5 de mayo de 2010

LEYENDAS DEL MATE (no se contrapone con lo escrito por Wppita)


LEYENDA CRISTIANA DEL MATE

"Jesucristo bajó a la tierra acompañado de San Juan y de San Pedro dedicándose a recorrer el mundo y dio, después de largo andar, con Misiones. En una de sus marchas llegaron hasta el rancho de un viejo indio, padre de una joven tan hermosa como buena.

Sin reconocerlos, atendió a los celestiales viajeros lo mejor que pudo y sacrificó para ellos la única gallina que poseía. Al día siguiente, Jesús se dió a conocer como hijo de Dios y en recompensa por su hospitalidad, le dijo que le hiciera una petición que le sería concedida.
El anciano contó que el demonio se había apoderado de sus tierras y de las almas de los indios, y su único deseo era que su hija siga siendo buena y pura. Jesús lo premió transformando a la joven en el árbol de Caá, el que traería fuerza, inteligencia y prudencia a los hombres de la selva".


LEYENDA GUARANÍ DEL MATE
Yarí - i vivía cerca de la selva misionera. Era bella y joven, y cuidaba con afecto a su viejo padre, un indio casi ciego que se había negado a seguir el curso de la nómade tribu a la que pertenecían. " Ya no tengo fuerzas para cambiar de morada - explicó -. Sólo les pido que se lleven a mi hija, cuya juventud merece la compañía de otros jóvenes y no esta soledad". Pero la joven afirmó: "Estaré donde tu estés; seré tu hija y tu hijo a la vez: aprenderé a cazar como hombre y a guisar como mujer".

Y así fue. Solícita y cariñosa, Yarí - i pronto aprendió a pescar, cazar y a recoger los frutos de la apretada selva donde habían quedado. Su padre, agradecido, rogaba a Tupá que recompensara a la joven por tantos desvelos.

Cierto día, apareció en la casa, un hombre con hábito de peregrino, que no era otro que el mismo Tupá. Yarí - i lo recibió generosamente, cazó y cocinó para él un exquisito agutí y le preparó una confortable cama.

Al día siguiente, el peregrino se preparó para partir "No me iré sin recompensarte - dijo -. Haré brotar una nueva planta que llevará tu nombre, y tú serás, desde ahora, la Caa - Yarí inmortal". Diciendo así, el dios hizo nacer la yerba mate, cuyas virtudes refrescantes y terapéuticas son conocidas por todos los que la consumen.

10 comentarios:

D'MARIE dijo...

jaajjaja,me hicistes reir nene!!.Por no se contrapone..de verdad nos dieron lecciones de diferentes lados,los dos.Exelente amigos gracias!!(No me gusta el mate)uff q verguenza..argentina.no le gusta el mate ni baila tango..jajaj
Besis

Mayte® dijo...

Mira que bién.

Me encuentro el principio y la continuación de la leyenda.
Me encantaa.

Gracias Tano

Tarzánnnnn dijo...

Marie....no serás japonesa? jajajaja...aunque a ellos les encanta lo argentino.Besos y saludos de Ardi-Woman.- rbn

scarlet2807 dijo...

Tarzán te digo lo mismo que le he dicho siempre a Wpaa, al igual que a Mayte, me encantan las leyendas, así que si hay más versines de lo mismo, por mi encantada...

Un beso, maestro, Scarlet2807

Ella dijo...

Yo sólo digo que tanta versión y yo sin probar el mate. Tendré que ponerle remedio a eso.

Un beso

Soñador dijo...

Muy interesante , yo tampoco llegué a probarlo , pero cuando veo como beben de la bombilla siento mucha curiosidad , debe estar bueno,gracias

Fibonacci dijo...

Yo que pensaba que los argentinos eran aficionados al ajedrez con tanto mate, y resulta que es una hierba, como el poleo, la menta, el té y la manzanbilla todo mezclado, vaya por Dios,a mi que no me quiten el café

*Inesperada* dijo...

(Yo, tengo que probarlo, siempre que lo leo, me apetece saber a que sabe).

Tu escrito es precioso Tzn.

(Hoy no sé qué decir...sólo Gracias).

wppa dijo...

aynsss que puse un comentario y no salio.
Tarzannn preciosa esta otra historia del mate.
Tu como buen argentino supongo que de estas cosas sobre el mate sabes un rato.
Me encanta aprender todas estas cosas que desconocia , estos relatos son muy amenos e instructivos.
Un beso
wpaa.

Madeira dijo...

Yo nunca he probado el mate pero me están entrando unas ganas inmensas. Como ayude a agudizar el ingenio de esta manera...
Ahora en serio, aprendo y disfruto con vuestros escritos.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...