Los besos que aún te debo


Un día, cuando te dé los besos que te debo,
todos esos para los que aún no ha habido tiempo,
los de los labios rojos como flor de acebo
pisando hierba y oliendo flores en el campo

los de los labios dulces y, a la vez, salados
abrazados y acariciados por las olas
libres, como dioses bendecidos por los hados,
teniendo sólo por testigo a las estrellas

los de los labios tibios y luego incandescentes
los expertos de mujer y también los inocentes
que no te di de niña porque de tí no sabía

los que sólo para tí inventarán mis labios
los suaves, los fuertes, los ingenuos y los sabios
ese día, amor, pensarás: "aún no la conocía".

23 comentarios:

Carolina dijo...

Ahíiiiii que bonito!
Pues hala, a dar esos besos que no les has dado...

Me encantó tu poema. Es un canto precioso a esos besos que se nos quedan en el camino y que aún faltan por llegar a su destino.

Besitos guapa

Rosana Martí dijo...

Los besos que aún se guardan, esos son los más bellos.

Precioso mi linda María, a mí personalmente me encantan.^_^ ¿pero a quién no le amarga un dulce?
y encima con lo golosa que soy.

Un beso encontrado con cariño te dedico para ti.

Rosa Mª dijo...

¡Precioso querida María!. Muchas gracias por regalarnos tan hermoso canto al amor.
Muchos besos. Rosa.

Mos dijo...

Auténticamente bueno, María.
Me ha gustado hasta el título.
Un abrazo de Mos.

Lola dijo...

Hola María, un post muy cariñoso, y amoroso, con muchos besitos que relajan tensiones, muy bonito amiga. Un beso

chus dijo...

Maria cuanto amor un abrazodoledeti

TORO SALVAJE dijo...

Olé!!!!

Me gusta mucho como va cogiendo fuerza el poema. A partir de la tercera estrofa se dispara y llega directo al corazón.

Magnifíco.

Felicidades.

Besso.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

María, niña valiente y fuerte, el otro día discrepaste de mí, ahora re la devuelvo con amor:
"Es planta dioica y en los ejemplares masculinos, las flores aparecen en grupos axilares de color amarillento. En los femeninos, aisladas o en grupos de tres y son pequeñas y de color blanco o levemente rosado, y se componen de cuatro pétalos y cuatro sépalos parcialmente fusionados en la base.
Acebo con sus frutos rojos:
Producen los ejemplares femeninos un fruto carnoso (drupa), de un color rojo brillante o amarillo vivo, que madura muy tarde, hacia octubre o noviembre, y que permanece mucho tiempo en el árbol, a menudo durante todo el invierno"
¡Chúpate esa, Nati!
Te quiero.

Luján Fraix dijo...

QUE BONITA ENTRADA, MUY DULCE, MUY AMOROSA.
PUES NO ESPERES MAS PARA DAR ESOS BESOS QUE LE DEBES A TU AMOR.

TE MANDO UN BESITO
FELIZ FIN DE SEMANA
CARIÑOS

Julie dijo...

Todo lo que se guarda... se encuentra. Muy buen poema, amiga. Felicidades.

midala dijo...

Tienes razón María...cuántos besos aún debemos!!!!Precioso. Enhorabuena campeona!!!!Besitos

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Muy buenas noches Maria,bellísimo poema....los suaves,los fuertes,los ingenios y los sabios ¡ Fantástico !

Un placer visitarte.
Isabel

Rosi dijo...

¡Pero cuanto moroso de cariño hay por la vida!.
Muy bonito y con el que nos sentimos identificados seguro que todos.
Besos Maria.

Carmen=wpaa dijo...

Cuanta dulzura hay en cada letra .
Muy tierno romantico y bonito.
Besossss.

Lara dijo...

Felicidades María....precioso el poema (un soneto...si no me falla la memoria) por tantos besos imaginados para probar.

Me ha recordado el de Gabriela Mistral, supongo que lo conoces.


"Yo te enseñe a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca."

http://www.youtube.com/watch?v=TtO0k-ETkUI&feature=related

Un abrazo amiga.....espero que todos esos besos no se agoten y los disfrutes plenamente.

Anónimo dijo...

Los que te debo, los perdonas por los que te dí de más, tantas y tantas veces, cuando necesité ese último que no quería que lo fuera y porque no llegó ese en el que desprenderme del sabor a caramelo, colgada de tu cuello...
Precioso, bien medido, un ritmo apasionado y positivo como a mí me gusta al leerlos.
Bravo María, poema que llega adentro.Felicidades.

María dijo...

Gracias a todos y a tí, Anónima, no me has dicho que es el primer soneto en alejandrinos que me lees, jaja.

Besos

Manases dijo...

El paladar es el cielo de la boca y eso labios que has descrito deben ser el paraíso aquí en la tierra, solo el sediento, podrá beber de eso labios… maravilloso María como siempre en tu línea…… por cierto besos

D'MARIE dijo...

Maria que hermoso poema..lleno dulzura.Me encanto.!!
Besiss

Navarro dijo...

Un poema precioso, opino como un comentario anterior, los besos que se guardan son los más dulces.
Un abrazo!

Beatriz Salas dijo...

María, que delicia leer estos versos, leer esta misiva de amor.
Te parece que los grabe?
Me han encantado e inspirado. Preciososss
Un abrazo cariñoso.

María dijo...

Claro que sí, Beatriz, será un honor para mí.

Besos

Beatriz Salas dijo...

María, ya lo he subido. Ruth ha puesto la música.
Muchas graciasss por tu amabilidad.
Esperamos que te guste.
Un abrazo agradecido.