Verdades políticamente incorrectas


Llevo días asistiendo estupefacta al circo mediático y al alarde de hipocresía montado a raíz de la infección por Ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero.

Me fastidia enormemente que se monte un 2 de mayo para que no sacrifique a un perro, más que probablemente infectado por el virus, y, al mismo tiempo, que se culpabilice al gobierno por haber traído a tratar de curarles o a morir dignamente a los dos misioneros infectados en África. ¿Tenemos que dejar morir como perros a dos personas y no sacrificar a un perro porque pobrecito él?. ¿Cuándo hemos perdido la perspectiva y un perro tiene más valor que una vida humana?. ¿Qué pasa por la cabeza de todos esos defensores del perro y de cualquier otro bicho que, parajadójicamente, son en su mayoría proabortistas?. ¿Qué hubiera pasado si en lugar de dos misioneros los afectados hubieran sido dos progres de estos que hacen “turismo solidario” y se gastan una pasta en el viaje para hacerse la foto y que todos, o su círculo de amistades, veamos lo maravillosos que son en lugar de destinar ese dinero a ayuda directa que daría resultados infinitamente superiores?.

Cierta prensa busca una cabeza de turco (político, por supuesto) para cargarle las responsabilidades propias y ajenas del contagio de la auxiliar de enfermería. Por descontado que la administración es responsable de que el médico que estuvo atendiéndola en el hospital de Alcorcón no tuviera un traje de su talla, por descontado también que es inadmisible que el Consejero de sanidad alegue en su descargo que es que el médico es muy alto, o que no hace falta hacer un master para ponerse ese traje. No valen esas excusas y tendrá que responder por ello y, quizás, por otros muchos errores que se hayan cometido y sean responsabilidad suya.

Pero, por otra parte, decir que este mismo consejero está criminalizando a la auxiliar de enfermería cuando afirma que mintió o que no advirtió a su doctora de atención primaria de que había estado cuidando a dos enfermos de ébola y cuando afirma que ella ha admitido que se tocó la cara con el guante es, a mi entender, pasarse tres pueblos porque el Consejero no está más que diciendo la verdad, máxime cuando la propia auxiliar infectada lo ha confirmado, tanto en una entrevista concedida a “Las mañanas de cuatro” (http://www.cuatro.com/noticias/sociedad/Teresa-Romero-entere-noticias-movil_0_1872675339.html) como a los médicos que la atienden.

Por no hablar de la gravísima falta de responsabilidad que demostró la señora yéndose a un centro de estética a depilarse las piernas cuando salió del Centro de salud sin pensar, supongo, en que lo mínimo que puede pasar con este acto es que los dueños del centro de estética tengan que cerrar y pierdan su negocio, porque a ver quién le echa narices y va a depilarse ahí en lo sucesivo. Lo máximo es imprevisible, desde haber infectado a las empleadas que la atendieron hasta que, en el caso de que no utilicen dosis individuales de cera, poder infectar a cualquiera a quien hayan depilado después y estos, a su vez, a todos con quienes hayan tenido contacto.

¿Es normal que haga esto y que, sin embargo, en su casa tomara precauciones y su marido y ella utilizaran habitaciones y baños separados desde que empezó a sentirse mal?. ¿Es normal que ayer Susana Griso le dijera a Pilar Cernuda cuando esta lo criticaba : “A ver si no va poder ir a depilarse”. Pues mira no, claro que no puede ir a depilarse en esas condiciones, ¡hasta ahí podíamos llegar!.

No se puede elevar a los altares a una señora porque se haya infectado de Ébola y disculparle todos sus errores y decir por activa y por pasiva que no fue culpa suya porque, desgraciadamente y como ella misma ha reconocido, existe la posibilidad de que sí fuera un error suyo y porque los sanitarios no son infalibles y yo, que lo he sufrido en propia carne y llevo dos operaciones por una inyección puesta fuera del músculo, que fui diagnosticada de diabetes por error, tratada para eso con las graves consecuencias que me trajo, que pasé una semana en el hospital por ello y que, por un error de una auxiliar, que me tuvo 13 horas sin comer ni beber agua ni sueros en pleno mes de agosto estuve en un tris de deshidratarme, y que sufrí una operación sin anestesia creo estar capacitada para decir que los sanitarios no son infalibles y, es más, añadiré que se tapan sus errores entre ellos y aquí no ha pasado nada. Vamos que no me fío más que de mi médico de cabecera.

Y me enfada que la prensa no se preocupe por esa doctora de atención primaria que no fue advertida, ni por las empleadas y clientes del centro de estética ¿sus vidas también valen menos que la del perro? y se centren, única y exclusivamente, en decir que el Consejero criminaliza a la enferma cuando lo único que está haciendo es cantar las verdades. Si bien es cierto que este hombre no sirve para político porque, desgraciadamente, reacciona como un elefante en una cacharrería y porque no es políticamente correcto y aquí lo que nos gusta, desgraciadamente, no es que nos tiren la verdad a la cara sino que nos la disfracen con palabras grandilocuentes y frases hechas.

Como también me enfada que personajillos como Ada Colau se permitan twittear barbaridades como:

Desmantela la sanidad pública, trae un virus mortal y no toma las medidas más básicas de prevención ¿Exterminio encubierto? #AnaMatoDimision

O que Esperanza Domínguez, concejal del PSOE en Alcalá del Río, twittee:

"el Gobierno de España quiere acabar con el desempleo en el país matándonos de ébola. Ineptos. #AnaMatoDimision".

O que el alcalde de La Algaba, también del PSOE, twittee:

1 fue el prestige después l guerra de Irak, + tarde ls atentados dl 11-M y ahora el #EbolaMadrid esta gente solo traen desgracias a España.


O que Juan Antonio Morales, diputado del PP en Extremadura, le responda así a la socialista Consolación Serrano:


- Consolación Serrano: "La decisión del gobierno de traer el virus de ébola a España, es un atentado contra la Salud Pública. GRAVÍSIMA DECISIÓN".
  • Juan Antonio Morales: "Te tenías que haber infectado tú @consoliserrano y que te hubieran dejado en Sierra Leona, a ver si pensabas lo mis..."
Me enfada, y mucho, que la fiscalía no actúe de oficio y encausen de inmediato a toda esta gente que no dice más que barbaridades y que, encima, algunos de ellos cobren de nuestros impuestos y, supuestamente, nos gobiernen.


Me enfada, también, que no seamos capaces de dejarnos de dimes y diretes y actuar como gente civilizada y solucionemos entre todos el grave problema que tenemos encima y después, con la perspectiva que da la tranquilidad, se depuren responsabilidades y dimita quien tenga que dimitir o encarcelen a quien haga falta. Pero España es así, para bien o para mal.

12 comentarios:

METAL dijo...

Facha asquerosa antiobrera.

Un saludo!

María dijo...

No sé si no comer del "disgusto" que me acabas de dar.

TORO SALVAJE dijo...

A ver María.
Que trajeron el Ébola a España es un hecho y para lo que les sirvió a los misioneros que los trajeran pues ya me dirás tú. Si has de traerlos que sea para curarlos no para hacer el paripé porque te presiona la iglesia.
En cuanto a la infectada me parecen actos propios de otros tiempos que se filtre lo que se hable con ella -cuando ella está en el estado en que está - y sin que ella pueda replicar alguien escampe trozos de esa conversación. Si lo que quieren es salvar sus cargos que graben toda la conversación y la difundan, no me vale que un médico diga que ella cree que se tocó la cara con un guante. Por cierto no hay grabación de ese momento cuando hay grabaciones de todo. Casualidad o cortina de humo como suelen hacer los gobernantes cuando vienen mal dadas?
Lo de la ministra ya no tiene nombre, bueno, si lo tiene, Mato, nunca mejor dicho, a ver, una señora que dice que no se entera de todos los trapicheos del que era su marido, jaguar, viajes, dinero a espuertas, fiestas de cumpleaños, etc., todo proveniente de la corrupción política de su partido, no parece la más capacitada para dirigir nada. Por dos motivos, o es idiota, o miente.
O las dos cosas, me temo.
En fin, que ojalá se salven todos y que algún día podamos saber la verdad.

Besos.

María dijo...

Toro:

Yo de la ministra me temo que también las dos cosas, aunque no lo digo por este caso en concreto sino por toda su gestión. Me parece una personal totalmente apática, entre otras cosas y, por supuesto, otra ministra de cuota.

Besos

Maribeluca dijo...

Hemos perdido el oremus y la verdad no se puede decir, ya no existe la responsabilidad individual y aunque el maquinista del tren conduzca a 180 Kms hablando por el móvil y él mismo lo reconociera, algún culpable más ha de haber...nos hemos convertido en un país infantiloide y ramplón por si fuera poco con nuestro cainismo de siempre.

Luego nos extrañaremos de todo lo que nos pasa.

María, considero mi deber advertirte de que ese sujeto faltón es un viejo conocido mío y un troll de la peor especie y lo preferible es no darle cancha.

Un abrazo.

Azzul. dijo...

Dudo de que dimita alguien, besos.
Pero bueno, ya se verá.

Un abrazo y feliz finde María.

alp dijo...

María estoy en muchas cosas contigo... Y del primero qye te ha escrito... Prefiero mi hablar... Un beso desde Murcia...

patricia dijo...

Joder.esta maribeluca cada día es mas payasa

María dijo...

¿Crees que a Maribel le afectan tus estupideces?.

Por cierto, no te molestes en volver a comentar insultando porque no te publicaré el comentario.

ion-laos dijo...

Nunca sabremos la verdad de los hechos ni por la propia interesada, que ya se encargarán de que no diga ni pío.

Besos María.

Rafa Hernández dijo...

María ya sabes de mis ideales políticos. Yo no sé quién habrá tenido la culpa en todo este berenjenal del Ébola, si la ministra o Perico el de los Palotes. Pero lo que está claro es que la gente ya está muy harta de estos gobernantes, pero ojo de estos y de los que se fueron. Para mí tanto el PP como el PSOE están de más. En este país ya va haciendo falta unos políticos y unas direcciones muy distintas a todo este atajo de ineptos que nos vienen gobernado tantos años. Siempre votaré a un partido de izquierdas, pero cada vez se va desengañando uno más de todo. Ahora en el escándalo de las tarjetas parece ser que hasta los sindicatos se han aprovechado, así que si es como dicen que se vayan también a "tomar por culo". Yo soy claro y "al pan pan y al vino". Gracias por tus visitas; cuídate y besos María.

METAL dijo...

María patata fría cerebro plano.