14 de mayo de 2010

COMO MANZANAS DE ORO

Perdonen mi tardanza… Me presento quiero decirles que llevo mucho tiempo leyendo sus escritos, aunque solo de vez en cuando he hecho algún comentario anónimo, y espero que con el permiso de la • jefa” pueda quedarme algún tiempo por aquí.
Hecha esta introducción, porque he elegido este tema “Como manzanas de oro en filigrana de plata es una palabra hablada a su tiempo.” Así dijo el sabio rey Salomón, y pocas personas le discutirían lo acertado de esa declaración. La palabra bien escogida, hablada al tiempo oportuno, es una obra de arte del mismo modo que lo pudiera ser un hermoso adorno de plata y oro. Sin embargo, pocas personas se dan cuenta del esfuerzo que hay que hacer para lograr una buena expresión y lo necesario que es el escoger palabras que hagan el máximo impacto en los oyentes.

Por supuesto, las palabras se usan para transmitir información e ideas de una persona a la otra y por eso cualquiera que tiene un mensaje que transmitir o una idea que dar a entender debe interesarse en mejorar sus facultades de expresión. El que la gente le escuche o no depende considerablemente de cómo expresa sus ideas.
Todos sabemos que las grandes obras de literatura se leen y vuelven a leer por su público del mismo modo que las grandes obras musicales se escuchan vez tras vez y que en consecuencia la información queda impresa en la mente del oyente por repetición. Por ejemplo, la mayoría de la gente educada ha oído de Shakespeare, aun si el inglés no es su idioma materno. Además, la mayoría de la gente tiende a retener lo que ha leído con placer. Así es que si deseamos establecer un punto o convencer a alguien de algo debemos tratar de hacer nuestro lenguaje eficaz.
Los grandes críticos literarios, como el romano Horacio, el griego Aristóteles o el inglés Samuel Johnson, estudiaron las obras de otros para hallar qué es lo que las ha hecho una lectura memorable, y sus hallazgos nos pueden ser muy útiles.
Para comenzar, todos concuerdan en que escribir bien no es cosa fácil. Samuel Johnson dijo que lo que se escribía sin esfuerzo por lo general se leía sin placer. Además, todos están de acuerdo en que debemos hacer más que solo contar una historia o transmitir ciertos hechos, a menos que nuestro informe deba ser completamente práctico. También debemos tocar el corazón.
Para hacer esto nuestra propia actitud es muy importante. ¿Estamos verdaderamente interesados en ese tema? Un escritor dijo que si uno deseaba que él sufriera dolor, entonces primero uno tenía que sentir dolor, y de este modo su lenguaje tendría el genuino sonido de la verdad. Por medio de envolver a nuestros oyentes o lectores, entretenerlo, informarlo o hasta impresionarlo, cautivaremos su interés y así excitaremos sus emociones., bueno no se si esta es la mejor expresión, pero yo he sentido durante todo este tiempo que les he leído como mas de uno ha llorado, otros han aliviado la carga de sus amigos, para poder hacerla mas liviana , casi todo os habéis reído, y saben una cosa , reír en este tiempo , no esta pagado, me he reído mucho , y llorado mucho también mientras los he leído , díganme entonces ¿ no merece la pena seguir escribiendo, para así de esta manera poder llegar a los corazones, sabiendo que el corazón es el centro de nuestras emociones?

11 comentarios:

Ella dijo...

Bienvenido.

Oye, qué pozo de sabiduría por Dios.

Y tienes mucha razón, reir no está pagado con nada, te lo digo yo que me río por casi todo.

Espero seguir leyéndote.

Un beso

Mayte® dijo...

WOWWW... Menuda introducción.

Gracias por habernos leído y participado con tus comentarios antes de ser integrante del blog.

Sabes que yo especialmente, aprecio todo lo que entiendes sobre muchos temas y en verdad es un placer que ahora formes parte del blog. Espero que te integres entre nosotros y difrutes de nuestra compañia igual que espero que nosotros disfrutemos de la tuya.

Un abrazo afectuoso y ¡BIENVENIDO!

scarlet2807 dijo...

Manase, bienvenido, de todo corazón.
Si dices que has reído y llorado con nuestros escritos, ¿que mejor , que estés entre nosotros?
Espero que rias y disfrutes mucho más, asi como nosotros disfrutaremos de tus relatos...

Un gran beso, Scarlet2807

Fibonacci dijo...

Bienvenido amigo, y buen comienzo no has dado,esperamos seguir leyendote,produces buenas vibraciones.
Un beso, ya tocamos a menos mujeres los demás.

Miranda dijo...

Mannnnnnn:

Bienvenido a este hermoso rinconcito.

Excelente comienzo, felicitaciones.

De ahora en adelante serás cómplice de todas nuestras locuras y tristezas.

Abrazos afectuosos y besitos al a distancia.

Carmen dijo...

Ante todo la bienvenida por mi parte.

Tengo la impresión de que la tuya, como la de Salomón, será una palabra hablada a su tiempo.

Lo demostraste con ese escrito, lleno de grandes verdades y con una forma muy atrayente, por lo sencilla, de expresarlo.

De nuevo, bienvenido.

LIA50 dijo...

Manases, creo que con tu forma de encarar los escritos nos sorprenderas, ya quiero comenzar a leerte.Besos Lia.

Soñador dijo...

Bienvenido, me gustó mucho este tema que tocastes y dejastes impreso esa idea claramente.De verdad que esto es muy releible, que aprender es trabajo de todos , por eso te agradezco que hayas escrito.Espero seguir leyendote, gracias

Madeira dijo...

Manases como estoy leyendo sin orden cronológico, pensaba que el anterior era tu primer escrito, ahora veo que es éste. Sólo decirte que con tu calidad no has de tener problema por captar nuestra atención, por movilizar nuestros sentimientos. Te garantizo que conmigo lo conseguirás.
Un abrazo

*Inesperada* dijo...

Gracias por tu venida, por tus textos y por leernos aquí.
Gracias por decidirte, presumo relatos escogidos y delicados.
Gracias, siempre.

wppa dijo...

¿Y por que nos llamas de UD.
Sr. Manases. sea UD bienvenido.
Creo que de la jefa al igual que a todos los miembros de este blog tiene Ud , todo el permiso para quedarse el tiempo que desee . sera un gran placer compartir.
eyyyyyyy , que no hace falta tanto protocolo ¡¡¡que un beso y adelante joio .
Un beso
wppa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...