4 de julio de 2011

Las dos caras del amor



El amor puede ser fuego o hielo,
juego o verdadero sentimiento,
distancia o gran acercamiento,
tesón o desinterés con recelo.

El amor puede ser duradero o perecedero,
intensa amistad o fugaz amor de invierno,
tarde gris de otoño o calor, intenso veneno;
tal vez fuga de estrella sin luz, sin universo.

El amor puede ser muy simple o verdadero,
algo muy superficial o algo muy intenso,
niebla que no deja ver o transparente deseo,
tal vez algo que requiere de voluntad y sosiego.

El amor puede ser recelo o algo realmente bello,
ternura desenfrenada, algo más que un simple beso,
locura o cordura dependiendo de la hermosura,
triste atardecer o deseo de una noche oscura.

El amor puede tener dos caras mas tiene su precio,
pues la confianza de dos está en juego,
mas puede ser buena ventura o simplemente ruego,
mas probar su riqueza es todo un reto.

El amor puede ser una caricia o un lamento,
una superficial palabra bella o un relleno sincero,
éxtasis, confidencialidad, calma, tal vez silencio;
triste suspirar o un gran latir el corazón completo.

Autora: Rosa Mª

5 comentarios:

Julie dijo...

Hermoso poema Rosa María, el amor siempre el amor lo es todo, no es nada porque incluso se puede sentir en el silencio y en el más total abandono... Tú lo expresas magníficamente. Felicidades.

Rosi dijo...

¡Ay el amor, el amor! ... pretendido o sin pretender, cautivo o fugitivo,
tantas caras tiene el amor.
Besos.

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Hola Maria,siempre es un placer pasar por tu casa....en mi opinión el amor es un sentiento que puede llegar a nuestras vidas en cualquier momento, con lo cual lo ideal sería que fuese simple,bello y verdadero...somos las personas las que en demasiadas ocasiones complicamos las cosas.

Un abrazo!
Isabel

Navarro dijo...

Qué dificil es definir realmente el amor. Una entrada muy bonita.
Un saludo!

D'MARIE dijo...

Un poema con mucha fuerza y pasion..me encanta leer este tipo de letras tan amenas,.Te felicito por tu fuerza corazon!!
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...