HABLÁNDOLE AL AMOR







Amor, eres silencio y sincero,
estás más allá de mis intentos,
estás donde no hay nada perecedero,
no hay distancias, tan sólo eventos.
Amor, eres placer y eres fuego,
el sentido de la vida, sin recuerdo;
eres presente, en ti está lo bello,
eres la cima de lo que tanto anhelo.
Amor, eres la pluma y el universo,
lo más pequeño se sustenta en tu seno,
eres tierno, cual son que vela sin miedo;
eres aroma, dulzura,... todo lo que deseo.
Amor, no te apagues en un placer de locura,
permenece siempre en el corazón, tu hermosura;
mas el éxtasis, el deleite, en ti no hay duda,
mas nuevamente te quiero, amor, con cordura.
Amor, no quiero que seas dos cuerpos en fusión;
mas sí lo deseo, pero más allá de la comprensión,
mas quiero la sinceridad y la belleza de tu cara,
mas deseo el placer de tenerte conmigo cada mañana.
Autora: Rosa Mª

3 comentarios:

María dijo...

Es que el amor es la leche, jaja (doy fe).

Besos

Carolina dijo...

El amor lo es todo. Pienso que sin el, el mundo no sería mundo, y nada se podría mover.

Bello texto.

Besitos

Rosi dijo...

Que preciosidad Rosa. Me ha gustado mucho.
Besos.