8 de mayo de 2010

* Me mirabas *


Tú, siempre estuviste,
me mirabas de lejos,
sin que yo te advirtiera,
desde tu atalaya,
sin que yo lo supiera.

Sentía una mirada intensa.
ignorando su patria,
me preguntaba siempre,
preguntaba:¿ quien?.

Y sólo el silencio.
siempre silencio,
ni voces, ni eco,
silencio eterno.

Pero tú,
con tus ojos de sueños,
desde tu atalaya,
besabas mis pasos,
acariciabas mi noche,
y yo...
no... lo sabía.

11 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Muy bello Inés, pero no es de extrañarse, tú escribes muy bello...
y la foto? ufffffffffffff, ya me gustaría que a mi me mirara uno así ( aunque un poquito más viejo)...jajajajajajajajj
Un gran beso, Scarlet2807

Mayte® dijo...

Escribes de ensueño niña.
¡Felicidades!

Pero yo al contrario que scarlet, de la foto me quedo la capa.

Que belleza.

Besos

scarlet2807 dijo...

Será que a mi me gustan los moros????

Mayte® dijo...

entonces te presento a mi cuñao a ver si así descansamos en la familia.

jajajajja

Soñador dijo...

Precioso inesperada¡¡¡me gusto mucho con que magia trazas esos versos , muy bello , me encanta leerte.Gracias

Fibonacci dijo...

Estupendo Ines, se nota tus sentimientos como lo plasmas en esas bella palabras.

Miranda dijo...

Ay Niña, me has robado los suspiros. Eres sencillamente encantadora.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

Tarzánnnnn dijo...

Bellísimo, Inés, con tu fuerza de siempre, con el encanto que le pones a tus letras. Gracias. Un beso - rbn

Ella dijo...

Ines te superas con cada cosa que nos dejas leer. Este es especial.

Besos.

Oye, ni caso a estas dos que me da a mí que les ha gustado el de la foto.

*Inesperada* dijo...

La foto es preciosa, verdad?

Sus ojos de gato, su andar sigiloso, su oscuridad dentro de la algarabía,inspiró estas humildes letras.

Gracias a todos,desde mi lado.

D'MARIE dijo...

Ines que encandilacion ,con esos ojos que traspasan los sueños!!
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...