4 de julio de 2011

Desiguales ante la Ley


En la España actual eso tan manido de "todos somos iguales ante la Ley" es una gran mentira, lo vemos todos los días pero como para explicar las cosas nada como un ejemplo, lo haré con ello.

Desde el 15 de mayo pasado hemos tenido multitud de jóvenes "indignados" acampando en diferentes lugares céntricos de varias provincias españolas, siendo probablemente los más representativos los acampados en Sol, en Madrid. Estaban y están sistemáticamente incumpliendo la Ley, tanto ellos como nuestro ministro del interior, el Sr. Pérez Rubalcaba, que se pasó por el forro de los cataplines una decisión del Supremo que le obligaba a desalojarlos porque estaban violando la jornada de reflexión. Se fue de rositas, claro, porque es lo que siempre le pasa a nuestro ministro, que hace lo que le da la gana y nunca paga por ello como le ocurriría a cualquier españolito de a pie.

He escrito en numerosas ocasiones que me parece muy bien que cualquiera se manifieste, intente cambiar las leyes, la Constitución y todo lo que fuere necesario cambiar en España, que cosas para cambiar hay y muchas, pero lo que nunca aprobaré es que se haga de forma ilegítima, sin utilizar los cauces legales para ello establecidos y, de paso, causando innumerables pérdidas económicas a los comerciantes de las zonas donde acamparon.

Lo de Sol se disolvió hace días, pero dejaron una representación permanente allí, ilegal por supuesto, que todo el mundo consiente y aplaude. Pero el problema no es este, el problema surge cuando llega otro grupo de jóvenes que, en lugar de indignarse por lo mismo que los otros, les ha dado por ser "provida" (de personas) y se les ha ocurrido irse a protestar a Sol (igual que los otros) porque hoy precisamente se cumple un año de la Ley del Aborto que, básicamente, autoriza a utilizar un asesinato como método anticonceptivo y da potestad a una niña de 16 años a abortar sin permiso paterno.

Pero ohhhhhhhhhhh ¡qué cosas!, resulta que cuando estaban llegando a Sol les pilló la policía y les prohibió el acceso porque, por lo visto, los que se indignan por el asesinato de un ser humano tienen menos categoría y menos derechos que los que se indignan por la muerte de un visón de granja para hacer un abrigo.

Pese a los controles policiales, unos 200 jóvenes consiguieron llegar a Sol y montar una tienda de campaña, en plan puesto informativo, muy cerca de donde tiene instalado su campamento permanente el retén de los "indignados" pero, ¡ohhhh casualidad otra vez!, resulta que la tienda de los pro-vida sí que molesta y es ilegal así que la policía intentó, sin éxito, desmontarla.

Para mí ninguna de las dos situaciones es legal, ninguno de los dos grupos tiene legitimidad para estar ahí, insisto en que hay medios legales para protestar pero es vomitiva la doble vara de medir del Ministerio del Interior consintiendo lo inconsentible a unos y prohibiéndoselo a otros. Así que ahora a esperar acontecimientos, a ver si cuando desalojen a los pro-vida, cosa que sin duda ocurrirá más pronto que tarde, se aplica la ley para todos y se desaloja al retén de los "indignados".

Sobre el asesinato de un nonato, que algunos llaman aborto, he escrito varias veces y hoy me apetece finalizar este escrito con un soneto que ya publiqué al respecto, en respuesta a un comentario anónimo que me decía de todo menos guapa por defender la vida:

Ya era tarde cuando aprendió a quererle
él ya no estaba aquí para escucharlo
cuando pensó en su piel de terciopelo
en el gozo sin fin de acariciarle

en esa sensación indescriptible
de darle a mamar vida de su pecho
de acostarle junto a ella en su lecho
y aspirar su olor irrepetible

ya era tarde, su hijo ya no estaba
él se fue a un viaje sin retorno
y ella fue libre mientras lo abortaba

mas luego, cuando aprendió a quererle,
supo que no era libre sino presa,
presa de no tenerle para amarle.

6 comentarios:

Mascab dijo...

Maria,
yo sí estoy de acuerdo con los indignados, es ilegal que se manifiesten como lo hacen, en ello puede que tengas razón. Pero ¿qué otra cosa podemos hacer cuando nuestros políticos nos estrujan como lo hacen y anulan el futuro de nuestros jóvenes? ¿echarlos en las urnas? ¿y a quién votamos, a otros de igual calaña? hay que cambiar el sistema y la Ley electoral, hay que acabar con la Casta política que vive de nosotros. Y si con la urnas no vale, habrá que echarse a la calle, legal o ilegalmente.
No sabes cuánto siento discrepar en ésto contigo. Pero lo hago desde el respeto que te tengo.

En cuanto al aborto, pará mí estan igualmente en su derecho de sentirse indignados y, si por los medios legales no se les escucha ¿por qué no se van a echar a la calle? creo que es lo que deberíamos hacer cada vez que nuestros políticos no escuchen a sus electores.

Y tienes razón al decir, que si a unos se les permite acampar, igualmente han de hacer con los otros y si ésto se convierte en la plaza de la lamentaciones, pues que sea. Quizá si con el tiempo todos quienes se lamentan e indignan con algo, acampa en el centro de la ciudad, los políticos al fin, comprendan que estan para gobernar. Y que han de hacerlo en consecuencia a su programa electoral, mirando por el bien del pueblo y la ciudadanía en general, no solo por sus bolsillos y el de los amiguetes de turno según el partido que gobierne, que de todas partes bullen las habas.

Tu crónica es fabulosa yd eja clara una cosa. Que la Ley ha de ser igual para todos!

Besos, preciosa.

Carmen=wpaa dijo...

Hoy en el que mi corazòn esta lleno de alegria amor y esperanza,esperando a Lucia mi primera nieta me siento muy sensibilizada con este tema .
Siempre fui partidaria de la educaciòn informacion y prevenciòn ,pero es un tema tan intenso y con tantos matices e historias personales ,que es dificil posicionarme ,cada mujer es un mundo y estoy segura de detras de cada aborto hay una historia .
Tu soneto me parece triste muy triste ,leyendolo no he podido impedir que las lagrimas brotaran de mis ojos,y he sentido pena una inmensa, pena por esa mujer porque el sentimiento de culpa jamas la va a abandonar.¿Pero quien sabe nadie que es lo que le llevo a tomar tan radical y triste decisiòn ?
Tema polemico donde los haya.
Serian muchas las preguntas y las respuestas y como en todo cada cual se quedaria con su propia verdad .
Besossss

Manases dijo...

Los milagros María a Lourdes o a Fátima, pero me gusta que te sigas revelando contra tanta injusticia. Ese dato es aterrador María tantas criaturas no nacidas asesinadas, pero ¿sabias que todos los días mueren en el mundo 40.000 niños de hambre? Pero parece que eso no importa, yo me pregunto ¿donde están los defensores del Visón? ¿Que es mas importante para ellos? O ¿quizás es mejor mirar para otro lado? Un beso María

TORO SALVAJE dijo...

En el tema del aborto he cambiado de opinión totalmente.
De joven ni lo pensaba. Estaba a favor porque era lo que había que hacer si querías ser moderno de la muerte (nunca mejor dicho).
Después con el tiempo y a base de informarme, de leer y también de sentir como ser humano ya no pienso lo mismo.
Todo lo contrario.

Besos.

Navarro dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu escrito. En este país la legitimidad se establece en función de lo que dicen las cadenas de televisión. Opino exáctamente igual que tú respecto al aborto, y me parace indignante lo que has comentado. Es una verdadera vergüenza.
Un saludo!

Anónimo dijo...

Yo estoy indignada con o contra los indignados, por las basuras que dejan, por las molestias que ocasionan a los que ahí viven, por los piojos, pulgas y actos varios que hacen ahi mismo, sin taparse lo mas mínimo y sin pensar, que han tomado un espacio público, como propio y privado.
Y sigo pensando que no es sitio ni manera para sus peticiones, después de este tiempo de indignación indignada.
Lo raro raro es que no les indigne Bildu, ni Eta.... curioso...
Cariños.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...