Lo que quieres, lo que puedes y lo que debes


Voy con retraso y el balance que se supone que había que cerrar ayer lo estoy cerrando hoy, cuando hoy no es día de inventarios ni cuentas de explotación porque hoy, oficialmente, es el día de los propósitos, el de a partir de mañana a régimen, el de dejo de fumar y el de voy a hacer mil cosas.

Pero a mí, en lugar de por proponerme mil cosas que sé que no voy a poder cumplir, me ha dado por examinarme y por pensar en que mi vida siempre ha sido un trío: "lo que quiero, lo que puedo y lo que debo hacer".

Y muchas, demasiadas veces por no decir siempre, he optado por lo que debo hacer, por anteponer a todo el mundo delante de mí, por agradar, por no causar molestias, por no causar dolor y eso, algunas veces, se convierte en una carga tan pesada que mis hombros resultan demasiado frágiles para transportarla y se quejan del exceso de peso y me amenazan con tirarla y desprenderse de ella.

En realidad se diría que no me puedo quejar, soy una persona que ha disfrutado mucho, que casi siempre ha tenido lo que ha querido y a la que se supone que no le falta nada o casi nada, lo malo es que lo que no puedo tener significa mucho para mí.

Lo peor es que sé positivamente que, al menos hoy, seguiré haciendo lo que debo en lugar de lo que quiero, aunque pueda y aunque lo que quiera , como hoy, sea sólo estar con poca luz y acurrucarme en un sofá tapada con una mantita y estar sola, sola para pensar, sola para llorar, sola para no comer, sola para disfrutar del silencio, sola para no hablar con nadie, sola para ocupar mis pensamientos con lo que yo quiero, nada más que con ello.

14 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Empieza por quererte más a ti misma, ya ves que por dejar de quererte a ti antes que a los demás, estás harta, estás cansada, si no te quieres a ti y no llenas el vaso (tu vaso) no puedes darte ni dar agua sin morir de sed. Valórate, tráte bien y verás que fácil es dar cariño.
Ni te imaginas el mundo que descubres si tienes otra perspectiva, empieza por amar a tu casa.
Un beso

Mos dijo...

Es un rasgo muy común entre las madres y las mujeres de nuestra generación eso de anteponer a los demás antes que a vosotras. Y eso, que está muy bien para según qué cosas, hace mella en otras más personales.
De entrada, paisana, creo que haces una reflexión muy importante y en cierto modo muy positiva porque tratas de poner tus pensamientos en orden y aclarar la situación por la que pasas. Que nadie se alarme, no, que todo va a seguir más o menos igual en tu casa pero está muy bien hacer este repaso y mirar hacia dentro de una.
Mira María, sabes que tienes que aceptar ciertas limitaciones por esa jodida enfermedad que te acompaña y te limita en tus propósitos. Pero todos sabemos que a valentía y coraje no te gana esa osada y que no se lo pones fácil. Luego está el tema de tu madre al que el señor Alzeimer la lleva por donde quiere y a los demás casi que también. Qué te voy a decir, querida María; son circunstancias que nos toca vivir, imprevistos con los que no contábamos pero que vienen para fastidiar un poco nuestra tranquila existencia. Sé que es un consuelo tonto pero todos antes o después hemos pasado por situaciones complicadas que han hecho difíciles algunas etapas de nuestra trayectoria vital. O aún están por venir y lo digo sin pesimismo.
Hay que contar con lo que uno tiene, con su realidad; ni más ni menos. Pero está bien reflexionar y quererse a uno mismo. Y los demás, los de alrededor, deberían saber que hay una persona, una mujer que, a veces, llora, se cansa de ese peso, de esa realidad que le acompaña, que imagina lo que sería sin esas trabas físicas, que sigue soñando, que piensa durante unos minutos para luego empezar de nuevo y recuperarse. Para volver a la rutina, los besos, los abrazos, los gritos, el orden, la casa, el blog, los comentarios, los periódicos, el ordenador, la cocina, las plantas, el cariño, las atenciones. En definitiva para volver a la vida que nos ha tocado.

Tranquila, paisana. Todo continúa y la vida sigue y que siga por muchos años.
Un abrazo de Mos desde mi orilla de año nuevo.

Manases dijo...

¿Te han prohibido los dulces María? … Es broma solo quería provocar una sonrisa en ti, creo saber como te sientes y quiero que sepas que cuentas con mi cariño y aprecio, lo mismo que todos los que te leemos en el blog… besos

manolo dijo...

Es duro lo que expresas.

No puedes encerrarte en ti.
Ni para lo bueno ni para lo malo.

Sal al Aire y al Sol de la vida. Te sentirás otra. Aunque al principio el escozor sea mayor, ya se irá paliando.

Saludos, manolo
marinosinbarco.blogspot.com

ion-laos dijo...

Aunque tengas otras cosas a las que dedicar tu tiempo porque no queda otra, debes de guardarte un poquito para tí. Delega en otras personas de vez en cuando para mimarte.

Te dejo un chiste:

-Amor si lloras envíame tus lágrimas y si duermes envíame tus sueños. Y ella responde: -Ahorita estoy cagando, ¿deseas algo?

Besosss!!!!

Carolina dijo...

Te voy hacer reir. ¿Sabes? hoy recorrí todo el camino que hice anoche, a ver si encontraba las llaves de mi casa... OParecía la cenicienta buscando la zapatilla del baile... jajajajajja Por supuesto: no las conseguí.

Ánimo mi querida María.
Te mando una carretada de abrazos con mucho cariño, y besitos de luz y esperanza

Lapislazuli dijo...

Estos dias festivos y mas finales y comienzo de años son de mucha reflexiona, pero querida amiga buscate tu tiempo, por mas pequeños que sea para hacer lo que tengas ganas de hacer, no te acurruques sal al aire, Un abrazxo

Rosana Martí dijo...

Vive amiga mía, y siente como hasta ahora vienes sintiendo, ama y mímate más.

Besitos con mi cariño, un año más y sigo a tu lado.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Las Navidades son fechas que dan lugar a profundas reflexiones y tambien a depresiones.Es verdad que tendemos a mimetizarnos y hacer lo que estipula una sociedad carente en valores reales y excedida en otros artificiosos y materiales.Tenemos que ser un poco egoistas sanos y soltarnos para hacer lo que queremos y podemos sin hacer ruido y daño pero disfrutando. Como dijo Quevedo:"La vida es un extraño vacio que la Muerte ocupa." Disfrutemos de ella, sin molestar a nadie.Seamos nosotros mismos cuando y donde podamos.

Cristi Galván dijo...

Hola, María:

Amiga necesitamos el silencio; el silencio de la soledad nos hace comprender escuchar nuestro interior, para saber de verdad quiénes somos. (...)

Por estas fiestas tan especiales duele estar sola; yo te entiendo, yo siempre quiero sonreír para no canzar con mi tristeza a nadie -puede cansar a la gente-. Eso me han dicho, pero no lo puedo evitar además hay una frase de Jesús y dice "Si no hechas fuera lo que llevas dentro te puede llegar a destruir" y pregunto...,¿por qué hay gente que no le gusta ver a los demás llorar, el llorar purifica nuestra alma?.


Besos.

Rosa Mª dijo...

Hola querida María, ya sé que tardo en contestar, y me preocupa cómo te encuentras, sinceramente.
Ojalá que el 2012 te traiga mucha salud, paz, cariño, amor y mucha felicidad.
Te quiero mucho. Besos. Rosa.

MEN dijo...

Conozco muy bien ese trio y desconozco tus verdaderas causas,pero supongo que muchas sean como las de todas, aunque nunca son iguales. Creo que deberíamos de serun poco mas egoístas y pensar un poco mas en nosotras mismas. No esta mal que llores y te quedes sola, eso viene bien de vez en cuando, pero no consientas que te domine esa situación. La vida es breve pero preciosa a si que hay que vivirla a tope.
Mis mejores deseos para este año. Un bessito

chus dijo...

MARIA CREO QUE ESTAS QUE NO ESTAS Y ESO NO ESTA BIEN. ESCUCHA, TE HABLO YO, PRESTAME ATENCION, QUIERO QUE SEPAS QUE YO PODIA LLORAR PERO NO TENGO TIEMPO PREFIERO DEDICARLO A REIR, A SER MUY POSITIVA, PRIMERO POR MI Y SENGUNDO POR MI ALRDEDOR, MI MARIDO ME ADORA, SI EL ME VE MAL TODO SERA PEOR.SI TE CAES SIETE VECES LEVANTE OCHO. HAZLO MARIA ES DURO, PERO TU MAS, SIEMPRE DI LO TENGO QUE HACER HOY, TODOS DIAS SEAN HOY ¿VALE?QUE NADA SEA MAS FUERTE QUE TU AYER PASO Y MAÑANA ES HOY. PIENSALO ASI, BESOS

* Inés * dijo...

¿María aún no encontraste esos días para tí en primera persona?.
Ya sabes que debes imponerte eso y descansar unos días, que el año es muy largo y la vida muy corta.
Para el mundo aunque sean dos días y homenajéate con lo que más te gusta, hazme el favor.
Un abrazo enorme.