Llegados a este punto...


Llegados a este punto me veo obligado a decirte que los Reyes Magos son los padres, esa es la frase lapidaria que me soltó mi hijo el otro día porque, haciendo zapping, saltó a la pantalla de televisión un canal de dibujos animados donde estaban poniendo algunos muy antiguos, de Piolín y de Correcaminos y el Coyote, que me provocaron varias carcajadas.

Yo le respondí una vez más que me da a mí que en mi casa tenemos los papeles cambiados, es decir, mis hijos actúan de padre y yo de hija, no sé de dónde han salido estos tan serios y tan responsables, bueno lo de dónde sí que lo sé pero lo que no sé es cómo, igual son genes de algún antepasado. Yo me siento muchas veces como si tuviera la edad que tenía en la foto, por cierto que ese día monté un numerito porque se me había quedado la bici pequeña pero yo, como siempre, me declaro amnésica e inocente.

Porque, sin ir más lejos, el mismo día me "riñeron" cuatro veces que yo recuerde:

1) La del tabaco, esa es la de siempre y yo sé que tienen razón y tengo que dejarlo, además que uno de ellos me cobra "impuesto revolucionario" por ir a comprarlo y el otro me mira como si estuviera comiendo bebés crudos (por citar algo horrible) en lugar de fumando.

2) Por comerme una manzana recubierta de caramelo para merendar ( esto fue domingo y el sábado me había comido otra) me dijo mi hijo con toda su ironía y una sonrisita inocente: "Qué buena es la fruta, hay que ver qué saaaaaaana, hay que comer muchas manzanas".

3) Por tomarme una pastilla de propina aparte de las que me tomo normalmente me llamaron "pastillómana" y me volvieron a decir que me automedico.

4) Nos llamaron infantiles (en este lote metieron a mi marido también) por carcajearnos con los dibujos animados que he dicho antes.

Antes nos decían si habíamos pensado en salir un poco menos y, ahora, visto retrospectivamente, como apenas salgo desde que estoy malita me digo que igual tenían hasta razón porque no sé ni de dónde sacaba el tiempo y la energía pero el caso es que me apuntaba a un bombardeo si hacía falta. Lo hacen cariñosamente, eso sí, pero no veas la guasa que tienen los niños y la ironía que se gastan porque el otro día mandé a uno de ellos a la carnicería y cuando le preguntaron: "¿cómo está tu madre?, él respondió: "mayor" y la chica le dijo: "qué va, si tu madre tiene que tener poco más de cuarenta" y el muy puñetero cuando vino me lo contó y me dijo como punto y final: "ya sé por qué se cortó esta chica hace poco y le dieron varios puntos, es que no ve bien". Pensé matarlo pero no lo hice por varios motivos, uno de ellos porque se reía y el otro porque yo si asesinara a alguien lo haría a cuchilladas y luego tendría que limpiar la sangre y tampoco es plan de ponerlo todo perdido.

Dos cuerpos para un sillón



Hay películas que tienen tanto impacto mediático que hasta dejan algo para la historia y, en el caso de Emmanuelle, no sólo fue el hecho de que fuera una de las primeras películas eróticas más famosas sino que nos dejó para la posteridad el famoso sillón que, desde entonces, se llama "sillón Emmanuelle".
Pero no quiero escribir de eso sino de la diferencia entre estas dos mujeres sentadas en un sillón prácticamente igual. Una es la protagonista de Emmanuelle, la otra es una modelo de tallas grandes, es una chica que ha hecho mil regímenes de adelgazamiento y que siempre volvía a su peso y que, con gran sensatez a mi juicio, ha dejado de preocuparse por lo que parece ser lo inevitable y ha reconvertido su carrera profesional y ahora es modelo de tallas grandes.

Son dos tipos completamente diferentes, una es el standard de belleza que mucha gente querría y la otra es la que se ha aceptado a sí misma tal cual es y presume de ello, son dos cuerpos diferentes para el mismo sillón pero, para mí, la chica rellenita significa algo más y es el triunfo de la sensatez en un mundillo como el suyo donde más de una chica ha perdido la vida por culpa de la anorexia.

No es la primera vez que he escrito de ello, de hecho he escrito en broma y muy en serio y hoy, como tengo uno de esos días en los que me apetece reírme, repito a continuación una de mis locuras que titulé "la operación biquini":



"El diccionario define el biquini o bikini como traje de baño de dos piezas, así, tan inocente, pero no, el biquini, aparte de mover otras cosas que voy a obviar, mueve montañas de dinero con el tema de lo que se ha dado en llamar "operación biquini".

La operación biquini es eso que casi todas las mujeres empezamos después de Semana Santa, bien llamada semana de pasión porque es cuando, la gran mayoría, hemos comido apasionadamente torrijas, leche frita, cerveza y vino con sus tapitas y un largo etc., la semana en la que se ha terminado el régimen de después de Reyes, el de perder los michelines de los turrones y el mazapán.

Hoy me apetece frivolizar con el tema de los kilos de más y, aprovechando la cosa de la crisis, voy a dar unos cuantos consejos para la operación biquini en plan de andar por casa, baratitos, básicamente para chinchar a las farmacéuticas y los gimnasios que hacen el agosto en estas fechas, esto va a ser como el coaching nutricional pero en barato:

1) Régimen de la jaula:

Este consiste en comprarse una jaula de canario, meter dentro la comida que más te guste y a hincharte a placer, sin restricciones, a pajera abierta. El único detallito en contra es que sólo puedes comerte lo que puedas sacar a través de los barrotes, no vale abrir la puerta y meter la mano. Entretener entretiene, porque estás tú ahí hasta con los palillos chinos intentando pillar algo y, al final, el chocolate se derrite, la nata se pone agria y tú te vas voluntariamente a comerte una lechuga sin aliñar y un huevo duro pero te vas contenta, con la satisfacción de decir "no he comido porque no he querido, ¿será por chocolate?, una pastilla entera a mi disposición".

EL AMOR... ROZA MI CORAZÓN



El amor roza mi corazón,
suave, tierno, sin decepción.
El amor... ¡ay ese amor sublime,
que dejaste en mí el dulce deleite!.

El amor roza mi corazón,
penetrable, suave, sin dilación.
El amor... ¡ay ese amor tan raro,
que llevo en mí, y no lo veo claro!.

El amor roza mi corazón,
perceptible, intenso, sin rencor.
El amor... ¡ay ese amor tan caro,
que dejaste en mí lleno de pasión!.

El amor roza mi corazón,
sensible, pacífico, con perdón.
El amor...¡ay ese amor tan pleno,
que día y noche penetra sin razón!.

Autora: Rosa Mª

PASÉ EL TIEMPO...


Perdiendo la esperanza pasé el tiempo,
sin saber que no retrocedía ningún lamento;
perdiendo el tiempo en creer en el silencio,
sin saber que la palabra es mía en el momento.

Perdiendo la ilusión pasé el tiempo,
sin saber que a mi vera se halla un encuentro;
perdiendo el tiempo sin fe, sin remedio,
sin saber que la alegría la elijo yo o la dejo.

Perdiendo la vida pasé el tiempo,
sin saber que nada se hace sin ningún objeto;
perdiendo el tiempo en ignorar lo que es cierto,
sin saber que la gente ama y mi corazón siente miedo.

Perdiendo la ignorancia pasé el tiempo,
sin saber que algo he de elegir en un momento;
perdiendo la capacidad de elegir, en mi silencio,
sin saber a quién acudir o en qué mundo me encuentro.

Pero, ahora, en este instante, nada pierdo;
pues mi pensamiento está en acción, aun en desconcierto;
pero, ahora, en este instante, elijo vivir este momento,
pues despierta estoy y mi corazón late sin ningún lamento.

Autora: Rosa Mª

Ayyyyy, se me ha perdido una teta


A mi tía se le detectó hace casi 40 años un quiste en el pecho, se lo quitaron, se le reproducía y así sucesivamente hasta que, a la séptima ocasión casi 5 años después, tuvieron que extirparle el pecho y darle mucha quimioterapia.

La cirugía de entonces era muy drástica, se aplicaba mucho aquello de cortar por lo sano y con la quimioterapia lo mismo, no estaba ni mucho menos lo avanzado que ahora mismo. Ella las pasó muy "putas", se sintió morir en varias ocasiones pero era y es una mujer maravillosa, con unas ganas de vivir impresionantes y decidió luchar, luchar porque era muy joven, porque tenía dos hijos pequeños y un marido a los que adoraba y, sobre todo, porque ella se quería.

Quererse uno mismo es muy importante, para luchar contra enfermedades y para todo en esta vida. Yo soy de la opinión de que si te quieres incluso estás más guapa. Y, repito, mi tía se quería y mucho y eso y sus ganas de vivir hicieron un milagro que hasta los médicos veían complicado. Se quedó calva con la quimioterapia pero ella, adelantándose a la jugada, se compró una peluca preciosa que todavía conserva y, aunque no la usa, la lleva de vez en cuando a lavar y arreglar porque es un recuerdo de su triunfo, de su victoria contra el cáncer.

A ella, como he dicho, le extirparon el pecho entero y, por aquel entonces, no se hacía la cirugía reconstructiva que se hace ahora y que otras mujeres de mi familia que también han padecido lo mismo y han triunfado sí se han hecho. Ha utilizado siempre prótesis que se ponían debajo del sujetador o del bañador y, precisamente del bañador, es de lo que quiero contar una anécdota.

Un día en la playa, siendo mis hijos pequeños, mi tía jugaba con ellos a bucear, dar volteretas dentro del agua, etc. y, en una de esas piruetas, se le salió la prótesis mamaria del bañador y, ni corta ni perezosa, se puso a gritar: "ayyyyyyyyy, se me ha perdido una teta"; un señor que estaba cerca se acercó y le preguntó: "¿Sra. qué dice Ud. que ha perdido?" y ella, con la mayor naturalidad del mundo, le enseñó el hueco vacío del bañador y le dijo: "Señor, he perdido mi pecho", el señor le dijo: "Yo se lo encontraré" y vaya si lo hizo, éramos varios buscando la prótesis y ya desesperábamos de encontrarla cuando vemos llegar al señor en cuestión con ella en la mano y, tremendamente serio, le dijo: "Señora: aquí tiene Ud. su teta". Ella, impetuosa y graciosa como es, la enjuagó en el agua, se la colocó discretamente y, ya con sus dos pechos, le plantó dos besos al señor para darle las gracias.

En definitiva, lo que intento decir con esto, es que nuestra actitud ante la vida y las enfermedades hace mucho. Sé que es un tópico de narices eso de decir "como te empeñes te mueres", pero es que en muchos casos es así, porque como te pongas la cabeza bajo el ala y no le plantes cara al cáncer o a lo que sea que te haya tocado sufrir tú terminas muriéndote, aunque sea de asco. Y no importa si en el camino pierdes un pecho, una pierna o tu movilidad, ni si tienes unos dolores que te hacen reventar porque lo que de verdad importa es vivir y un trozo de carne más o menos como en realidad es un pecho no te hace ni mejor o peor persona ni más ni menos atractiva; ni el perder movilidad tampoco, ni el usar sillas de ruedas, porque puedes ser una "reina" teniendo que usarla o pudiéndote mover poco y puedes ser un "estropajo" no faltándote ningún trozo de carne ni ninguna facultad. Todo está en nosotros, en lo que nos queramos y en los "huevos" que le echemos a la vida.

Arena fina


Arena fina, agua cristalina
el sol ardiente, la brisa suave,
sólo el sonido de la mar y un ave
que, lejana, apenas se adivina

perturba la quietud maravillosa
que, en su dulce seno, nos acuna
y, convertida en tálamo una duna
te acaricio despacio, golosa,

sabiendo que nos queda media vida
para llenar de besos y caricias
pero pronto, amor, me vuelvo ávida

mi cuerpo y el tuyo tan unidos
no son capaces de mesura alguna
se nos desatan todos los sentidos.

La noche de San Juan


La noche de San Juan celebraremos
sin ayuda de hogueras ni conjuros,
tú y yo juntos, despacio, sin apuros,
sin aquelarres, brujas o demonios,

el fuego lo pondremos nosotros
será el que nos quema con mirarnos
el que nos hace eternamente amarnos
las chispas saltarán con nuestros besos

el hechizo serán nuestras miradas
risueñas, cómplices, enamoradas,
dulces, tiernas y hasta hipnotizadas

el conjuro lo harán los sentimientos
y la luna, eterna vigilante,
le contará nuestra magia a los vientos

El diluvio ¿cuento o realidad? 2ª parte


En el articulo anterior, dejamos claro cuáles eran las dimensiones del arca y, según su volumetría, sería el equivalente a 10 trenes de carga para transportar ganado de unos 48 vagones cada tren.

Evidentemente estoy escribiendo desde la idea y la convicción como creyente, lo que no significa que sea un ignorante y que me deje llevar solo por la fe, a lo largo de mi vida he puesto en multitud de ocasiones la Biblia a prueba. Como dice el discípulo Santiago le fe sin obras está muerta, son muchas las pruebas u obras que confirman su veracidad.

Surgió la duda en el articulo anterior de cómo pudo Noé meter tantos animales en el arca.

El relato de Génesis menciona que junto con Noé, su esposa y sus tres hijos con sus respectivas esposas, tenían que acomodarse en el arca criaturas vivientes “de toda clase de carne, dos de cada una.... Macho y hembra serán. De las criaturas voladoras según sus géneros y de los animales domésticos según sus géneros, de todos los animales movientes del suelo según sus géneros, dos de cada uno entrarán a donde ti allí para conservarlos vivos”. De las bestias y las aves limpias se tomarían siete de cada clase. También habría que almacenar una gran cantidad y variedad de comida para alimentar a todas estas criaturas durante más de un año. (Génesis 6:18-21; 7:2, 3.).

Como vemos el relato menciona “según su género” eso indicaba que existían límites bien definidos establecidos por el Creador, dentro de los cuales las criaturas eran capaces de reproducirse “según sus géneros”.

Algunos expertos han calculado que los centenares de miles de especies de animales que existen hoy se podrían reducir a unas pocas familias genéricas o “géneros”, como la equina y la bovina, por mencionar tan solo dos de ellas.

Los límites que Dios puso, dentro de los cuales los animales se reproducían según su “género”, eran totalmente infranqueables. Teniendo esto presente, algunos investigadores han afirmado que con que hubiese en el arca tan solo 43 “géneros” de mamíferos, 74 “géneros” de aves y 10 “géneros” de reptiles, se podrían haber producido la variedad de especies conocidas en la actualidad.

Otros estiman que tan solo se precisaban 72 “géneros” de cuadrúpedos y menos de 200“géneros” de aves. La enorme variedad del género humano prueba que la gran diversidad de animales existente en la actualidad desciende de un número reducido de “géneros”. En efecto, de la familia de Noé han descendido las diferentes razas, con sus numerosas variaciones en tamaño, color del cabello, de los ojos y de la piel.

Algunos científicos han revelado que de unas 3.000 “especies” de mamíferos terrestres clasificados, solo hay unos 300 de estos mamíferos mayores que los caballos.

Mamíferos marinos como la ballena no tendrían ningún problema para sobrevivir fuera del arca.
Para terminar diríamos, por poner un ejemplo, dentro de la especie o “ genero” de felinos a los que incluimos gatos, tigres , panteras, leopardos y así por el estilo, no tendrían necesariamente que haber estado todos presente, como tampoco nos imaginamos dentro del arca toda la clase de perros que hoy en día conocemos, solo se requería una especie representativa.

Siendo objetivos uno no puede rechazar el relato del diluvio, por dos razones fundamentales:

1º La evidencia y la prueba arqueológica.

2º Rechazar el diluvio, seria rechazar los mismos fundamentos del Cristianismo. El propio Jesús hablo de “los días de Noé”( Mateo 24:37-39) el Apóstol Pablo aceptó como realidad el relato del diluvio porque escribió que: “Noé construyo un arca para la salvación de su casa” (Hebreos 11:7) El Apóstol pedro dijo: “Que Dios guardo en seguridad a Noé predicador de Justicia, con otras 7 personas cuando trajo el diluvio sobre un mundo de gente impía” (2 Pedro 2:5).

¿Es inteligente rechazar el relato de la Biblia sobre el diluvio sólo porque pensamos que es un mito?, ¿Es ser honrado con uno mismo?.

Ella no pide la luna


La usucapión es la adquisición de la propiedad de un bien por el que no hemos pagado nada por el simple hecho de acreditar la propiedad continuada del mismo durante más de 31 años de forma pacífica e ininterrumpida. Es un término que se usa o se usaba para, por ejemplo, legalizar propiedades que se poseen en la familia desde hace muchos años pero de las que no se poseía escritura de propiedad.

Y, precisamente por el método de usucapión, una señora de Vigo (Galicia-España) se adjudicó el año pasado ante notario la propiedad del Sol, sí, habéis leído bien, del astro rey. Según decía la prensa en su momento, al notario le dio la risa cuando la señora se presentó en su despacho para hacer un acta de manifestaciones en la que declaraba que: "habiendo hecho uso de la propiedad del sol de forma pacífica e ininterrumpida durante más de 31 años, se autodeclaraba su propietaria por el método de usucapión". Esta señora no se conformaba con la luna que es lo que, eufimísticamente, pedimos o se nos promete a las mujeres, no, ella quería más y se quedó con el sol.

Lo de la señora no quedó meramente en un acta notarial porque pretende llegar más lejos y afirmó, sin pudor alguno, que, una vez dueña del sol, se plantea cobrar un canon por la energía solar y que se ha reunido ya con el Ministerio de Industria para negociar sobre ello y adelanta que los ingresos no serían sólo para ella, pues donaría el 20% para las pensiones mínimas, un 10% para investigación y sanidad, un 50% a los Presupuestos Generales del Estado, otro 10% para erradicar el hambre y se quedaría solamente con el 10% restante que, honradamente, no sé cuantificar en euros.

No sé como llevará las negociaciones porque la noticia y sus intenciones me parecieron de un frikismo total y no la seguí pero ahora, con el verano en puertas y a raíz de un escrito que le he leído a Galatea sobre sus quemaduras de ayer por la exposición al sol, me pregunto si habrá pensado esta mujer en la posibilidad de que alguien le reclame por los daños que le pueda producir su propiedad; es decir, que todo el que se queme le pida una indemnización, que planta que se seque, planta que tenga que reponer, menalomas, cáncer, cegueras y...uff, la lista sería tan larga que, imagino, la señora no tendría ni tiempo ni abogados suficientes para atender todas las demandas por los daños provocados por su "sol".

TE QUIERO, AMOR

Amor, búscame hasta encontrarme,
rompe todas las cadenas y muros,
pero no dejes de buscarme,
porque sin tí todo es muy duro.

Amor, tú tienes las raíces del coraje,
la fisonomía de otro día con ilusión,
la valentía y la acción como contaje,
y la esperanza y la gentileza en acción.

Amor, no me dejes a solas en este mundo,
porque tú tienes el poder de la decisión,
el sonido de las maravillas con gran don,
y porque necesito valor y mucha ilusión.

Amor, tú que estuviste en mis brazos,
tú, que besaste con delicadeza mis labios,
tomaste con fluidez y sencillez mi cuerpo,
no te olvides que mi vacío espera un aviso.

Amor, tú que dejaste mi virginidad,
que encendiste la luz de la prosperidad,
tú, que dejaste una huella en mi vida,
por favor, amor, toma mi corazón de verdad.

Autora: Rosa Mª.

Mujer tenía que ser


Si yo fuera hombre y machista, ahora diría eso de "mujer tenía que ser", cosa que confieso haber dicho, muy a mi pesar, alguna vez que ha llegado alguna mujer al volante y ha hecho alguna tontería de las típicas que nos achacan a todas y es que, pendenciera sin límites como soy al volante, me sale la fiera esa que vive dentro de mí y que me hace pelearme con cualquiera y entiéndase por cualquiera, mujer, hombre, policía, guardia civil, camionero o gitano (alguno me dejaré, seguro), que se me cruce en mi camino yendo yo con un coche y teniendo razón.

Pero volviendo al "mujer tenía que ser", hoy se lo aplico a los mosquitos, a los hembra concretamente que son los que pican para hacer eso que se llama ciclo gonotrófico porque los machos llevan una vida de lo más bucólica y se pasan la vida de flor en flor, literalmente. Y es que llevo una picadura en la barbilla y otra en la mejilla, así que si no es para enfadarme que venga Dios y lo vea, porque si hay una mosquita en toda la provincia me pica a mí, fijo; dicen que eligen a sus "víctimas" en función de su olor y sabor, bueno pues yo debo estar "buenísima" (bajo el punto de vista de un mosquito), porque es que no me libro, da igual el insecticida, las mosquiteras, las ventanas cerradas o lo que sea.

Tengo la teoría de que a mí los mosquitos se me cuelan por la puerta de la calle, que están ahí esperando subrepticiamente a que entre o salga alguien y se dicen: "ahora es la mía, voy a por esta", porque mira que tomo precauciones pero no hay forma, sea en casa o por la calle van a por mí y, por lo general, me pican en el cuello, la cara o en un muslo, no sé si es que esas zonas tienen un atractivo especial pero es que siempre es así. Recuerdo hace muchos años un día que fui al aeropuerto de Alicante a buscar a mi marido y, por no sé qué historia de unos humedales que hay por allí, no habían fumigado y había unos mosquitos más grandes que los aviones, en mi vida he visto bichos más grandes y, por lo visto, ellas tampoco habían visto ninguna tan "buena" como yo porque se me tiraron al cuello nada más bajarme del coche y parecía que me había cruzado con el Conde Drácula y que estaba un mes en ayunas.

Me pone tan nerviosa que me piquen que hasta he pensado eliminar cualquier planta y humedad de mi entorno, a ver si no vienen pero, haciendo los planes, he visto un fallo y es que aún podría pegarle fuego a todas mis plantas y salir indemne si no le quemo la casa de paso a ningún vecino pero cuando queme el parque de al lado ¿qué?, porque ahí lo más normal es que me pillen y me encierren y, con la suerte que tengo, lo mismo en la cárcel hay mosquitos así que, de momento, sólo de momento, me dejo lo de incendiar las plantas y me conformo con lo de "mujer tenía que ser" aplicado a las mosquitas.

Premios


(lujanfraix.blogspot.com)




(efectopigmalion-galatea.blogspot.com)




(mjralonso.blogspot.com)




(amigosdesabores.blogspot.com y hablaspalabras.blogspot.com, este por partida doble)


En los últimos días, nos han dado los anteriores premios, unos a título personal y otros al blog.

Agradezco, tanto en nombre de mis compañeros como en el mío propio, cada uno de ellos y, como suelo hacer últimamente, me salto a la torera las bases y los dejo a la disposición de todo aquel que quiera llevárselos a su blog, todos los merecéis.

Eva


Esta noche, mi amor, seré tu Eva
vas a creer encontrarte en el Edén
actuaré como si fueras mi rehén
te tentaré de forma compulsiva

hoy probarás del árbol de la vida
pero en nuestro caso no será tabú
me meteré en tus sentidos cual grisú
luego haré que tu cuerpo estalle en llama

y yo la apagaré gustosamente
mas seré sibilina cual serpiente
y volveré a ponerte incandescente

recorreré tu cuerpo con mis besos
vibrarás de placer con mis caricias
y crearé para ti mil paraísos

El Ratón


Hoy, leyendo en otro blog, he visto una historia de un ratón y he recordado esta que puse el año pasado y he decidido volver a ponerla:

El verano pasado entró un ratón en el chalet de unos amigos, a los que llamaré aquí Pepe y Pili, él es miembro de las fuerzas de seguridad del Estado y ella es una andaluza graciosísima. Cuando vio el ratón, Pili estaba colocando la compra y llevaba en las manos dos sprays insecticidas. Nada más verlo, hizo lo normal: se subió a una silla y llamó a su marido gritando: "Pepeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee", mientras tanto el ratón se escondió detrás del mueble más grande del salón y, acto seguido, la conversación se desarrolló como sigue:

- Pepe: ¿Qué te pasa Pili? ¿por qué gritas así?.

- Pili: Ayyyyyyyy Pepe, qué susto por Dios, hay un ratón ahí.

- Pepe: ¿Estás segura Pili?.

- Pili: Vamos a ver Pepe ¿tú crees que iba yo a estar subida en la silla si no hubiera un ratón?

- Pepe: Vale, Pili, voy a por una escoba.

Pepe regresa con la escoba, mueve con gran esfuerzo el mueble detrás del cual estaba el ratón y, cuando este asomó la nariz, se lió a escobazos con él; pero el ratón se le escapaba y Pepe rompió la escoba y tuvo que ir a por otra.

A todo esto Pili echando insecticida con las dos manos en dirección al ratón. Cuando Pepe volvió con la otra escoba, se inicia el siguiente diálogo:

- Pepe: ¿Pili se puede saber qué haces echando insecticida que no se puede respirar aquí?.

- Pili: Muy fácil Pepe, quiero matar al ratón.

- Pepe: Pili, te recuerdo que un ratón no es una mosca, no se le puede matar con insecticida.

- Pili: Pepe, me da lo mismo, si no se muere seguro que se le ponen los ojos malos y no te ve cuando le arrees con la escoba.

Pepe, resignado, se pone de nuevo a perseguir al ratón tratando de darle con la escoba pero no lo conseguía y Pili, ya desesperada, le dice:

- Pili: Pepe, saca la pistola y pégale dos tiros al ratón.

- Pepe: Pili ¿tú sabes lo que estás diciendo? ¿cómo le voy a pegar dos tiros al ratón?.

- Pili: Pues muy fácil Pepe ¿no haces tú tantas prácticas de tiro y estás siempre presumiendo de puntería?, tú coges la pistola, lo acorralas y le pegas dos tiros.

- Pepe: Pili que te digo que no le voy a disparar al ratón bajo ningún concepto.

- Pili: Pepe, a ver si va a resultar que todo un (le dijo su graduación) no va a tener cohones a matar un ratón a tiros.

- Pepe: Piliiiiiiiiiiiii, no me los toques ¿eh? no me lo toqueeeeeeeeees.

- Pili: Lo que yo te diga Pepe, que no eres capaz de pegarle dos tiros a un ratón.

Ahí es donde Pepe reaccionó y, de un escobazo, mató al ratón. La pistola no la sacó pero luego confesó que, por un momento, le dieron ganas pero, prudente como es, no dijo para qué.

Manasés, el que hace olvidar



Esta es una de esas cosas que no sé cómo comenzar, así que me voy a dejar llevar y empezaré diciendo que la escribo con el único objeto de señalar que yo no soy Manasés, mi querido compañero de blog con el que, incluso, he llegado a escribir a dúo, "locura" que repetiremos cualquier día de estos.

Y digo esto porque, con mucha frecuencia, muchos de los que tenéis a bien comentarnos lo confundís conmigo (muy inmerecidamente por mi parte) y le comentáis como si fuera yo.

Sé que a él no le importa, reiteradamente me lo ha hecho saber, y que en cierto modo es lógico porque como yo soy la más "cotorra" de todos los que escribimos en este blog se tiende a pensar que todo lo que se publica es mío, pero a mí me sabe mal, sobre todo cuando alguien lo señala, así que lo quería hacer constar para que quedara más claro.

Y, ya que estoy hablando de Manasés, os diré que he averiguado que su nombre significa "el que hace olvidar", lo que no he descubierto es el qué hace olvidar pero, eso sí, espero su comentario informativo.

Y... Manasés, no me riñas por aclarar esto ¿vale?, sé que a tí no te importa que te confundan conmigo pero yo me veía en la necesidad de aclararlo y que sepas que suerte has tenido porque no lo titulara algo así como "Manasés tiene colita".

El Diluvio: ¿Cuento o realidad? Parte 1


¿Quién no ha oído hablar del Diluvio?. Probablemente todos conocemos el relato desde niños. Muchos piensan que el relato del diluvio es uno de tantos pasajes bíblicos con carácter de fábula o cuento: a lo sumo una lección moralizante fruto del ingenio humano.

Ahora bien, ¿será la narración bíblica del Diluvio una mera alegoría, que nunca se escribió para que se tomara en sentido literal?

Examinemos en primer lugar lo que Moisés dice en el libro de Génesis. Allí se hace mención específica del año, el mes y el día en que dieron comienzo las precipitaciones, así como de cuándo se detuvo el arca y cuándo se secó el terreno. (Génesis 7:11; 8:4, 13, 14.)

Dado que Génesis no siempre aporta las fechas de los sucesos, las que da del Diluvio destacan que Moisés ( el escritor del Génesis) lo consideraba un hecho histórico.

Encontramos otro ejemplo en la propia arca. La Biblia describe una embarcación de unos 133 metros de eslora (largo), con una relación de 10 a 1 entre la longitud y la altura, y de 6 a 1 entre la longitud y la anchura. (Génesis 6:15.)

Noé, sin embargo, no era un constructor naval. Y recordemos que los sucesos tuvieron lugar hace más de cuatro mil años. Aun así, el arca tenía las proporciones idóneas para su cometido: servir de contenedor flotante.

En efecto, los ingenieros navales contemporáneos han descubierto que las proporciones similares a las del arca favorecen la integridad estructural y la estabilidad de las embarcaciones cuando están en alta mar. Aunque la Biblia no detalla cuánto tiempo dedicó Noé a construir el arca, la narración permite un periodo de unos cincuenta o sesenta años. (Génesis 5:32; 7:6.)

Todo un contraste con la famosa epopeya babilónica de Gilgamés, en la que se describe un enorme y burdo cubo de unos 60 metros de arista que se construyó en solo siete días. A diferencia de esta leyenda babilónica, el relato diluviano de la Biblia persuade al lector a confiar en que expone fielmente los hechos.

Los propios escritores de la Biblia presentan en innumerables ocasiones a Noé como un personaje real ¿Tendría sentido que los escritores bíblicos presentaran a una figura mítica como ejemplo a imitar? Se mencionó a Noé y a los demás hombres y mujeres de fe porque eran seres humanos con debilidades y sentimientos como los nuestros. (Hebreos 12:1.)

El propio Jesús hizo referencia al diluvio, según consta en Lucas 17:26, 27: “Así como ocurrió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían, los hombres se casaban, las mujeres se daban en matrimonio, hasta aquel día en que Noé entró en el arca, y llegó el diluvio y los destruyó a todos”.

Si el Diluvio no fuera más que una fábula, habría que deducir que Jesús insinuaba que su futura presencia era pura fantasía o que sencillamente estaba contando una mentira, pero ninguna de estas conclusiones concuerda con el resto de las Escrituras.

Así pues, Jesucristo, fundándose en la observación directa, aceptaba el relato bíblico del Diluvio universal como historia auténtica. Sin duda, para el cristiano verdadero esta es la prueba más determinante de que el Diluvio de la época de Noé no es de carácter mítico, sino histórico.

Pero ¿qué pasa con los animales? ¿Como pudieron entrar todos?.

Lo contaremos en una segunda parte.

Déjame libre en primavera


Déjame en paz, dame una tregua, para,
eres ya un "amante" indeseable
atada a ti me siento, eres mi cable
nave que no navega, sino vara

dame libre unos días en primavera
sólo para volar algunas veces
controlas ya mi vida, entorpeces
aléjate, márchate de mi vera

libérame, quiero ser mariposa
aletear libremente, ver campo,
y posarme en un pétalo de rosa

apártate, sólo un tiempo, déjame
tengo miles de planes incumplidos
y, en otoño, si quieres, atrápame


P.D. Para no dar lugar a malentendidos, diré que el "amante" es una enfermedad.

¿Y con eso aún hay ganas?


Yo no sé si es que estoy mayor y, por ende, quisquillosa pero a mí hay cosas de nuestros políticos que me indignan a la par que me asombran. Una de las que más me ha llamado la atención estos últimos días ha sido la publicación en el Boletín Oficial de La Junta de Andalucía, el pasado día 2 de junio, el anuncio de licitación del PD. 1664/2011 (lo he leído en el Boletín Oficial y lo pongo por si alguien quisiera comprobarlo) por el que se saca a concurso la adquisición de preservativos masculinos y otros artículos relacionados por un importe de 180.000 € I.V.A. incluido.

Esto, traducido a unidades y tomando como referencia la adquisición del mismo material para el año 2010, supone aproximadamente:

- 2.500.00 de preservativos standard.
- 500.000 sobres de lubricante.
- 75.000 unidades de preservativos extrafuertes de sabores con lubricante incorporado.
- 7.000 diques dentales para practicar sexo oral.

La guasa del asunto es que todo esto va dedicado a alumnos de ESO (12 a 16 años) y Bachillerato (17 a 18 años), destinatarios también de dos guías de sexo en las que se les anima a tener relaciones sexuales.

Me pregunto un montón de cosas al conocer esto, como por ejemplo si no les da vergüenza, con la que está cayendo a nivel económico y con la cifra de paro escalofriante que tiene Andalucía, dedicar esta cantidad a eso en lugar de, por ejemplo, aplicar esta partida presupuestaria a que ciertos enfermos crónicos, que gastan un dineral mensualmente en su aportación del 40% en medicinas, y que no dispongan de posibles para ello pudieran disponer de sus medicinas gratuitamente en lugar de tener que ir a Cáritas (por ejemplo) a que les ayuden.

Otra cosa que me pregunto es el por qué de los sobres de lubricante porque, que yo sepa, salvo enfermedad o menopausia y similares ninguna mujer tiene sequedad vaginal salvo que no tenga ganas y si una niña, porque sólo son eso, no nos olvidemos, no tiene ganas de practicar sexo digo yo que tampoco habrá que incitarla así como el que le dice: "niña come fruta que es muy buena".

Y lo de los diques dentales (la foto que ilustra este escrito) es que es la leche, me supera porque no puede ser más asqueroso ni más antilíbido, vamos es que me imagino siendo hombre y metiendo la cosita ahí y como que no, y me imagino en plan mujer y eso tiene que dar la impresión de estar chupando un toldo o un flotador, yo veo más práctico eso de: "nena caca, puaggggggg, no chupes más que caramelitos conocidos".

Y concluiré diciendo que no hace falta enseñar a los niños a joder a edades demasiado tempranas porque naturaleza se encarga de enseñarles a hacer el amor, no es justo quitarles esas ilusiones, esas situaciones y sentimientos mágicos enarbolando la bandera de una libertad mal entendida, es lógico y recomendable advertirles sobre enfermedades de transmisión sexual y cómo puede ser prevenidas pero es hasta aberrante que se hagan talleres de masturbación (por ejemplo) y, además, se paguen con dinero público.

¿Importa saber de donde venimos?


Los científicos que creen que la vida es fruto del azar: han descubierto en un meteorito aminoácidos que también aparecen en las células vivas; luego han resumido en el laboratorio moléculas más complejas mediante experimentos ideados y controlados con exactitud, y con el tiempo esperan fabricar todas las partes necesarias para construir una célula “simple”.

Pues bien, si un día los científicos construyeran una célula, sería algo impresionante; pero ¿probarían que la célula apareció por azar?. En todo caso, probarían lo contrario, ¿no estamos de acuerdo?

Hasta la fecha, toda la prueba científica indica que la vida viene de la vida. Creer que una célula viva “simple” surgió por casualidad a partir de compuestos inanimados es un verdadero acto de fe.

Ante la evidencia de los hechos, ¿estamos dispuestos a hacer ejercicios de fe?

Ya que estamos hablando de hechos hagamos ese ejercicio y luego plantéemosle a los hechos una pregunta.

Hecho: todas las investigaciones que se han hecho hasta ahora han probado que la vida no surge de materia inerte.

La pregunta sería: ¿sobre qué base científica se apoya el axioma de que la primera célula apareció a partir de componentes inanimados?.

Hecho: los científicos han recreado en el laboratorio las supuestas condiciones ambientales de la tierra originaria y han fabricado algunas moléculas presentes en los organismos vivos, la verdad es que esto es un gran logro científico.

Pero de nuevo la pregunta sería: Si en el experimento los compuestos químicos representan las condiciones terrestres primitivas y las moléculas creadas representan las piezas básicas de la vida ¿a quien o a qué representa el científico que lo realiza?. ¿Al azar, o a un ente inteligente?

Como conclusión podríamos decir: ¿qué exige más fe?, ¿Creer en que la vida se formó en la tierra por azar o más bien pensar en las palabras que dijo el apóstol Pablo a los hebreos en su carta donde dice: (Hebreos 3:4) Por supuesto, toda casa es construida por alguien, pero el que ha construido todas las cosas es Dios.

¡Si! Porque donde hay diseño hay un diseñador.

Gracias Xay



Mi querida Xay me ha dado este premio, me da hasta vergüenza ponerlo, lo confieso, porque no soy, ni de lejos, la más auténtica pero ella, que es un cielo, me ve así. Así que muchísimas gracias, Xay, tú sí que eres un encanto de niña.

Por cierto, qué pena que tengas novio oye teniendo yo dos hijos solteros, jaja (ahora cuando lo lean mis hijos me la cargo, hala ya tienen material para reñirme).

Síndrome del nido vacío


El síndrome del nido vacío es algo que los psicólogos califican como la soledad que suelen sentir los progenitores, sobre todo las madres, cuando los hijos se hacen mayores y se independizan para vivir su propia vida.

Por lo visto hay muchas mujeres a las que, cuando les pasa esto, les achacan toda clase de trastornos, entre ellos depresiones, porque se sienten como menos útiles, con demasiado tiempo libre, etc. y yo me digo: "¡qué hermosuraaaaaaa ¿de qué se quejarán?!"

Tengo muy claro que no tengo ni tendré síndrome de estos, es más tengo, según mis hijos, el síndrome del nido lleno, me lo dicen y se lo dicen el uno al otro al mismo tiempo que cosas como: "ten cuidado, nene, que tu madre te va a poner la maleta en la puerta" y similares. Eso sí, con mucha guasa y riéndose y, si se tercia, discutiendo en broma como los niños que ya no son pero a mí me dan ganas de darles el pescozón que no les di de pequeños.

Y es que yo el nido no es que lo tenga lleno, es que lo tengo abarrotado porque en casa vivimos mi madre, mis dos hijos, mi marido, el canario y yo, así que tiempo de sentirme sola ninguno sino todo lo contrario, lo que tengo es tal necesidad de estar sola que, de vez en cuando, los amenazo con irme a un convento.

Pero en mí lo del convento no es para meterme a monja que yo no sirvo para eso, es para no oír más que las campanas y estar unos días haciendo exactamente lo que me apetezca, levantándome y acostándome cuando quiera sin tener a nadie pegado a mis faldas, comer cuando tenga hambre y no oír ni un ruido, ni teléfonos, ni visitas ni nadie que llame a la puerta.

Luego, reflexionando, pienso que la vida monacal no es para mí, que ahí también hay reglas y más gente y que mejor me lo cambio por unos días de vacaciones sola, así que en cuanto me espabile un poco que ando algo chunga me largo y como se le ocurra a alguno ni siquiera llamarme por teléfono para ver como estoy (esto lo pongo porque me leen en casa) cuando vuelva les pongo la maleta en la puerta de verdad.

La inconsecuencia de la necesidad


Llevo días opinando de vez en cuando sobre el asunto de "Los Indignados", y de todos quienes me leen es sabido lo que opino al respecto de esa forma de protestar, así que no voy a insistir en el tema y no escribiré de ello, insistiré tan sólo en que su protesta, como cualquier otra, me parece legítima pero lo que no me lo parece en absoluto es la forma en la que lo están haciendo.

Pero sí que voy a hacerlo, tomándoles como ejemplo, de lo poco consecuentes que somos los humanos, todos sin excepción, con las ideas que defendemos cuando la necesidad aprieta, yo la primera. Como sabemos, entre los "indignados" se han creado diferentes comisiones, una de ellas de "Medio Ambiente", comisión de la que la semana pasada salió un manifiesto que reproduzco a continuación:

*RESPIRAMOS AIRE, BEBEMOS AGUA, COMEMOS ALIMENTOS.

* * * Vivimos porque somos seres vivos. No es la especificidad humana la que nos ha dado la vida. Nos ha dado otras cosas, pero no la vida. La vida nos la ha dado la naturaleza. Somos seres vivos, somos animales, somos humanos. Pero, por encima y por debajo de todo, somos naturaleza. Sin embargo, lo hemos olvidado. Hemos querido separarnos de ella, erigirnos como entidades superiores a cualquier equilibrio universal. Hemos creado nuestras cúpulas de aislamiento, llamadas ciudades, y las hemos abastecido de energía, de alimentos y de materias primas, a través de canales que generan miseria, polución y, sobretodo, inconsciencia de las consecuencias de nuestro tren de vida. Hemos antropizado el resto del medio para que satisfaga tan sólo nuestras necesidades, sin corresponderle en el intercambio, sin ofrecerle nuestra parte al equilibrio natural. Hemos esquilmado los bosques y las selvas, hemos secado y contaminado los ríos, hemos destruido los fondos marinos, hemos esclavizado a los animales a nuestro servicio y, en definitiva, hemos impreso nuestra huella egoísta y desconsiderada en cada esquina del planeta. Crecemos. Sin pausa. Queremos ser infinitos en un mundo finito, y eso no es posible. No podemos esperar más. La solución no pasa por hacer más limpio el modelo de vida actual. La solución pasa por integrarnos. Creemos en la autorregulación de la naturaleza. Si seguimos rompiendo ese equilibrio, sólo caben dos opciones: nuestra desaparición, o la desaparición de la naturaleza, lo cual también significaría nuestra desaparición. Confiamos en la capacidad humana de retomar su función en este planeta. Aprender a vivir como seres vivos, dándonos cuenta de que nuestra supervivencia y bienestar sólo es posible como parte de los ecosistemas. La revolución será verde, o no habrá donde hacerla..

No voy a analizar la obviedad de ninguna frase, sobre todo con la que empieza porque me daría lugar a hacer un chiste fácil y me conozco y me lío y hoy no es el tema, hoy lo es el de ser o no consecuente con lo que promulgan y exigen y en absoluto lo son porque ¿cómo puedes estar clamando contra lo mala que es la polución y tienes las santas narices de meter un generador que funciona con gasolina en la acampada donde estás protestando?, a mí que me lo expliquen porque debo ser idiota del todo y no me entero. ¿O es que resulta que las placas solares no les dan suficiente energía y, a pesar de lo que promulgan y/o exigen, ellos sí que están facultados para contaminar, para hacer exactamente lo que critican?.

Porque digo yo que si tan preocupados están por el medio ambiente hay una cosa que se llama vela, otra que se llama cerilla y otra que se llama candil de aceite que sirven también para iluminarse y no contaminan, de hecho con eso te iluminas en total comunión con la naturaleza a la que tanto pretenden proteger, aunque, eso sí, los portátiles que se enchufan al candil de momento, que yo sepa, no los han inventado. Y, de paso, en lugar de beber agua de botella (plástico, puaggggggg, caca, petróleo) que compren más botijos (hay alguno que lo he visto yo) y en lugar de las latas de cerveza vino tinto en bota, que eso sí es ecológico. Y de la Coca Cola mejor no hablar ¿no?, por lo del imperialismo y demás gaitas.

Por cierto que su afirmación de esclavizar a los animales a nuestro servicio también es muy buena y esto, mira por dónde sí que lo he entendido, lo aprendí con la foto que publicó "El Mundo" la semana pasada de una señorita con una rata cogida de la cola a la que (parecía) que iba a bañar en una especie de piscina de plástico que tienen por allí. Y esto está muy bien, sí señor, ahora resulta que lo que hay que hacer en lugar de, por ejemplo, esclavizar a una vaca para que te de leche es tener una rata de mascota y vivir cochinamente con ella y respetar sus derechos, incluso el de transmitirte no sé cuantísimas enfermedades, con dos cojones vamos, lo de indignarse para eso.

Soñé que te decía sí quiero



Soñé, mi Amor, que te decía sí quiero
mirándome en tus ojos embobada
bajo la dulce mirada de la luna
adornando hermosa nuestro cielo

en un jardín fragante, perfumado
de rosas, de jazmín y de gardenia
mezclados en perfecta sintonía.
Soñé que el tiempo se quedó parado

que el viento incluso se detuvo
que dejaron de cantar los pájaros
que fueron todos el testigo mudo

del más dulce beso que jamás se dio
del que juntó tus labios y los míos
unidos para siempre y sin remedio.

Cuando amargan los pepinos


Con la que hay montada con el asunto de los pepinos había pensado escribir algo sobre eso pero, honradamente, hoy es uno de esos días que estoy harta de la crisis, de la corrupción, de los problemas y de todo lo que no sea reirse, así que he decidido que voy a volver a publicar algo que, en su momento, titulé "Cucumis Sativus" que es el nombre cientítico del pepino:

Lo de Cucumis sativus es en realidad el nombre del pepino pero, como llevo un par de días que me ha dado por lo clásico, el título lo he puesto en latín que queda como con más clase.

Empezaré diciendo que a mí no me gustan los pepinos (excepto los pepinillos en vinagre porque yo soy muy de sal, de picante, de vinagre y de sabores fuertes en general), incluso hago el gazpacho sin pepino pero, a raíz de unos comentarios en un escrito de ayer, me ha entrado la curiosidad de por qué amargan los pepinos y, puestos a investigar, pues resulta que he descubierto un montón de cosas y casi todas buenas al respecto de ellos.

Resulta que los pepinos amargan por los extremos porque contienen cucurbitacina (normal porque para eso es una cucurbitácea como las calabazas o los melones, por ejemplo), que se acumula ahí y por eso no se consumen los extremos. No me he preocupado de saber por qué amarga la cucurbitacina porque he descubierto tal cantidad de cosas de los pepinos que me he quedado anonadada.

Los pepinos son agua en un 96% y sirven para suavizar y rehidratar la piel, para calmar el dolor de las quemaduras solares, para las dermatitis, la congelación, el acné, como limpiadora, hidratante y nutritiva de la piel, para reducir las arrugas, relajar los ojos, para la conjuntivitis, los orzuelos, matar los gusanos intestinales y las tenias, reparan la mucosa intestinal, reducen los edemas, curan la cistitis, son buenos para la próstata, la diabetes, la artritis y los cálculos renales.

Es decir, que los pepinos son algo así como una panacea y yo sin saberlo y, lo que es peor, sin gustarme. Supongo que las multinacionales farmacéuticas, que no tienen un pelo de tontas, nos están metiendo pepino en muchas de las pastillas que nos tomamos y nosotros sin enterarnos y pensando que estamos tomando el último grito en descubrimientos para nuestros males.

Ahora, descubiertas las ingentes propiedades del pepino, entiendo que fueran tan apreciados en la antiguedad, tanto por indios, griegos, egipcios y romanos. Incluso he leído (aunque no lo he comprobado fehacientemente) que los israelitas se le quejaban a Moisés durante el Éxodo por no tener pepinos.

Yo voy a intentar consumir pepinos en lo sucesivo pero, eso sí, no me veo con las rodajas de pepino en la cara y los rulos puestos. Aunque igual la cosa tiene su puntito y es cuestión de comprobarlo.

Así que, teniendo en cuenta lo que circula por ahí de que incluso hay señoras que utilizan el pepino como, llamémosle "sustituto de amorcito", me estoy convenciendo de que en realidad a los pepinos no les falta más que hablar, ¡qué buenísimos que son!.

Soy puta ¿hoy es mi día?


"Me llamo Ana, tengo 35 años pero aparento 45 y dicen que hoy es mi día, el día internacional de las putas, me lo ha dicho un cliente, el primero de hoy, el de las 8 de la mañana, el que me ha pagado 5€ por una felación, los 5€ de comprar la leche, el pan, una bolsa de macarrones y un bote de tomate.

Eso es lo que, si no trabajo más, vamos a comer hoy mi hijo y yo y si trabajo también porque tendré que guardar algo para pagar el alquiler y la luz y el agua y... Y mejor no sigo porque nunca será bastante, porque cada día es peor que el anterior, porque hoy mi hijo seguirá siendo un hijo de puta en el colegio, hoy no va a tener la suerte de que en el recreo le llamen "hijo de trabajadora del sexo", no, a él le van a seguir llamando hijo de puta, que es lo que le llaman desde que nació porque yo, su madre, me dedico a eso, a ser puta.

No importan los motivos ¿qué más da cómo empecé?, ¿Qué más dan las historias que hay tras cada una de nosotras?, lo cierto y verdad es que mañana, cuando pase el que dicen que es mi día internacional, yo voy a seguir siendo puta y voy a seguir cobrando 5€ por una felación y 20€ por un polvo y eso con suerte porque, como mi hijo tenga hambre o necesite zapatos, si lo tengo que hacer por menos lo haré, de hecho cada día cobro menos porque cada día estoy de peor ver; cuando empecé era guapa, también era una inconsciente y me metía unas cuantas rayas de coca todos los días, todo era estupendo, mucha ropa, mucha fiesta, mucho dinero, mucho sexo y mucha droga pero luego las cosas cambiaron, empecé a ser menos guapa y a necesitar más coca, menos sexy y menos divertida y fui cayendo y cayendo.

Y fui bajando el precio y consumiendo la misma coca hasta que un día me di cuenta de que estaba embarazada y el saberlo me dio fuerza para dejármela, el problema fue cuando se acabaron las ayudas porque los niños comen y tienen necesidades, incluso los hijos de puta como el mío, los que un día, con suerte, tendrán una vida diferente a la de su madre, esa madre que no sabe hacer otra cosa para mantenerle porque desaprovechó su juventud, pero que le quiere como le querría cualquier otra madre a la que en vez de puta llaman señora, una de esas madres a las que no le faltan dos dientes porque ha podido ir al dentista a ponérselos o ni siquiera los ha perdido, de esas que van a recoger a su hijo al colegio en coche y hablan con las demás, de esas a las que nadie en voz alta llamaría puta aunque alguna sea una zorra".

Hoy es el "Día internacional de las trabajadoras del sexo", no siento la crudeza del relato anterior, lo he hecho de forma absolutamente premeditada porque Ana puede ser cualquiera, cualquier chica que desviara su camino y no haya tenido otra opción y a todas esas Anas las marginamos entre todos, empezando por los gobiernos que no admiten que legalizar la prostitución es el inicio de su solución.

Y soy perfectamente consciente de que puedo dar lugar al chiste fácil y que alguien diga o se diga eso de: "María ha confesado que es puta", pero me da lo mismo, primero porque, afortunadamente para mí, no he tenido que recurrir a eso para sobrevivir y segundo porque todas las Anas del mundo se merecen unas condiciones de trabajo dignas.

Serías mi sueño


Serías mi sueño de no ser realidad
tú, que dices haber tenido suerte
cuando el azar nos puso frente a frente
y lo dices con total sinceridad

serías el que me mira ensimismado
el que no se cansa de decir mi amor
el que sufre cuando yo siento dolor
el niño al que le gusta ser mimado

el hombre al que le gusta protegerme
el que cree que su niña es la mejor
el que confiesa que es fácil quererme

ese hombre que me besa con pasión
ese eres tú, al que no puedo soñar
porque tú eres realidad, no hay confusión