La más bella, la flor de pascual (leyendas navideñas 3)

Lo de la Flor de Pascua asociada a la Navidad es un "invento" relativamente reciente en España, yo recuerdo que lo que se ponía en mi casa era un belén y un arbolito que era una rama de pino o de sabina adornada con unas bolas de aquellas que se rompían con mirarlas y trocitos de algodón para simular que el árbol estaba nevado.

El belén era precioso pero, aunque resistió mis manos, no terminó de resistir las de mis hijos y otros niños de la familia y, de aquel original, quedan pocas piezas que ya hace muchos años que no usamos.

Pero, volviendo a la Flor de Pascua, cuyo hombre científico (Pulchérrima) significa "La más bella", lo que llamamos flores son en realidad las brácteas y se trata de un árbol originario de Méjico cuyas brácteas tienen coloraciones blancas, amarillas, rosas o rojas, siendo estas últimas las que utilizamos más en Navidad, fecha que coincide con su máxima floración.

La verdad es que aunque la Flor de Pascua se introdujo en nuestra navidad hace relativamente poco, no se concibe hoy una decoración navideña sin ella, sobre todo en centros comerciales, oficinas, etc., cada año parece que se incrementa su presencia y ha desbancado a los tradicionales belenes y estrellas.

Hay una leyenda mejicana que sostiene que la primera de estas flores surgió cuando un campesino y una campesina, hermanos ellos, llevaron a una Iglesia unas hierbas como ofrenda para el pesebre porque eran muy pobres y no podían aportar nada más.

Como consecuencia de sus rezos, siempre según la leyenda, de las hierbas brotó una preciosa planta, roja y verde, a la que llamaron "La Flor de la Santa Noche" o "La Estrella de Navidad", nombres ambos por los que también es conocida la flor de pascua.

La Realidad es que La Flor de Pascua era cultivada por los Aztecas mucho antes de la llegada de los Conquistadores y de que el Cristianismo se introdujera en la zona pero, una vez más, estamos ante un caso de (llamémosle así) "aprovechamiento" de cualquier tradición pagana y su adaptación al cristianismo.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

No tenía ni ida.
Aprendo más aquí que cuando iba al cole.

Gracias.

Besos.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Rosa, gracias por esa información.
Tras muchos meses de tener mi blog sin publicar paso a desearte unas felices fiestas navideñas y un año lleno de amor para dar y saber recibirlo.
Con ternura
Sor.Cecilia

Rosana Martí dijo...

Una preciosa leyenda, por cierto soy gran amante de las plantas y flores y está nunca falta por Navidad.

Feliz Navidad linda amiga, para ti y todos los colaboradores de este espacio.

Rafa Hernández dijo...

Bonita historia, la desconocía. Como dices en mí casa de pequeños mí madre lo que ponía era el Belén y el árbol. Te deseo mucha felicidad María.

Besos.

Kasioles dijo...

Acabo de ver tu comentario y no puedo por menos que hacer un alto en la cocina y venir a desearte una muy FELIZ NAVIDAD en compañía de todos los tuyos.
También deseo que el próximo 2015 llene tu casa de felicidad, paz y esperanza.
Cariños en abrazos-
kasioles