La noche mágica de San Juan




La noche de San Juan celebraremos
sin ayuda de hogueras ni conjuros,
tú y yo solos, despacio, sin apuros,
sin aquelarres, brujas o demonios,

el fuego lo pondremos nosotros,
será el que nos quema con mirarnos,
el que nos hace eternamente amarnos,
las chispas saltarán con nuestros besos,

el hechizo serán nuestras miradas
risueñas, cómplices, enamoradas,
dulces, tiernas y hasta hipnotizadas

el conjuro lo harán los sentimientos
y la luna, eterna vigilante,
le contará nuestra magia a los vientos.