20 de enero de 2013

El "cielo" de las batidoras y buñuelos de clementinas

 
El viernes me asomé a hacer inventario de lo que en mi casa llaman “el estante de los experimentos” del frigorífico, que es donde yo tengo las salsas de chocolate y caramelo, la gelatina de membrillo, las frutas confitadas y etc., etc. de cositas similares que uso para mis dulces. En el susodicho inventario, ví que tenía 6 bricks de nata que iban a caducar la semana que viene y me dije: “se impone hacer algo con ella, de momento vamos a montarla y al menos la congelo y ya la usaré, que está la cosa chunga y no hay que tirar nada”.

El caso es que cuando empecé a montarla la pobre batidora empezó a exhalar sus últimos suspiros (cosa que yo ya sabía porque no sonaba bien y el mes pasado me compré otra porque, teniendo en cuenta el estado de mis manos, uso la batidora hasta para batir los huevos y más vale prevenir que quedarme sin batidora) y, como me dio tanta penita que su último servicio fuera solamente para montar nata (en el fondo soy una sentimental), decidí sobre la marcha hacer una tarta de mousse de café con cobertura de chocolate.

Como veía que la batidora se moría antes de terminar de montar la nata, me puse a hablarle y a animarla, diciéndole (por supuesto en voz alta) cosas como: “venga corazón mío, que tú puedes”, “no te preocupes, chiquitina mía, que tú has sido muy buena y vas a ir al cielo de las batidoras” o “no pienses que allí vas a estar solita, que te espera el robot de cocina que se murió hace unos meses y que estaba al ladito tuyo en la despensa, o sea que amigos tienes allí para divertirte”. En fin que, entre pitos y flautas y ya a última hora cantándole: “ la última nata que monté contigooooooooooooo quisiera olvidarla pero no he podidoooooooooooo” ella hizo un esfuerzo, se portó como una campeona y me salió la nata estupenda y no solamente eso sino que aguantó hasta hacer la tarta entera y, justo terminando, dejó de “respirar”.

Como no puedo poner foto de la tarta porque sólo queda un pedacito (no se me ocurrió antes, sorry), aprovecho que hoy he estrenado la nueva (me refiero a la batidora, monísima ella que me hace juego el color con los muebles de cocina y todo) y pongo lo que he hecho con ella, unos buñuelos de clementinas (variedad de mandarina):

Ingredientes:

3 tazas de café de harina

3 huevos

3 mandarinas

½ taza de café de azúcar (opcional y/o sustibuible por edulcorante)

½ taza de café de leche

1 cucharada de levadura Royal

Azúcar mezclada con canela para rebozar

Las cantidades se pueden adaptar a nuestras necesidades, manteniendo siempre 1 huevo y 1 mandarina por cada taza de harina.

Preparación:

Tamizamos la harina con la levadura y reservamos.

Lavamos y secamos muy bien las mandarinas.

Con el rallador de cítricos, rallamos la piel de las 3 y reservamos.

Pelamos las mandarinas, quitamos todas las partes blancas y las semillas (si las tuviere) y las trituramos.

Añadimos el azúcar o el edulcorante, la leche, la piel de mandarinas rallada y los huevos y volvemos a triturar todo junto.

Añadimos, poco a poco e integrando bien, la harina tamizada con la levadura.

Puede ocurrir, dependiendo del tamaño de las mandarinas, que se quede la masa demasiado blanda, en cuyo caso vamos añadiendo un poquito de harina hasta obtener una masa firme y manejable.

Ponemos aceite (de oliva o girasol) al fuego y, una vez bien caliente, lo bajamos a temperatura 6 y vamos poniendo porciones de masa. Como orientación, yo pongo una cucharadita de postre colmada y le empujo rápidamente con otra.

A mi juicio, el único truco para que los buñuelos salgan bien es freírlos con mucho aceite, a temperatura no muy alta, para que se pueda calentar bien la masa del interior y suba, y hacer pocos cada tanda (yo hago 6).

Si ponemos mucho aceite el buñuelo se suele dar la vuelta solo, pero yo prefiero darles varias vueltas y así los voy dorando a mi gusto.

Cuando hayan crecido (más o menos al doble) y se vean dorados, los ponemos en una bandeja con papel de cocina para escurrir.

Cuando enfríen un poco los espolvoreamos con azúcar mezclada con canela y ¡al ataqueeeeee!, solos o mojados en chocolate.

Estos buñuelos se pueden hacer con cualquier cítrico o fruta que nos guste (de manzana, de kiwi y de fresa están buenísimos) pero si los hacemos de limón sólo hay que ponerle la piel y el zumo de uno de ellos.

11 comentarios:

ion-laos dijo...

Quien ha dicho que las batidoras no tienen sentimientos? Mira que agradecida fue la tuya. Si todo es creer.

Que pinta tienen los buñuelos, eso quita tó los dolores.

Buena semana, besotes!

Isabel Martínez Barquero dijo...

María tienes un blog que dice "Cómeme". Qué pinta más buena tiene todo.
Un placer conocerte y saludarte.
Un abrazo.

Arturo dijo...

María:
¡Noooooo! No me tortures con estas exquisiteces, que las tengo recontraprohibidas.
Le tengo que pasar la receta a mi hija, que adora la repostería, para que los haga.
Después, cuando deguste uno de ellos, vencido por la tentación, me diré: todo es culpa de la buena de María.
De chico, los comía hechos con banana.
Besos.

Rafa Hernández dijo...

Pues me alegro de que tengas batidora nueva, ya que veo que le armas a los asuntos culinarios, y ahora ya veremos quien te para. Mi debilidad son los dulces, y aunque mi mujer también le pega a esto de la cocina, le voy a decir que tome nota de la receta. Aquí en Valencia lo que tienen fama son los buñuelos de calabaza.

Besos María.

Mos dijo...

Paisana, María guapa, que estoy a régimen, nena. Que me he pasado las navidades y ya tengo que poner freno.

¿Por qué nos castigas así?

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Rosa de los Santos dijo...

Mariaaaaaa , jajajajjaja, si es que como no te va a salir todo bien , con el amor que le pones ???????
besossss

mjesus dijo...

Maria como me alegra saber de ti, estuviste pachuchilla me encantaria hablar contigo, aun pahucha eres inolvidable. Me gustaria verte por mi blog, hablar, como google me hizo una putada te dejo la direccion para que sea mas facil.
http://mjralonso.blogspot.com
Un vesiabrazo

mjesus dijo...

BUENO SI SUPIERAS LO QUE ME J... RESPONDER Y NO SE PULIQUE.
DE DEJO LA DIRECCION DE MI BLOG PORQUE GEACIAS A GOOGLE NO ME ENCONTRARAS. htpp://mjralonsoso.blogspot.com
un besiabrazo chus

TORO SALVAJE dijo...

Que ricos.
Tienen una pinta excelente.

Besos.

Belén Rodríguez Cano dijo...

A la porrra la dieta!.
Me muero por probar esos buñuelos!.
Qué tentación. Sucumbo. Seguro.
Un besito.

ana dijo...

Me apunto la receta aunque padezco de diabetes, de vez en cuando habrá que darse una alegría.

Besicos.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...