9 de mayo de 2010

Lo prohibido II


Las noches siguientes continuaron hablando. Poco a poco descubrieron que tenían mucho en común, desde ideas políticas hasta convicciones morales, contrarios ambos al aborto, amantes de la buena mesa, de ir de compras, de vacaciones en el campo, de playas solitarias, de Sinatra, de tantas y tantas coincidencias que llegaban a inquietar. Ana, todavía creyendo que él tenía 64 años, se "enamoró" de su amigo, le gustaba tanto hablar con él que, el hacerlo, empezó a convertirse en una rutina que esperaba casi con anhelo cada noche.

Un día, al cabo de un tiempo de hablar casi diariamente, él, en un alarde de originalidad, la invitó a desayunar y le prometió una rosa. A Ana la habían invitado a muchas cosas, pero nunca a desayunar, una primera cita que empezara con un desayuno y una rosa no era para ella lo normal. Se intercambiaron los correos y ahí dieron un paso más. Ya no solamente se daban las buenas noches y se enzarzaban en una charla interminable llena de risas, de anécdotas, de descubrimientos mutuos, ahora también se daban los buenos días con un mensaje corto, educado pero lleno de cariño. Ahí pasaron, sin que ni ellos mismos se dieran cuenta, de ser "Extraños en la noche", cuando cruzaron su primer hola, poco sabían, a ser "Sólo amigos", ante la gente era así, amigos simplemente amigos y nada más. Pero fueron más, lo fueron casi todo con el tiempo.

Ana recuerda y recordará siempre el primer correo en el que Antonio destapó sus sentimientos, se lo envió de madrugada, al regresar de una cena de negocios, y decía así:
"Buenas noches , ya estoy en casa , hoy me ha sabido a poco el tiempo que he estado charlando contigo. Cenando, he imaginado que estabas a mi lado , vestida como me has comentado antes y, de repente, me he inhibido de la situación y he empezado a soñar que, aparte de no parar de besarte , no dejaría de fijarme en ese escote que tu con mucha intención te habrías agrandado para incrementar mi pulso cardiaco .

No pararíamos de mirarnos a los ojos, buscando una complicidad mutua , pensando en como seria el desayuno. Yo, mientras cenábamos, he seguido soñando en como seria tocar esa blusa de seda palpando tu figura, sintiendo muy cerca tu cuerpo junto al mío pero, sin yo quererlo, reclamaron mi atención y mi sueño se esfumó. Aun siendo un sueño, es tal el deseo que te tengo que prácticamente he sentido tu aliento rozando mi realidad .Un besazo para mi amapola".

Ana lo leyó por la mañana, emocionada, nerviosa pero tremendamente contenta y le contestó:

"Tu correo de anoche maravilloso, eres (creo habértelo dicho ya) lo más bonito que me ha pasado en muchísimo tiempo, nunca imaginaba que pudiera encontrar a alguien con tu sensibilidad, con la ventaja añadida de que te gusta ir de compras. Anoche me tuve que tomar dos tilas porque tenía una ansiedad horrible, ansiedad de ti, por supuesto y sí, acepto tu invitación, quiero que vayas preparando el desayuno que me tienes ofrecido
".

El correo tuvo respuesta...

http://www.youtube.com/watch?v=DtXiormP9Cc&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=dpLulm3F5Js.

12 comentarios:

Fibonacci dijo...

Que envidia me da ese señor mayor, que al final resultara un bombon, aderezado con lluvia de coco, suerte de esos hombres, al menos dime que chat era,yo no pondre calicula, sino Krapula, a lo mejor tengo suerte y descubro una Ana como la tuya,yo no le regalare una rosa en el desayuno, tan solo le diria, buenos dias mi amor y todo esto en albornoz.

Mayte® dijo...

El dia menos pensado, asoma por aquí algún guionista de culebrones y os lanza a la fama.

!Genial¡

Besitoss

Ella dijo...

Decirle eso en albornoz presupone que habían pasado la noche juntos, no elucubres, jajajaja.

Y, puede que sí, que al final resulte que el señor es un bombón.

Un beso

Ella dijo...

May, yo prefiero el Planeta nena, lo dotan con 600.000 €, jajajaja.

Un beso

Fibonacci dijo...

se que será un bombon, y de 64 años nada de nada, al menos como tú, y hermoso no puede dejar de serlo, para que no desenntone en tu compañia.
Y si, para que irnos por las ramas,si nos gustamos y demas, a que esperar a desayunar y llevarte una rosa. la rosa te la dare de mis labios despues de dasayunar, y eso sí, todo eso en albornoz, despues de una larga, tormentosa,ruidosa y pasional noche de amor, que mejor un desayuno despues para recobrar fuerza.

Ella dijo...

¿Es a mí?, jajajajaja

scarlet2807 dijo...

Ella,ahora " te fregaste"!!!!
Escribes tan bién, que nos tienes a todos enganchados, no te quedará otro remedio que escribir sin faltar todos los días la continuaciíon, si no te lincharemos,
Y mira que sé donde ubicarte, ehhhhh????
jajajajajjajajaja

Un beso, Scarlet28047

scarlet2807 dijo...

El númer "4" agregado a mi nick, fué sin querer , por favor lo omiten ¿vale?

jajajajajjajajajaj

LIA50 dijo...

No sé porque esta historia me trae recuerdos, apasionante. Besos Lia.

Soñador dijo...

Lo dicho... me gusta mucho como escribes..gracias.Es un placer leerte, nos conquistas a todos.

D'MARIE dijo...

Ella hay dias que me deslumbras!!Que bueno lo tuyo.Besis

Miranda dijo...

Nena:

Me encanta la forma en que me atrapas con tus letras y ya sabes que soy impaciente, quedo en espera de la continuación.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...