26 de junio de 2011

Ayyyyy, se me ha perdido una teta


A mi tía se le detectó hace casi 40 años un quiste en el pecho, se lo quitaron, se le reproducía y así sucesivamente hasta que, a la séptima ocasión casi 5 años después, tuvieron que extirparle el pecho y darle mucha quimioterapia.

La cirugía de entonces era muy drástica, se aplicaba mucho aquello de cortar por lo sano y con la quimioterapia lo mismo, no estaba ni mucho menos lo avanzado que ahora mismo. Ella las pasó muy "putas", se sintió morir en varias ocasiones pero era y es una mujer maravillosa, con unas ganas de vivir impresionantes y decidió luchar, luchar porque era muy joven, porque tenía dos hijos pequeños y un marido a los que adoraba y, sobre todo, porque ella se quería.

Quererse uno mismo es muy importante, para luchar contra enfermedades y para todo en esta vida. Yo soy de la opinión de que si te quieres incluso estás más guapa. Y, repito, mi tía se quería y mucho y eso y sus ganas de vivir hicieron un milagro que hasta los médicos veían complicado. Se quedó calva con la quimioterapia pero ella, adelantándose a la jugada, se compró una peluca preciosa que todavía conserva y, aunque no la usa, la lleva de vez en cuando a lavar y arreglar porque es un recuerdo de su triunfo, de su victoria contra el cáncer.

A ella, como he dicho, le extirparon el pecho entero y, por aquel entonces, no se hacía la cirugía reconstructiva que se hace ahora y que otras mujeres de mi familia que también han padecido lo mismo y han triunfado sí se han hecho. Ha utilizado siempre prótesis que se ponían debajo del sujetador o del bañador y, precisamente del bañador, es de lo que quiero contar una anécdota.

Un día en la playa, siendo mis hijos pequeños, mi tía jugaba con ellos a bucear, dar volteretas dentro del agua, etc. y, en una de esas piruetas, se le salió la prótesis mamaria del bañador y, ni corta ni perezosa, se puso a gritar: "ayyyyyyyyy, se me ha perdido una teta"; un señor que estaba cerca se acercó y le preguntó: "¿Sra. qué dice Ud. que ha perdido?" y ella, con la mayor naturalidad del mundo, le enseñó el hueco vacío del bañador y le dijo: "Señor, he perdido mi pecho", el señor le dijo: "Yo se lo encontraré" y vaya si lo hizo, éramos varios buscando la prótesis y ya desesperábamos de encontrarla cuando vemos llegar al señor en cuestión con ella en la mano y, tremendamente serio, le dijo: "Señora: aquí tiene Ud. su teta". Ella, impetuosa y graciosa como es, la enjuagó en el agua, se la colocó discretamente y, ya con sus dos pechos, le plantó dos besos al señor para darle las gracias.

En definitiva, lo que intento decir con esto, es que nuestra actitud ante la vida y las enfermedades hace mucho. Sé que es un tópico de narices eso de decir "como te empeñes te mueres", pero es que en muchos casos es así, porque como te pongas la cabeza bajo el ala y no le plantes cara al cáncer o a lo que sea que te haya tocado sufrir tú terminas muriéndote, aunque sea de asco. Y no importa si en el camino pierdes un pecho, una pierna o tu movilidad, ni si tienes unos dolores que te hacen reventar porque lo que de verdad importa es vivir y un trozo de carne más o menos como en realidad es un pecho no te hace ni mejor o peor persona ni más ni menos atractiva; ni el perder movilidad tampoco, ni el usar sillas de ruedas, porque puedes ser una "reina" teniendo que usarla o pudiéndote mover poco y puedes ser un "estropajo" no faltándote ningún trozo de carne ni ninguna facultad. Todo está en nosotros, en lo que nos queramos y en los "huevos" que le echemos a la vida.

25 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Lo mismo resulto muy bestia y puede que alguien y todo se sorpresa de mí, pero me sale del alma y no lo puedo evitar. María hoy tus letras han entrado directas a la vena uffffff. Que desahogo reina, admirable de verdad, luchar y sentirse bien con una misma la mejor dósis para afrontar lo que venga.

Gracias por estos ánimos que a más de una nos servirán.

Besitos del alma con todo mi cariño siempre.

Carolina dijo...

Una historia hermosa, que nos deja reflexionando. Siempre lo digo, hay que luchar y perseverar ante cualquier situación grave. Si se quiere se puede. Y tu tía escogió la mejor opción, la de luchar para seguir viviendo.

Enhorabuena por esa entereza y templanza.

Yo tuve un antecedente, pero, a Dios gracias, solo fue un susto. Y ahí quedó. Anualmente me hacen un chequeo por prevención.

Besitos mi niña.

Carmen= wpaa dijo...

Cuanta razòn llevas Marìa ,que la aptitud que se tome frente a las adversidades de la vida nos puede llevar a una situaciòn o a otra.
Yo siempre opine que si por llorar y patalear se resolvieran los problemas ,estaria todo el dia haciendolo,pero lo unico que se consigue con eso es empeorar màs aun las cosas.
Tomar una aptitud positiva frente a los problemas tanto de enfermedad , como en cualquier cosa ,y como se dice " agarrar al toro por los cuernos" o echarle "huevos" a la vida .
Naturalmente , que una teta no hace ni mejor ni peor persona a nadie ,lo importante es vivir y ser tu misma y ser feliz y positiva.
Desde aqui , yo le mando un "ole ole y ole" , a tu tia,y mi mas absoluta admiraciòn por esa valentia y su aptitud frente a su problema.
Igualmente para ti ,porque se que eres una mujer muy valiente tambien.
Todo mi apoyo aquellas mujeres que esten pasando por un trance asi ,que sean fuertes y lean tu texto y tomen nota de la tia.
Lo importante es vivir y disfrutar de lo bueno que tambien nos ofrece
el dia a dia.
Que pases un feliz domingo Marìa.
Besossss

andré de ártabro dijo...

Totalmente de acuerdo en lo que dices y na y otra vez yo he reiterado en mis escritos , la actitz, la falta de estres , la confianza son auténticos placebos en todos los casos, Si no existe ni depresión ni estres y si uno cree en sí mismo la genética no actúa.
La forma de comportarse enla playa y su actitud , hablan de una mujer sin estrés y sin complejos y eso es tener media guerra ganada
Un beso

Concha Signes dijo...

Una historía entrañable María y muy valiente por parte de tu tia, si señor con un par bien puestos. Como sabes que soy una moñas pues aquí me tienes sorviendo el moco.
La vida no es nada fácil, hay que aceptarla como viene, pero sobre todo sin perder el ánimo para nada.
Aunque no la conozca, un fuerte abrazo para tu tia y otro para tí.
Que pases una buena semana.

Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

Mi padre falleció de cáncer el pulmón después de aquello deje de fumar, por el, por mi hija, por mi.
Me dolió mucho que no me dijo aquella ultima vez que le vi que ya estaba muriendo, me decía que su dolor era por un achaque de la vejes.
No entendí nunca porque no me contó, pero tuve la suerte de darle un abrazo antes de mi partida y decirle que le quería.

Muy buen post, triste pero real, lo importante es nunca dejar de luchar y pensar que lo vamos a lograr.

Un beso grande y lindo domingo para ti

chus dijo...

Maria esto es un ejemplo para cualquiera, con problemasm y supuestamente sin problemas, es reflexion dura para aquellos que piensan, A MI NO, Creo que entendiste ko que dije. Tienes que pensar que tu eres tu mejor amiga. Un abrazu de verdad

sabores compartidos dijo...

Hola MARIA, desde luego es en esos casos en los que sale a relucir el afan de superación. Hay quien lo tiene mas desarollado que otros que prefieren esconderse y evitar el tema, pero quien realmente le "echa huevos" no se si quedara mejor o peor, pero lo seguro es que su vida será más llevadera.
un beso

Mascab dijo...

María...Olé los ovarios de tu tía!!

Ha elaborado una historia genial para este post, lo has llenado de energía positiva y sobre todo de VIDA.
La enfermedad nos hiere y nos doblega, pero no debemos dejar que nos venza sin darle la cara y luchar, luchar hasta el final, no hay treguas.

Se a quien va dirigido en especial, tu mensaje y espero que lo lea y le "eche muchos huevos", como ya ha dicho, por encima de mí sabores compartidos.

Adelante Chesana, la vida te está esperando!!.


Besos, guapa!!

La Kiya dijo...

A la vida hay que echarle huevos y ovarios.
Hoy la teta de tu tía me ha parecido un canto a la vida; hemos de luchar con todas nuestras fuerzas para seguir adelante y que las enfermedades queden atras.

Un abrazote.

Perlita dijo...

Oye, paisana, dentro de lo que encierra de drama, cuentas esa anécdota con una gracia que...es que lo veo. Veo la escena y no puedo evitar reírme. Tu tía es grande y ojala que dure muchos años, que su caso es hoy tan común, que hasta pone el pelo de punta pensar en los dramas que nos envuelven por culpa de esa terrible enfermedad que a mi me toca de cerca en familia muy querida. Y muy joven... Dios y el optimismo pongan su mano y que como tu encantadora tía, guarden las pelucas en el fondo del baúl para siempre.
Espero que tú sigas guapa, bien y con esa gracia que te caracteriza. A ver si en septiembre me doy una vuelta por ahí, que ya tengo ganas de ir a mi tierra aunque...en agosto...Mejor en feria.
Un abrazo y cuídate, zagala.

Marina Fligueira dijo...

Hola María!!!

¡Gracias por esta entrada que nos puede ayudar a mochas mujeres a ganar una de esas batallas! A esa lacra que tanto abunda... ¡por desgracia! En nuestros días.

Tu tía es una mujer admirable, un espejo donde una a de mirarse.
¡Sabes, me ha hecho gracia lo de la playa!... su sentido del humor, su gesto, me ha hecho sonreír.

Ojalá todas/os fuéramos así de valientes. Un beso y se feliz.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Cualquier enfermedad, especialmente los cánceres, se afrontan con valentía y humildad; mas hay quienes, sabiéndose el centro del universo, seres diosificados en la cima del Olimpo, ven en sus achaques el fin del universo. Ciertamente, me he cansado de acompañar a estas personas que no permiten que les alientes y se amargan y amargan a los demás. Un gran texto que muchos habremos de leer una y otra vez.
Un abrazo ascéptico.

Luján Fraix dijo...

QUE BUEN ESTIMULO PARA ENFRENTAR LA VIDA Y LO QUE NOS TOCA EN SUERTE. NO TODOS TIENEN ESA ACTITUD, MI MAMÁ SE DEJÓ MORIR...

LA ACTITUD ES IMPORTANTE PARA SEGUIR POR ESTE CAMINO SINUOSO, PORQUE TODOS ESTAMOS EN EL FILO.

BESITOS
MUY PROFUNDA TU ENTRADA.

CARIÑOS

Gala(tea) dijo...

Que actitud mas loable!
Sinceramente me parece de una grandisima persona tu tia. No todos son tan fuertes y se toman con tanto sentido del humor los infortunios que la vida les depara..
La verdad es que esa actitud positiva nos ayuda en mas ocasiones de las que creemos, pero somos algo necios, y nos empeñamos en hundirnos...(afortunadamente nos siempre)

Me gusta el caracter de tu tia.. es un ejemplo a seguir.
Me encantó la entrada... a titulo personal diré que yo a mi vida le pongo un par... de no ser así... no se ni donde estaria...

En fin... un besazo preciosa.

midala dijo...

Tienes una tía...cojonuda!!!Si señor, asi como suena.Viva tú tía María. A eso se le llama mirar a la vida con buenos ojos!!!cuidala y mimala,se lo merece!!Mil besos maria enhorabuena !!

Mos dijo...

Cuánta razón tienes, paisana: Hay que quererse a uno mismo y hay que echarle huevos a la vida muchas veces.
Lo que pasa es que no todas las personas tienen el mismo ánimo, el mismo carácter, el mismo coraje ni la misma voluntad para tirar "palante" con lo que sea.
Admirable tu tía, María y admirable tu entrada que, sin duda, nos anima a reflexionar y positivarnos un poco más.
Un abrazo caluroso desde mi orilla.

Carmen Silza dijo...

Me maravillo de esa valentía,yo no se si la tendría...Hay que pisar en positivo siempre,pero a veces no se puede o todos no pueden.....Chapo por tu tía....Besos María y que tengas una excelente semana

Rosa Mª dijo...

Mi querida María, muchísimas gracias por tan importante y precioso aporte. Sabes mezclar perfectísimamente la gracia con la seriedad.
Te quiero mucho.
Besos. Rosa.

TORO SALVAJE dijo...

Pues si.
La actitud que adoptemos frente a los problemas lo cambia todo.
Tú tía merece mi aplauso.

Besos.

Luisa dijo...

Hola, María.
La verdad es que has contado con tanta gracia esta anécdota de tu tía, que no queda otra que reírse, aunque es un tema tremendo.
Mi hermana fue operada de cáncer de mama cuando tenía 28 años. Ahora tiene 49. Un ejemplo de lucha para mí, que la tengo tan cerca.
Da gloria con personas luchadoras como tu tía y mi hermana. Les deseo salud y buen humor.

Un beso muy fuerte.

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Hola Maria,enhorabuena a tu tia por tener fuerza y mucha energia ante el cancer....yo tengo una entrada en mi blog con el título de gracias a la vida....en el que pienso igual.

Un abrazo1
Isabel

* Inés * dijo...

Entrañable,aleccionador y precioso escrito, en petit comité a quienes tenemos la suerte de conocerte, a través de tus letras y ahora a tu tía.
Cierto es que la valentía y la positividas ante un cáncer o parecido, gana la batalla.
Admiro muchísimo la entereza de esas personas que nos dan ejemplo de vida.
Un beso... enorme no, lo siguiente, por tu escrito, María.

Mascab dijo...

María, regreso para invitarte a mis rebeldías, tienes algo esperandote a tí.

Besos.

Rosi dijo...

¡Ay lo que he disfrutando leyendo tu relato! que simpatía la de tu tía, lo que hubiese dado por ver la cara del señor cuando le oyó decir lo que había perdido.
Enhorabuena por esa tía. Yo también tengo a alguien que le plantó cara y a sus casi centenarios años aún sigue pululando por estos mundos.
Besos.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...