La maleta


Entre mis muchos defectos se encuentra mi incapacidad para viajar con poca ropa, zapatos y bolsos, yo me voy a algún sitio para 7 días y, aparte de lo puesto, me llevo un montón de ropa, no menos de 7 pares de zapatos y otros tantos bolsos más alguno por si salgo de noche y unas zapatillas por si acaso.

Esta afición mía no sale gratis porque, como viaje en avión, a la ida tengo alguna posibilidad de no pagar exceso de equipaje pero a la vuelta, con las compras que hago, no me lo quita nadie, lo tengo adjudicado y asumido.

Hace ya muchos años, cuando empezaron a ponerse de moda las maletas rígidas, fui un día de compras y, pasando casualmente por donde están las maletas, vi una de reojo y me enamoré de ella, en realidad me enamoré del tamaño porque era mi sueño hecho realidad: “me va a caber todoooooooo”, pensé, qué alegría Dios mío, me la llevo.

La ocasión para estrenarla se presentó rápidamente, nos íbamos los 4 últimos días de Semana Santa a la playa y yo diciéndome a mí misma: “esta vez le doy en las narices a mi marido llevando una sola maleta, se va a enterar este, le cierro la boca para siempre” (esto porque él siempre se queja de que para qué tanta maleta, tanta ropa, etc.).

El primer problema vino cuando me puse a prepararla e intenté meter ropa para los 4 para cuatro días pero, dispuesta a exhibir mi capacidad para viajar con una sola maleta y un neceser, renuncié a llevar cierta cantidad y conseguí colocarlo todo bien apretado, eso sí.

El segundo problema vino cuando empezó a protestar por lo que pesaba la maleta (esto lo hace siempre), diciéndome que si llevaba un muerto dentro y todo eso que dice siempre pero yo ni caso, le dije que la arrastrara que para eso llevaba ruedas y que bajara por el ascensor que para eso lo habían inventado.

El tercero ya fue difícil de salvar porque la maleta no cabía en el maletero del coche, él sudando tinta peleándose con la maleta y refunfuñando porque no había forma y yo aguantándome la risa para que no se mosqueara pero, al mismo tiempo, pinchándole y diciéndole: “la culpa es tuya, haberte comprado un coche con el maletero más grande (era un Audi 80 y el maletero no era muy grande), mira como yo si pude traerla porque fui a comprarla con el todoterreno”. Al final consiguió meterla, pero sacando previamente la rueda de repuesto que hubo que poner dentro del coche metida en una bolsa de plástico, atrás entre mis dos hijos, y yo con el neceser encima.

Y esta maleta en concreto ha visto mucho mundo, incluso se la presté una vez a mi primo para un viaje al Caribe para que llevara todo en un solo bulto y ese día también me eché unas risas a costa de ella, porque la tenía preparada en la entrada de casa para cuando viniera a buscarla y llegó mi marido con dos amigos y dice: “¿nos vamos a algún sitio y no me he enterado?” y yo, bocazas e impetuosa como soy, le gasté una broma y le dije: “no nos vamos, es que te vas tú de casa y te he metido unas cosas ahí para primeros auxilios, el resto ya te diré cuando puedes venir a buscarlo”, se quedó blanco el pobre (los amigos también) pero yo me reía de lo lindo al verles la cara.

La última prohibición

La señal que figura en la foto que ilustra este escrito vamos a dejar de verla porque la última “parida” que se le ha ocurrido a nuestros gobernantes es reducir la velocidad máxima permitida, la han bajado de 120 a 110 Km./h., con el inútil argumento de que se va a ahorrar muchísimo dinero en combustible.

Así, con un par, como si el combustible nos lo pagara Papá Estado, como si en España las petroleras fueran públicas y los españolitos de a pie tuviéramos una tarjeta de combustible como la de la Seguridad Social. Y es que, si tan preocupado está el Gobierno por nuestros bolsillos, les bastaría con fijar una cantidad fija de impuestos por litro sobre el combustible en lugar de hacerlo porcentual, con lo cual evitarían gran parte de la subida pero esto no conviene porque cuanto más sube más recaudan.

El magnífico ahorro que trata de vendernos el Gobierno, y que no es más que una forma encubierta de darnos otra vuelta de tuerca en nuestro cada vez más firme camino hasta el estalinismo, se traduce, según diferentes estudios, en un ahorro de entre 0,82 € y 5€ en un trayecto de unos 600 Km. y en emplear 1/2h. más en realizarlo.

Pero aquí no se hace nada por el gusto de hacerlo puesto que esta medida, como tantas otras, tiene motivos ocultos y uno es un afán recaudatorio escondido, el de las multas que tendremos que pagar por exceso de velocidad, y el segundo otra forma encubierta de entretenernos para que no hablemos de la situación del país que es lo que realmente importa.

Y es que, cuando ya empezamos a asumir que dentro de nada nos van a poder dar una patada en la puerta y entrar a nuestra casa a ver si estamos fumando mientras trabaja la asistenta, y hablamos menos de la absurda ley del tabaco, hacía falta otra imbecilidad igualmente impactante para tenernos distraídos.

Encima, para rematar la faena, nos quieren “vender la burra” de que cambiar todas las señales existentes que limitan la velocidad a 120 Km./h., nos va a costar nada más que 250.000 € porque, en lugar de cambiarlas les vamos a poner un total de 6.000 adhesivos con la nueva limitación de 110km./h.

Para mi "querido" anónimo


Estimado anónimo, te agradezco enormemente tu comentario de las 17,31h. de hoy, desde la ciudad de... y con la IP... en el que me calificas de "calientapollas". Al respecto te diré que el poema dónde lo has puesto no era mío pero, para agradecertelo, publico de nuevo uno de los míos:


Noche roja


Cenando bajo la luna roja
iluminados tenuemente por la luz de unas velas
nos acaricia la brisa del cercano mar
impregna de perfume y sal cuerpos y sentidos
se oye el romper de las olas en las rocas
se presagia tormenta, noche inquieta
te miro a través del rojo de mi copa
vino tinto, rojo como la sangre
nadie está a salvo de la luna roja
¿lo sabías?, te pregunto
"¿qué provoca la luna roja?", inquieres
pasión, te respondo
el rojo es pasión
rojo es mi vestido que no dejas de mirar
es el color de mis labios que sé que deseas besar
el de mis uñas por las que te dejarías hasta arañar
es el vino que nos embriaga los sentidos
son las cerezas que comeremos como postre
todo eso es rojo, mi amor, rojo y pasión
me miras, lanzando destellos con los ojos
pasión es esto, me dices mientras te acercas,
levantas mi cara y me besas
con fuerza, tu lengua buscando la mía
te respondo, como si se acabara el mundo,
como si me poseyera el influjo de la luna roja,
y empieza la locura, el baile de la pasión
labios pegados, manos que exploran,
que despojan de ropas y las arrojan lejos
hasta quedar tú y yo en la noche roja
unidos piel con piel
sin nada de control ni de cordura
con el único objetivo del amor
más tarde, extenuados,
un trueno retumba en la noche
seguido de una lluvia torrencial
corremos de la mano a refugiarnos
y, entonces, terminada nuestra noche roja,
empieza nuestra dulce noche,
esa de los te quiero abrazados,
la de las caricias dulces,
la de enredar los dedos en los cabellos
la de los susurros al oído.


P.D. No ofende quien quiere sino quien puede.

El penúltimo afrodisíaco


A lo largo de los siglos se han inventado, difundido y mantenido numerosas leyendas acerca de determinados productos o alimentos que, presuntamente, son afrodisíacos.

Hay afrodisíacos que son comunes a muchas culturas, como el marisco, el perfume, los espárragos, plátanos y cualquier otro vegetal con apariencia fálica, las fresas, el chocolate, el ginseng, las ostras y la canela entre otros muchos, pero luego tenemos lo que llamaríamos afrodisíacos locales (porque se consumen en zonas geográficas muy concretas) o los que se ponen esporádicamente de moda, como el polvo de cuerno de rinoceronte que, hace ya años, puso a este animal casi en peligro de extinción en algunas zonas porque se presuponía que, como el rinoceronte copula durante 45 minutos ininterrumpidamente, el hombre que tomara su cuerno en polvo podría hacer lo mismo.

En esto, como en todo, existen modas y supongo que nadie o casi nadie toma ya mandrágora o satiricón como hacían los romanos aunque yo, a pesar de que con la mandrágora te puedes envenenar si se te va la mano, de necesitar algún afrodisíaco la preferiría al último que se ha puesto de moda en algunos países asiáticos, el balut, que consiste en huevo de pato fertilizado que se incuba en cestos al sol con arena y que se consume antes de que empiecen a salirle las plumas pero estando el feto perfectamente formado, resumiendo, que es lo que podríamos llamar un aborto de pato.

El balut es la cosa más asquerosa, a la vista, que se me ocurre que pueda comer nadie, se comen caliente y, según dicen, sube la libido un montón. Yo seré rara, lo admito, pero como tuviera que “animarme” comiendo balut lo llevábamos claro porque sólo la foto es vomitiva así que me imagino el verlo cara a cara, porque a abrir la boca delante de eso no me atrevo ni imaginarlo, y me da algo.

En cualquier caso, mañana o pasado mañana, saldrá otro afrodisíaco nuevo y el balut pasará a ser el penúltimo de una larga lista de sucedáneos del amor, que es el único que realmente funciona.

No tengo que...


No tengo tiempo para volver al pasado,
pero tengo tiempo para aprovechar el hoy,
de mí depende que el corazón lúcido o gris esté,
pues sin acción, nada se puede resolver.

No tengo ganas de mirar hacia lo malo,
mas ahora intento mis errores resolver,
mas no quisiera perder mi tiempo,
en cosas que nada ya se pueden hacer.

No tengo ganas de hacer las cosas sin son,
mas el son de la alegría quizás no esté aquí,
pero lo importante es seguir unas pautas,
que hagan que la vida tenga sentido y lucidez.

No tengo ganas de caer en un pozo sin fondo,
mas poco a poco intento salir de él,
mas es la luz del amor y de la esperanza,
la que me hace empezar a empujar para ver.

No tengo ganas de sentir tristeza y miedo,
mas el miedo es el que no me deja nada hacer,
mas soy yo quien decide qué hacer con la vida,
mas las piezas de su puzzle las tengo yo que poner.

No tengo ganas de permanecer en un mundo negro,
mas grises comprendo que los pueda ver,
mas la vida no es de color de rosa como quisiera,
mas la vida es esfuerzo, voluntad, amor y gran querer.


Autora: Rosa Mª

El fémur

Una nochevieja, hace muchos años, preparé todo para la cena y me fui un rato a la tienda de mi prima a ayudarle a envolver los regalos que los clientes compran siempre a última hora.

Cuando volví unas horas después me dijo mi hijo el mayor: "pregúntale a tu hijo de dónde viene y lo que ha hecho". Miré al pequeño y, al verle la cara de inocente, me temía lo peor. Se había ido con los amigos a un jardín cerca de casa y como en esa época era muy aficionado a los petardos pensaba que el tema iba por ahí y ya me imaginaba un coche ardiendo o algo peor.

Pero no, era algo más surrealista y que tenía que ver con el jardín en cuestión. Se encontraron, según ellos, un fémur humano sanguinoliento debajo de un arbusto y unas huellas ensangrentadas de lo que parecían ser unas zapatillas de deporte y, sin consultar con ningún adulto, se fueron al cuartel de la Guardia Civil a denunciar el caso, así con 7 años de media que tenían los niños.

Yo me puse nerviosa pensando en qué lío se habrían metido porque él no soltaba prenda, sólo decía que "pusieron la denuncia", les tomaron los datos y les dejaron marchar así que llamé por teléfono al cuartel y le dije al guardia que me atendió: "mire Ud., yo no séeeeee si hago bien en llamarle, pero es que dice mi hijo..." y el guardia no me dejó terminar, automáticamente me preguntó: "¿Sra. su hijo es rubio y se llama x?" y yo le dije que sí y entonces me contó: "mire Sra., su hijo es el portavoz de un grupo de cinco que han venido a denunciar un crimen con todo lujo de detalles, pero hemos movilizado una patrulla al lugar de los hechos y ya hemos comprobado que no es tal, aunque fémur ensangrentado sí que había, sólo que en lugar de ser humano era de un cerdo, vamos que se trataba de un hueso de jamón fresco".

A mí me daba algo, me los imaginaba movilizándose una nochevieja sobre las 7 de la tarde, con la noche que les esperaba después y me subían los colores pensando en la bronca que me iba a caer por la imaginación de los niños, pero tuve suerte porque, mientras yo me deshacía en disculpas, el hombre me dijo: "no se preocupe Ud., Sra., si los niños han hecho lo correcto porque está muy bien que tengan conciencia cívica y más vale comprobar un error que dejar pasar un delito y, además su hijo, que ya le he dicho que era el portavoz del grupo, tiene mucha facilidad de palabra y nos ha hecho una exposición estupenda de los hechos, en realidad hay que felicitarle".

Me despedí como pude y me quedé pensando: "tiene guasa la cosa, si me descuido lo condecoran".

EL DIFÍCIL VIVIR LA VIDA


¡Es difícil vivir la vida!
sobre todo, si hay que tomar decisión;
es más fácil quedarse sin hacer nada,
pero el precio está en crecer y ser mejor.

¡Es difícil vivir la vida!
pues cada paso es una nueva opción,
mas si no se pisa firme y duro,
la vida acaba por ser un barco sin timón.


¡Es difícil vivir la vida!
mas obstáculos no faltarán en un rincón,
mas es tratar de salvar dichos obstáculos,
lo que hace que de verdad haya tesón.


¡Es difícil vivir la vida, sí!,
pero más difícil es inerte quedarse sin ser,
mas la vida pasa rápido y no vuelve a suceder,
pero con proyectos, amor y paciencia,
se puede crecer como persona y saber.

¡Es difícil vivir la vida, sí!
pero en ella hay muchísimo por aprender,
mas si en el pasado no se quiso de ella,
ahora, y nunca mejor que ahora,
es el momento de poder hallar su querer.

Autora: Rosa Mª

QUERIDA VIDA


Querida vida,
hoy estás de nuevo conmigo,
y quiero que sepas que te quiero;
no importa cómo amanezas,
si con sol o con tristeza.

Querida vida,
te he despreciado muchos años.
¡Cuánto derroche he usado,
cuánto miedo y cuánto anhelo!,
pero el fracaso ha sido mi hecho.

Querida vida,
nada hay más que quiera,
que aprovechar cada instante tuyo,
cada palabra, cada gesto, cada segundo;
nada hay más que quiera,
que no me dejes ni un minuto.

Querida vida,
¡cuán infinitamente buena eres!,
¡cuántos buenos momentos perdidos!;
pero no es momento de quejas,
sino de aprovechar estos segundos.

Querida vida,
déjame soñar y mis esfuerzos dar;
aunque fracase no importa,
importa, tal vez, el poderlo intentar.

Querida vida,
no sé ahora mis dotes cuáles son,
pero caminando por tu senda,
aprenderé a saber lo que es el amor.

Querida vida,
mucho te he despreciado yo;
en cambio, tú, aquí, a mi lado,
tratas de mostrarme tu tesón.

Querida vida,
no importa cómo amenezcas hoy,
pues te quiero tal cual eres,
con sombras y con luz en el corazón.

Autora: Rosa Mª

EL RIESGO


Hoy me levanto de nuevo,
convencida de un nuevo paso dar,
mas si no llegara a darlo,
quizás en otro momento será.

La queja sólo sirve para alargar,
aquello que deseo conseguir y lograr,
mas haciendo y probando se logra,
aunque errores y equivocaciones habrá.

El valor de dar un paso hacia adelante,
las ganas y el anhelo de poder cambiar,
el hecho de dar un paso en el camino,
es quizás valioso para no retroceder jamás.

La idea de un poderoso crecimiento,
en que la persona se haga fuerte y eficaz,
la idea del progreso y la mejora,
es lo que valen y no el más allá.

El presente es lo que cuenta y existe,
el pasado, el ayer, ya tuvo su lugar,
mas si se piensa en el mañana se pierde,
algo tan valioso como este mismo instante.

El planteamiento del esfuerzo es duro,
pero hay que esforzarse para lograr algo,
mas en el riesgo está el progreso,
pues parado, sin hacer nada, a ningún lado.

Hoy quiero dejar constancia de mi esfuerzo,
quiero arriesgarme a vivir y no a sufrir;
quiero que el sol entre por la ventanas,
y también admitir los días que están gris.


Ahora, quizás, corro un riesgo, sí;
el de que mis palabras no puedan servir,
mas quizás la duda de no hacerlo,
me haga, simplemente, el aprender a vivir.

Autora: Rosa Mª

Eufemisticamente hablando


Un eufemismo, que etimológicamente hablando significa hablar de forma afortunada, es lo que solemos utilizar para no llamar a las cosas por su nombre, para ser lo que llamamos políticamente correctos.

Normalmente y, bajo mi punto de vista, la utilización del eufemismo va asociada al miedo, sea a no quedar bien delante de nuestros interlocutores o sea por lo que significa la palabra en sí. Un ejemplo de lo de no quedar bien sería el decirle a alguien: "tú no estás gordo, es que eres de hueso ancho" o "interrupción voluntaria del embarazo por aborto", y de lo segundo sería decir: "fulanito tiene una enfermedad grave en lugar de decir que tiene un cáncer".

En definitiva, lo que yo, que reconozco que soy políticamente incorrecta y en lugar de interrupción voluntaria del embarazo diría asesinato de un indefenso, llamo "cogérsela con papel de fumar" y evitar llamar las cosas por su nombre.

Hoy he visto en televisión un ejemplo de claridad porque, dejándose de eufemismos, Esperanza Aguirre ha hecho unas declaraciones para anunciar que tenía cáncer y que se retiraba de la vida profesional durante el tiempo necesario para tratarse.

Precisamente hoy, por motivos personales, me ha impactado muy especialmente su entereza y su valentía para ponerle el nombre correcto a la enfermedad. Sobra decir que le deseo una pronta recuperación.

Reflexionando

Me noto desvalida al sentirme vulnerable.

No supe asumir los riesgos y la opción de llorar por una ilusión desvanecida ha conseguido romper la síntesis de mis pensamientos.

No voy a esgrimir pañuelos para secar mis lágrimas, ni aferrarme al doloroso desencanto por la pérdida de algo que nunca fue mio.

Voy a continuar soñando amaneceres y disfrutando las tardes de lluvia desde cada rincón de mi mundo deseado.

Reflexiono sobre mi misma y continúo soñando en tardes apacibles y arcoiris de colores...

¿Qué temperatura hace en el infierno?

Desde pequeño me enseñaron que había ciertas cosas que no se podían hacer y que, si las hacías, era pecado mortal y ardería eternamente en el infierno.

Era algo que no entendía, ¿cómo podía un Dios de amor, permitir que eso ocurriera?, ¿Qué padre sería capaz de poner la mano de su hijo en el fuego para que se quemara?.

Todavía recuerdo el infierno de Dante. Afortunadamente esa enseñanza del infierno es algo del pasado, ni siquiera la propia iglesia católica habla ya de ella. En el pasado le vino muy bien esta enseñanza, pues mantenía a la gente en temor y así tenia todo el poder sobre las mentes de las personas.

Pero ¿es Bíblica esta idea de un infierno de fuego? , veamos si lo es:

La palabra infierno viene del latín y significa lo mismo que la palabra Seol en Hebreo o hades en Griego. Algunas traducciones de la Biblia en el pasado vertieron de esta manera esta palabra: “Los malos serán trasladados al infierno, todas las gentes que se olvidan de Dios.” (Salmo 9:17, Reina-Valera, 1934.)

Aquí, en vez de usar la palabra “infierno”, traducciones más modernas como la Herder de 1976 y la Biblia de Jerusalén han preferido conservar la palabra “Seol” que aparece en el texto hebreo. Pero ¿cuál es el significado exacto de “infierno”, o “Seol”?

Veamos que dicen los contextos de algunos relatos Bíblicos. En Eclesiastés se muestra esta información acerca del Seol. Allí se registra lo siguiente: “Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el lugar adonde vas”. (Eclesiastés 9:10.)

Si los que están en el infierno o el Seol no pueden pensar, ni conocer ni obrar, entonces ciertamente tampoco pueden estar sufriendo.

Por lo tanto, no es de extrañar que hasta siervos fieles de Dios fueran al Seol. Jacob sabía que iría allí al morir, y Job esperaba que Dios lo escondiera allí para acabar con sus sufrimientos. (Génesis 42:38; Job 14:13.), ¿Habrían esperado o hasta pedido estos dos siervos fieles ir a un infierno de fuego ardiente junto con los malos?, ¡Ciertamente que no!.

Pero ¿cómo han de entenderse las palabras de Jesús de que los que no hacen la voluntad de Dios irán “al fuego que no se puede apagar”, o al "horno de fuego donde habrá llanto y el crujir de dientes"? (Marcos 9:43-48) .

Al mencionar ese lugar, Jesús no usó la palabra “Hades” (el equivalente griego de la palabra hebrea “Seol”). Más bien, usó la palabra “Gehena”. Esta palabra se refería a un vertedero que quedaba cerca de Jerusalén llamado el valle de Hinón, donde se mantenía ardiendo el fuego para destruir la basura. Este era un término apropiado que haría que los que escuchaban a Jesús pensaran no en sufrimiento eterno, sino en destrucción completa, en la aniquilación por fuego.

En el Apocalipsis dado al apóstol Juan se habla del “lago que arde con fuego y azufre”, donde son arrojados todos los que practican cosas malas. (Apocalipsis 21:8.) Si el infierno existe, este debería ser el lugar, pues los inicuos van a parar allí. Pero este mismo libro bíblico dice que la muerte heredada de Adán y el Hades serán arrojados en ese mismo lago de fuego. ¿Pueden estas dos cosas abstractas sufrir? No. Aquí el fuego representa su desaparición.

La doctrina de un infierno ardiente va en contra de la justicia Divina.

Así, la Biblia muestra que el infierno ardiente, como comúnmente se conoce, no existe. Este conocimiento nos permite establecer una relación con Dios basada en el amor y no en el terror.

Ya no recuerdo


Ya no recuerdo cuando estuve sola
ni cuando pude escuchar una canción
sin que tuviera alguna interrupción
me siento a veces como una entretela

entre dos capas cubierta y protegida
suaves telas de seda y terciopelo
que son también como un tupido velo
que cubre los barrotes de mi jaula

la de seda me tapa el interior
donde ni tiempo tengo de asomarme
la de terciopelo teje el exterior

quiero entrar o salir en ocasiones
mas siento que no hay tiempo para mí
y espero... entre barrotes dulces.

Los triángulos de la vergüenza




Un triángulo es un inocente polígono hecho por tres rectas que se unen entre sí de dos en dos y forman tres ángulos interiores. Sin embargo uno de ellos, concretamente el equilátero, fue durante años utilizado como un símbolo vergonzoso asociado a las más aberrantes vejaciones, crímenes y barbaridades que fuera capaz de idear un ser humano.

Me refiero en concreto a la idea nazi de marcar a los judíos y demás prisioneros de los campos de concentración mediante un sistema de triángulos invertidos, de diferentes colores, cosidos a la ropa de forma bien visible para identificarles de un vistazo, concretamente es el que figura en la foto que ilustra este escrito y que trataré de resumir seguidamente:

1) Triángulo rojo: Para los prisioneros políticos.
2) Triángulo verde: Para los prisioneros comunes.
3) Triángulo azul: Para los emigrantes.
4) Triángulo violeta: Para los Estudiantes de la Biblia (testigos de Jehová).
5) Triángulo rosa: Para hombres homosexuales.
6) Triángulo negro: Para lesbianas, enfermos mentales, drogadictos y alcohólicos.
7) Triángulo marrón: Para los gitanos.

Pero esto no era todo porque los judíos tenían, además, el dudoso privilegio de tener un triángulo exclusivo para ellos, el de color amarillo. Con lo cual, como normalmente no se les acusaba solamente de ser judíos sino que se les adjudicaba alguna que otra "maldad", ellos llevaban dos triángulos, el amarillo y el otro superpuesto, para indicar la subdivisión de su delito, dándose la paradoja de que con los dos triángulos se formaba la llamada "Estrella de David".

Cuando estoy escribiendo esto, al poner eso de "ellos llevaban dos", me viene a la mente aquel anuncio de los Petit Suisse que decía "a mi me daban dos" y salían unos chicos altos y fuertes como consecuencia del consumo de los Petit Suisse. Pero para los judíos el que les dieran dos no significaba más desarrollo y más salud sino todo lo contrario, significaba más torturas, más vejaciones y más muerte.

Supongo que los nazis, que dejaban pocas cosas al azar, eligieron el color amarillo porque tradicionalmente fue con el que se "marcó" a los judíos desde siglos ha, tanto por musulmanes como por cristianos, la Iglesia católica incluida. Sólo recordaré a este respecto que ya en el año 807 el Califa persa Harun al-Rashid ordenó que los judíos debían portar un cinturón amarillo, o que el Papa Paulo IV decretó en 1555, mediante su "Cum nimis absurdum", la obligatoriedad de que los judíos usaran sombreros amarillos.

Aunque todavía y casi me atrevería a decir que cada vez más, hay gente que niega el holocausto, no quiero terminar esto sin señalar que a los marcados se les robó, se les expolió, se les violó, se hicieron aberrantes experimentos médicos con ellos, entre los que se incluye la vivisección, y, cuando ya parecía que no servían para nada, se les gaseaba y se hacía jabón con lo poco que quedaba de grasa en sus cuerpos.

Es algo que jamás deberíamos olvidar porque la historia, para nuestra desgracia, tiende a repetirse y la intolerancia es mala consejera.

El niño de la pegatina roja


Hoy publica ABC la noticia de que un niño de 5 años, que asiste a un colegio de Sitges, ha cometido un gran delito, se ha permitido nada más y nada menos que hablar en castellano en el recreo.

Por tan tamaña atrocidad, el niño ha sido marcado en su expediente con una pegatina roja en forma de círculo y se ha enviado la queja por escrito a los padres. El pequeño, sin comprender qué había hecho, apareció en casa con el documento de las notas en cuestión y una pregunta: "¿Qué he hecho mal, mami?".

No dice la noticia lo que le respondió la madre pero yo, que reconozco que soy muy guerrillera, sé lo que hubiera hecho en su lugar. Para empezar hubiera pedido un traslado de expediente a otro colegio y sacado a mi hijo de ese nido de víboras, hubiera seguido por denunciar, tanto al colegio como al aprendiz de Orwell que vigilara durante el recreo las palabras de mi hijo, en todos los organismos procedentes y, para rematar la faena, le hubiera colocado la pegatina roja en la frente al "espía" de mi hijo y otra, de propina, al director del colegio que permite tamaña tropelía. Luego hubiera pagado la multa que correspondiera pero a mi hijo no me lo marca nadie por el hecho de ser español porque no me da la gana a mí.

La situación comienza a dar miedo, esto empieza a parecerse demasiado a la Alemania nazi, no le han marcado con una estrella de David pero, como no se le ponga coto a lo absurdo, todo se andará porque los pasos de la intolerancia y de la imbecilidad los estamos siguiendo al pie de la letra.

Lo primero que se me ocurre es si a los niños árabes que haya en ese mismo colegio se les vigila también y se les marca con pegatina roja por utilizar su lengua ¿o no hay "pelotas" para hacerlo no sea que se nos enfade alguien o no sea políticamente correcto?, me temo que no las hay.

Para terminar, recordar a Quevedo, porque su soneto lo dice todo:

"Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes ya desmoronados
de la carrera de la edad cansados
por quien caduca ya su valentía.

Salíme al campo: ví que el sol bebía
los arroyos del hielo desatados,
y del monte quejosos los ganados
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa: vi que, amancillada,
de anciana habitación era despojos,
mi báculo más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,
y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte".

Bella


Tú eres mi bella digna de admirar
Es agradable tu habla gracia sin igual
Tu inseparable compañía no tiene rival

Es lo que dice tu amado sin más
Y como la bella de constante pensar
Confiesa a su amado cuan ferviente cabal

Que no es posible un amor sin igual
El amor sincero es un fuego eternal
Y al Seol no puede con firme pensar

Vale por...



Pasar juntos el resto de la vida






Temo...


Temo escribir, pero escribo, para manifestar que me mantengo viva, aunque viveza no tengo.
Temo mi inestabilidad, pero existo, para añorar esa estabilidad que tanto anhelo.
Temo mi soledad, pero sueño, pues me rodeo, aun en la distancia, de personas a las que quiero.
Temo mi ansiedad, por no ser dueña de mi misma, y por no ser lo que deseo.
Temo por mí misma, porque desconozco todavía quién soy y, a día de doy, temo mi acción.

Autora: Rosa Mª

San Valentín es...

San Valentín no es sólo el día catorce,
es cuando me miras a los ojos
y me reflejo en ellos como espejos,
es que estés conmigo en cualquier trance.

Es que me ames, cuides y protejas,
que a nada me de miedo enfrentarme
porque tú estás ahí para apoyarme,
es el día a día de tus caricias.

Es tu paciencia y tu sabiduría
es tus besos, tu pasión, tu dulzura
es lo que me demuestras día tras día.

Es tu ternura y tu calor sin fin
tu alegría y tus ganas de vivir
eso, Amor, eso es San Valentín.

El niñoduende

Abue,contame un cuento(Lucas 10 años)
Hace unos días estuve vacacionando con mis nietos,.en un piso 9,una noche donde el viento,que venia de la playa,golpeaba fuertemente sobre el ventanal.Lucas mi nieto mayor,me decía,que le cuente un cuento...Mis ojos dados vueltas de sueño,mis neuronas dadas vueltas del cansancio del dia..suspire y comencé esta pequeña historia.
Erase una vez un pequeño duende,distraido en el bosque mágico,se alejo de su pequeña ca sita cuando de pronto., comenzo a levantar un viento,tan pero tan fuerte que lo elevo sobre una hoja del árbol que daba sombra a su hogar...lo elevo tanto y tan rapido,que cruzo el atlántico..todo giraba de tal manera que el niño duende,termino estrellando su cuerpecillo en un ventanal de una bella playa.!!.El niño duende,golpeo unas cuantas veces ese vidrio,que le achataba su nariz,mientras el viento quería vencerlo para seguir arrollandolo por otros lugares de la tierra...
Los pequeños golpecillos,fueron cada vez mas seguidos.. Lucas,que no podía dormir escuchando tanto ruido e imaginado quien sabe cuantas cosas en su cabecita de niño fantasioso,se asomo despacito al ventanal.,Ante la sorpresa de que sus ojitos,su naricita y su boquita..se acercaron a otros ojitos,naricita y boquita,pero muchooo mas pequeñas.-No pudo asustarse.solo a compartir la sorpresa de ver que del otro lado..alguien minúsculo agitaba su manita,intentando con gestos desesperados, indicarle, le abriese la ventana...
Lucas inmediatamente,giro la pesada manija y el pequeño,niño duende fue a caer a sus pies...
Como pudo,se incorporo y tiritaba de frió,mojada su ropita,su gorrito,verde puntuagudo y caido que chorreaba agua..Lucas,lo tomo en sus manitas acercole a una lampara,puso un poco de queso en una cuchara pequeña y ofrecio al niño duende...Este,comenzo a secarse,dejo de tiritar y sin dudar tomo ese trozo de queso ,lo comió placidamente..
Agradeció animosamente a Lucas,su generosidad y le explico que el viento lo había traído de un país mágico,donde todos son buenas personas,,que ríen siempre y se ayudan mutuamente,que no existe la envidia,la mala fe.,ni la falta de valores.Que los colores son mas intensos,mas pura el agua y el sol brilla de una manera tan bonita que todo crece con amor..Lucas quedo extasiado por el relato y le pregunto,que necesitaba de el,(ya sintiendo que sus ojitos se cerraban de sueño)El pequeño niño duende,,con una voz afligida,comento despaciosamente,que estaba preocupado por sus padres,que estarian en ese momento, buscándolo,solo pedía que lo subiera a una hoja y le abriese nuevamente la ventana. ya que el viento había cambiado de dirección ylo regresaria, nuevamente a su hogar..
Lucas,con sus ojitos casi cerrándose,se despidió del niñoduende e hizo todo lo que este le había indicado...Una vez que estuvo por abrir el ventanal ,sintió un abrazo fuerte que le daba el niñoduende,ggenerandole, una sensacion de electricidad en todo su cuerpo, mientras una luz celeste envolvió todo su ser...Gracias,por cuidarme Lucas!!,gracias por ser tan bueno para conmigo,tendrás una vida llena de felicidad,rodeado de gente maravillosa,siempre estaré a tu lado cuando me necesites....volvió abrazarlo subiendo a su hojita,voló por los aires con una sonrisa picara..
Lucas,cerro con fuerza,ya que el viento lo empujaba hacia atrás y se recosto en su camita calentita..hasta que sin darse cuenta...se durmió placidamente
Lucas!!..Lucas!! le susurro, mientras lo arropo con su manta...noto que no me escucha,beso su frente,con ternura y le digo cuanto lo amo..no interesa que no me oiga,.Se que el, lo sabe y eso me da fuerza para amarlo con mas intensidad..

Al día siguiente,el sol brillaba intensamente,,la playa estaba ,limpia y el viento había calmado..Caminando de la mano con mis tres nietos,riendo y saltando..Lucas,se acerca , me dice muy bajito..Abue..dicen que los abuelos cuentan,cuentos tontos... no creo que sea así..vos anoche me contaste uno ,que hizo soñara cosas bonitas...
Gracias abu..te amo.--!!
A veces el amor se manifiesta de diferentes maneras..Me quedo con estas pequeñas grandes expresiones...

El poema que no sé hacer

Para Mayte:

Hoy me gustaría saber hacer poemas, en su defecto, he cogido prestada parte de una canción de Los Panchos:

Si tu me dices ven, lo dejo todo.
Si tu me dices ven, será todo para ti.
Mis momentos más ocultos, también te los daré.
Mis secretos, que son pocos, serán tuyos también.
Si tu me dices ven, todo cambiará.
Si tu me dices ven, habrá felicidad.

Happy Valentine's


Ayyyyy, de amor me siento henchido
por mi bella Gusanita
ahora que la tengo encinta
está de un guapo subido

vamos a tener gemelos
aumentará la familia
yo ya me veo de vigilia
dándoles los biberones

pero no me asusta nada
me he vuelto muy responsable
pues ser papi es adorable
ahora hasta hago la colada

para que mi princesita
repose y no se me canse
sólo quiero que me bese
Diossssssss, te quiero Gusanita.


P.D. El dibujo es de Mayte, mi madrina.

¿Es mi religión el camino a la salvación? (I)

Los que tenemos ya algunos años nos acordamos del terrible suceso que ocurrió en la Guayana Francesa. Más de 900 miembros de la secta religiosa conocida como el Templo del Pueblo se suicidaron, dicen que voluntariamente, mediante un refresco mezclado con cianuro.

Muchos fueron los que se preguntaron: ¿Qué clase de religión es esa que sacrifica la vida de sus propios miembros?”.

Pero, sin darnos cuenta, pasamos por alto otro hecho no menos aterrador y es que durante casi 6.000 años se ha derramado sangre inocente en el nombre de la religión. Analicemos algunas pruebas.

En el año 1914 estallo la primera guerra mundial y luego la segunda en 1939 Dos guerras mundiales y más de un centenar de conflictos menores han derramado verdaderos mares de sangre.

El patriotismos llego a ser una de las causas de tantos conflictos y primo hermano del patriotismo es el nacionalismo, que ha llegado a ser una forma de religión mas. Todo esto debido al deterioro religioso y a los valores tradicionales, ¡Si! la religión creo un vacío espiritual que el nacionalismo se ha encargado de llenar.

En la Alemania nazi, al comienzo de la segunda guerra mundial, más del 90% de sus ciudadanos se consideraban cristianos, aquellas personas deberían haber representado lo mejor de su religión, recordemos que en Alemania predomina el protestantismo luterano.

Es significativo que el católico Adolf Hitler encontró mucho apoyo entre los protestantes y tambien entre los católicos.

He encontrado unas palabras del historiador alemán Klaus Scholder el explica que, “por tradición, existía una estrecha vinculación del catolicismo alemán con Roma” y que esta vio en el nazismo un bastión contra el comunismo, el Vaticano no se retuvo de utilizar su influencia para fortalecer la mano de Hitler. “Cada vez más decisiones importantes pasaron a manos de la curia, dijo Scholder, y lo cierto es que la posición y el futuro del catolicismo en el Tercer Reich fue por fin decidido casi exclusivamente en Roma.”

El papel que la cristiandad desempeñó en ambas guerras mundiales resultó en una grave pérdida de prestigio.

Por supuesto, las guerras por motivos religiosos no son nada nuevo. Pero, mientras que en el pasado eran naciones de diferentes religiones las que luchaban entre sí, en el siglo XX y también en este siglo XXI son naciones de la misma religión las que, con cada vez con más frecuencia, se envuelven en brutales conflictos. Está claro que el dios del nacionalismo ha podido manipular a los dioses de la religión.

Si durante la segunda guerra mundial, mientras católicos y protestantes de Gran Bretaña y Estados Unidos estaban matando a católicos y protestantes de Italia y Alemania y estos a su vez lo mismo, los budistas de Japón estaban haciendo igual con sus hermanos del sudeste asiático.

Puesto que la religión llamada “cristiana” tiene las vestiduras manchadas de sangre, no puede señalar a nadie con el dedo farisaicamente. Al defender, apoyar y a veces incluso elegir a gobiernos humanos imperfectos, tanto los que no son cristianos como los que sí profesan serlo, deben compartir la responsabilidad por la sangre que estos gobiernos han derramado.

Me viene a la mente las palabras del Apóstol Santiago, allí en su carta (Santiago 1:27) dijo:” La forma de adoración que es limpia e incontaminada desde el punto de vista de nuestro Dios y Padre es esta: cuidar de los huérfanos y de las viudas en su tribulación, y mantenerse sin mancha del mundo”.Por eso surge la pregunta:

¿Se mantiene mi iglesia sin mancha del mundo, sin contaminarse con su bajo nivel de moralidad, su política, su rivalidad egoísta, como el escritor Santiago describe?.

Sobre esta pregunta debe de haber una segunda parte.

¡No estás sola!

Al ver su rostro apesadumbrado reflejado en el escaparate de una de tantas tiendas, una sensación de conocimiento ha estremecido mi cuerpo. En un instante, mi mente ha hecho un viaje fugaz a la memoria del tiempo.

Ha sido cuestión de segundos recordar una etapa de sufrimiento que, a día de hoy, no ha sido totalmente superada.

Hay personas en nuestra vida que desestabilizan nuestra existencia, de un modo tal que consiguen mover los cimientos más profundos de nuestro conocimiento, haciendo que el pánico sea una constante en nuestro día a día.

Sólo la fuerza de voluntad, el propio dominio de nosotros mismos, y nuestro yo más profundo, pueden hacer desaparecer de nuestra vida cualquier muestra de temor hacia otro ser humano.

Salgo de mi ensimismamiento y, lentamente, con suavidad, me acerco a ella y, con un tono calmado y una sonrisa cómplice, encuentro la valentía suficiente para poder decirle:

No estás sola en esta lucha.

No te avergüence compartir tu pesar con otra gente.

¡Pide ayuda!

Белый (Blanca), que vino de Rusia



Esta es la historia de Blanca, una bella muchachita a la que, en su San Petesburgo natal, llamaban Белоснежка (cosa que, si no me he equivocado, significa Blancanieves en ruso).

Blanca tenía 17 años, una cara preciosa, unos ojazos azules rodeados de largas pestañas, unos preciosos cabellos rubios largos hasta la cintura, casi 1,80 de estatura y un cuerpazo impresionante, vamos que era la envidia de todas sus amigas y, sobre todo, de Katrina, su madrastra, que era todo lo mala que podía ser una madrastra de cuento y un poco más.

Katrina, la madrastra, era muy guapa y, aparte de saberlo, necesitaba que se lo dijeran así que, ni corta ni perezosa, cada mañana en cuanto salía de su habitación ponía en fila a todos los empleados de la casa y les preguntaba: "¿quién es la más guapa de la casa, ehhhhhhh?, ¿quién es la más guapa de todo San Petesburgo?, y los empleados respondían invariablemente: "eres tú hermosa Katrina, tú eres la más guapa".

Esto le daba a Katrina un subidón y, con suerte, dejaba tranquila a Blanca y no la jorobaba mucho ese día pues, a escondidas de su padre, la maltrataba todo lo que quería y le obligaba a ir vestida con ropas sosas y de señora mayor para que nadie se diera cuenta de que, en realidad, era muy guapa.

Blanca, que era todo dulzura, se resignaba a los malos tratos de su madrastra y no le decía nada a su padre para que no sufriera, pero llegó el día en iba a cumplir los 18 años y su padre, para demostrarle a los vecinos el poderío económico que tenía, le encargó a Katrina que organizara una gran fiesta y que le comprara a Blanca un bonito vestido de fiesta.

Katrina, que se hacía la buena delante de su marido, no tuvo más remedio que hacerle caso y se puso con los preparativos de la fiesta. Ella pensaba hacerle caso al marido en lo de tirar la casa por la ventana pero no en lo de que el vestido de Blanca fuera bonito, aunque ahí le salió el tiro por la culata porque Iván, su marido y papá de Blanca, les dio la "sorpresa" de llevarlas a ambas a comprarse el vestido de la fiesta al Saks de San Petesburgo y ahí empezó la tragedia para la madrastra porque cuando las empleadas le echaron el ojo al papá de Blanca se dijeron: "aquí hay pasta, a este le va a pasar como al Richard Gere con Pretty Woman, se va a llevar de todo".



Continuará...

Hechizo de manzana


Supe de un hechizo con manzana,
se utilizan papeles verde o rojo,
una cinta también verde o bermejo,
un imán, miel y polvo de canela.

La manzana se parte en dos mitades
y un papel con el nombre del amado
se introduce al centro y bien doblado
con cobertura de canela y mieles.

A continuación con un imán tapar
y unir las dos mitades nuevamente,
anudar con la cinta firmemente,
y poner la manzana a congelar.

Mas yo me digo, Amor, ¡qué desperdicio!
¿tanta parafernalia para amarse?
si nuestra piel también puede cubrirse
de miel y de canela y ser hechizo

si como imanes son ya nuestros cuerpos
que, al verse, se juntan sin remedio
¿para qué conjurar algo baldío?
ven, mi Amor, dediquémonos a amarnos.

Desencanto

Alzo los ojos y, con la mirada perdida, observo
cómo el péndulo del reloj va marcando el tiempo.

Noto la frialdad de unos gélidos brazos rodear mi cuerpo mientras la negrura de una noche sin fin invade mi alma.

¿En qué momento se perdió la calidez de ese abrazo?

¿Dónde fue a parar la pasión de sus besos?

Nadie responde y yo…, guardo silencio.

La marmota se llama Candelaria

En Estados Unidos y Canadá se celebra el 2 de febrero el día de la marmota, el Groundhog Day, fiesta que consiste en sacar una marmota de su madriguera donde está hibernando y, si el día está nublado y el animalito no ve su sombra, deja de hibernar porque piensa que el invierno terminará pronto. Si, por lo contrario, la marmota ve su propia sombra y se vuelve a hibernar significa que el invierno se alargará.

Parece ser que la predicción de la marmota tiene un índice de fiabilidad de entre el 75% y el 90%, según marmota, e incluso hay algunas de ellas famosas y, por supuesto, con nombre propio.

Los entendidos dividen su origen en dos teorías, ambas importadas por los colonizadores de América, una de ellos la atribuyen a los irlandeses y otra a los alemanes quienes, tiempo ha, observaban el comportamiento de los tejones para predecir el tiempo.

Pero en España no somos menos, sólo que aquí tenemos nuestro equivalente a la marmota en plan religioso, cosa que, por otra parte, suele ser muy común porque hay muchas fiestas religiosas que son adaptaciones de antiguos ritos paganos.

Aquí tenemos a Nuestra Sra. de la Candelaria, cuya festividad se celebra también el mismo día 2 de febrero y nuestro refrán: "Si la Candelaria plora el invierno está fuera", es decir, que si llueve ese día el invierno está acabándose.

De todo lo cual podemos deducir que nuestra marmota se llama Candelaria. Bueno, en realidad no podemos deducirlo, pero a mí Candelaria me parece un nombre monísimo para ponérselo a una marmota.

¿Quien eres tú?


¿Quién eres tú para truncar mis planes?
¿Eres, quizás, la dueña de mi vida?
¿Quién eres tú ahí siempre agazapada?
Marcando siempre mis noches insomnes.

¿Quién eres tú para cortar mis alas?
¿Eres tú, acaso, quien me las donó?
¿Quien eres tú para quitarme todo?
¿Eres, tal vez, quien marcará las pautas

del resto de mi vida, mi futuro?
¿Serás mi compañera indeseada?
¿La que hará mi porvenir oscuro?

¿Serás, probablemente, mi destino?
¿Me seguirás rompiendo en cuerpo y alma?
¿O podré vencer tu actuar mezquino?

MAL DE AMORES


Me llamo Elvira y estoy muy preocupada. Me he enamorado de él, pero no sé si me quiere. No sé qué hacer y estoy desesperada. Lo veo todos los días pasar por mi calle y mi corazón se dispara.

Siento que estoy atravesando una crisis emocional, por momentos paso de la euforia a la depresión paralizante. A veces me he sentido la mujer más feliz del universo, y otras, la más triste, siento que no me quiere, se lo he insinuado muchas veces, incluso más de una vez se lo he dicho abiertamente, pero sé también que mi amor no es correspondido y me ocasiona ansiedad e insomnio.

Recuerdo un proverbio, creo recordar que es Proverbios 13:12 que dice, “que la expectación pospuesta enferma el corazón”. Y así es como me siento, enferma del corazón.

Pero es que no puedo dejar de pensar en él, sé que esto me esta haciendo mucho daño. He buscado mil maneras de atraer su atención y he inventado otras tantas excusas pobres para estar con él.

Me he dado cuenta de que se desvive por otra persona, que es amable con ella y eso ha despertado en mí unos terribles celos.

Siento que los celos me dominan y estoy apunto de perder la razón, me culpo por haberme enamorado de alguien que no me ama y eso me está mortificando.

Pero es que necesito que alguien me quiera y me cuide, nunca me he sentido amada ni siquiera cuando era niña, me siento vacía y me cuesta aceptar la realidad.

Sé que no he actuado bien, he tratado de arruinar su reputación, pensando que con eso volvería a mi, pero lo único que he conseguido es que se aleje más de mi.

Me he dado cuenta que no era amor lo que sentía por mí, sino bondad y amabilidad.

Cuando me enteré de que no estaba interesado en mí, me sentí humillada y quise vengarme, quise hacerle daño con aquello que era objeto de su deseo, sí, reconozco que fui muy cruel.


Pero es que !LO QUIERO!

Oro parece, plátano es











"Oro parece, plátano es", algo que decimos u oímos con mucha frecuencia y que, en teoría, es una adivinanza para niños.

Pero es algo más que eso, es una figura literaria de las llamadas por alteraciones gramaticales, un Calambur, que se produce al cambiar de significado las palabras cuando se unen de distinto modo las sílabas.

También es algo que podríamos aplicar a las personas, entidades, cosas, plantas y, en realidad a casi todo pero, volviendo a las personas, ¿cuántas nos han parecido oro y luego eran plátano?, o ¿cuántas dan de imagen de ser oro a unos cuantos o a una gran mayoría y unos pocos saben o sabemos que no es oro sino plátano y, además, podrido?.

Las fotos que hay sobre este escrito también podrían ser un ejemplo, una es perejil, la otra es cicuta, una puede aderezar la comida, la otra matarte ¿cuál es cuál?. Es bueno distinguirlas, no sea que tomemos veneno por error y haya alguien que se alegre.

Los separa un simple "to"


Hace tiempo Alejandro reflexionó aquí sobre anónimo y pseudónimo, hoy me apete hacerlo a mí sobre anónima y anonimato, palabra a la que separa una simple partícula, dos letras, un to. De hecho, la definición que nos da un diccionario de anonimato nos remite a anónimo, como detallo a continuación:

Definiciones de anónimo:

1. Dicho de una obra o de un escrito: Que no lleva el nombre de su autor.
2. Dicho de un autor: Cuyo nombre se desconoce.
3. Carta o papel sin firma en que, por lo común, se dice algo ofensivo o desagradable.

Definición de anonimato:

1. Carácter o condición de anónimo.

Visto así se podría considerar que anónimo y anonimato son lo mismo pero yo opino que no, que hay una diferencia abismal entre ambos, y trataré de demostrarlo.

Para empezar, a la definición de anónimo le añadiría otra acepción, le pondría algo así como: "dícese de la persona que se oculta para hacer el mal" y, partiendo de ahí, digamos que tendríamos a la definición equilibrada en un 50%, mitad referida a escritos y mitad referida a personas y de eso escribiré, sólo de personas dejándome a un lado lo referente a escritos.

La anónima suele ser una persona llena de inseguridades, rencores, con un gran complejo de inferioridad que se oculta a sí misma y tremendamente cobarde, es incapaz de dar la cara pero se esconde sistemáticamente para difamar y tratar de hacer daño, sea por escrito, mediante llamadas anónimas y todo cuanto esté a su alcance.

Por contra, y siempre a mi juicio, quien mantiene el anonimato suele ser todo lo contrario, se suele tratar de alguien que hace el bien y que permanece oculto, sea porque no quiere llevarse laudes, sea incluso por su propia seguridad.

En este grupo del anonimato podríamos incluir a muchos donantes, a las personas que ayudan a otras de una u otra forma sin figurar ni querer hacerlo, a quienes denuncian un crimen y necesitan ocultar su identidad para protegerse y un largo etc., tampoco me voy a poner a aburrir poniendo ejemplos.

Así que insisto en que, bajo mi punto de vista, un simple "to" marca la gran diferencia.