Sigo leyéndote, querida, abrazando tu esfuerzo, tus ganas y tu enorme voluntad por dar a tus lectores, artículos formativos y recreativos.
Un gran y humanístico abrazo.

icue dijo...

Haces muy bien en traer este tema a la palestra, ya que sirve para hacer pensar y que cada uno de su opinión sobre el tema.
Lo cierto es que no podemos dudar del poder de Dios, ni sus designios, que para nosotros siempre serán un misterio, a mi me vale aquello de "Dios sabe más"
saludos

Miguel dijo...

Mi querida, hermosa reflexión.

Esta historia del arca siempre me ha intrigado, ya que cuando era niño me preguntaba si en realidad podría ser verdad.

Los hombres de la época, incluyendo a Noé no estaban equipados como para construir un barco de esas dimensiones, y con los detalles de lo que la Biblia nos dice.

Sin embargo, creo en su existencia como un buen cristiano, y ciertamente la evidencia más concreta aún surgen sobre su existencia.

Espero que para la segunda parte de esta emocionante historia.

Mi beso, hasta la próxima vez.

Juan dijo...

Muy interesante la entrada y los comentarios de María. Esperamos a ver cómo continúa para desvelar algunos interrogantes que pululan por nuestras cabezas.

Un abrazo.

Juan Antonio

sabores compartidos dijo...

Hola lo del monte Ararat me suena haberlo escuchado o leido hace algun tiempo, pero no recuerdo bien donde. Buena información, luego que cada uno saque sus propias conclusiones.
un abrazo

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA
PASO A SALUDARTE EN ESTE DIA.
QUE TENGAS UN BELLA JORNADA.

INVESTIGA PARA NOSOTROS QUE NECESITAMOS SABER MÁS...

BESITOS

Mascab dijo...

Wow Maneses! me encanta la historia que nos traes!
¿DE verdad hay constancia de que fué un hecho histórico?
de ser cierto, ¿No cabe la posibilidad de que el diluvio fuese un desajuste meteorológico como los que estamos viviendo en la actualidad?
Sin tener nociones navales, tal como nos cuentas que se dice en el Génesis, ¿como pudo Noe construir con tal esmero un barco tan enorme para proteger a los suyos a todos aquellos animales?
Más los alimentos para animales y humanos sin saber los días en número incierto que pasarían flotando...
Tendré que leerme la novela que María acaba de leer, escrita por Javier Serra y que está esperando a que termine los enamoramientos de Marías...o leerme el Génesis, además de seguir tus explicaciones de ésta fascinante historia en la próxima entrega a donde ahora mismo dirijo mi vista...

Gracias por darnos a conocer tu interesantísimo estudio!!

Saludos.

D'MARIE dijo...

Me gusto mucho leerte,es buena la forma como explicas y das a conocer lo que deseas trasmitir,¡.Sos un encanto de persona..besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...